Última hora

Última hora

Pablo Pacheco, disidente cubano, respira libertad por primera vez desde la primavera de 2003

Leyendo ahora:

Pablo Pacheco, disidente cubano, respira libertad por primera vez desde la primavera de 2003

Tamaño de texto Aa Aa

Este periodista cubano, independiente, se encuentra en Madrid con a su mujer Gladis y su hijo Jimmy, tras ser liberado junto a otros compañeros disidentes en los últimos días.

Pacheco ha pasado por la prisión de Agüica y la de Canaletas, en Ciego de Ávila, sin abandonar nunca su blog, en el que ha trabajado gracias al apoyo
de activistas en libertad más o menos vigilada.

Euronews le entrevista en un hostal al sur de Madrid.

Enrique Barrueco, Euronews: ¿Cuáles son los motivos por los que usted ha estado preso por el régimen de Castro? ¿Cuál fue el argumento judicial para mantenerle encarceladol?.

Pablo Pacheco, disidente cubano: Yo diría que las pruebas que utilizó el Gobierno cubano en mi contra fueron una máquina de escribir del año mil novecientos cincuenta y tantos, una grabadora de periodista, lapiceros, lápices, denuncias, un fax, hojas en blanco, libros de periodismo mayormente, un radio de CHU. Todo eso lo tengo, todo eso lo tengo ahí. Está la prueba ahí.

Euronews: ¿Cuál es el trato que ha recibido en las cárceles del régimen cubano?.

Pacheco: Ha sido por fases. Los dos primeros años fueron terribles en la prisión de Agüica, a la que yo bauticé como “Sepulcro de hombres vivos”. Fue terrible, de verdad. Un día el jefe del orden interno, Emilio, me dijo: “Me sacaste por Radio Martí” y le dije: “Algo habrás hecho”. Entonces me dijo: “Eso bueno porque me da puntos con el comandante jefe”. Y tueve que decirle que el comandante jefe no era eterno. Todo lo que te digan de de Agüica hay que creerlo, de verdad.

Euronews: Algunos de sus compañeros no quieren salir de la cárcel mediante convenio o acuerdo. ¿Cómo ve usted esa posición?.

Pacheco: No conozco ninguno que no quiera salir de la cárcel por convenio. Pero conozco a algunos que no quieren viajar, abandonar la patria, lo cual lo veo como un hecho muy valiente, muy decoroso, pero es una decisión personal de ellos. Me hubiera gustado hacer lo mismo pero mi hijo está por encima de esto.

Euronews: ¿Tiene para usted alguna significación importante el hecho del cambio de la presidencia de Fidel Castro a Raúl Castro?.

Pacheco: Respeto el criterio de todos. Per sí creo que, de estar Fidel Castro en el poder, en estos momentos esta entrevista no se hubiera podido realizar. No me acuerdo desde que tengo uso de razón que el Gobierno, cuando Fidel estaba al mando, haya anunciado a través del periódico Granma, el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, la liberación de cerca de cincuenta presos políticos.

Euronews: ¿Cree usted que puede haber una negociación posible con la oposición?.

Pacheco: Creo que Raúl puede convertirse en el hombre que cambie las cosas en Cuba y que puede dar un paso que lo saque de la sombra de su hermano. Porque creo que Raúl ha vivido toda su vida bajo la sombra de Fidel Castro. Y él tiene en sus manos en estos momentos las riendas del país.
Incluso creo que la persona que ha puesto al mando de los cargos más importantes en el país son de su vieja guadia, diría yo. Y creo que él puede ofrecer lo que el pueblo cubano necesita.

Euronews: ¿Cree usted que es posible, señor Pacheco, que se forme en Cuba una plataforma unitaria de la oposición de todos los grupos cívicos y partidos políticos para negociar con el régimen?.

Pacheco: Yo creo que sería estupendo. Vamos a dejar claro algo: Cuba no es Fidel Castro. Cuba no es Raúl Castro. Cuba no es la disidencia. Cuba es un pueblo de once millones de cubanos y dos millones por el mundo y creo que mañana o pasado, no sé, porque el futuro es impredecible, tendremos que sentarnos todos a la mesa, los comunistas, los socialistas, los liberales, los demócratas y los republicanos. Y dialogar qué es lo que necesita Cuba, qué es lo mejor para Cuba, y por supuesto, para el pueblo Cubano.

Euronews: ¿Cuál es el mensaje que usted transmite al resto de los presos políticos cubanos que siguen en prisión?.

Pacheco: El mensaje que les envío es que mientras exista un sólo preso político y de conciencia en Cuba no tengo nada que celebrar. Haré todo lo posible y todo lo que esté a mi alcance para continuar desde aquí la liberación de todos ellos, que creo que es inminente. Pero también quiero dar un mensaje al mundo y a todos los cubanos, principalmente los que vivimos en el exilio. Hace siete años y cuatro meses dejé a mi niño de apenas cuatro años y a su madre solitos por la intolerancia de un sistema que ha dividio al pueblo cubano. Creo que ha llegado la hora de sembrar amor. Creo que el amor es lo único que nos puede salvar de la miseria humana. No odio a Fidel Castro ni a Raúl, no odio a los carceleros ni a los responsables del Estado que me enviaron a prisión por 20 años, de cuales estuve siete años y cuatro meses. Son cubanos como yo y, como dije antes, llegará el momento en que tendremos que sentarnos todos a la mesa a dialogar qué es lo mejor para Cuba y para los cubanos.

Euronews: Muchas gracias, señor Pacheco.

Pacheco: No, gracias a ustedes. Y creo que ustedes pueden jugar un papel importante para que en Cuba no ocurra otra primavera como la que ocurrió en 2003, donde fueron arrestados muchos hombres dignos y que hoy están aquí y otros todavía en prisión.

Escuche la entrevista completa con Pablo Pacheco