Última hora

Última hora

Heinrich August Winkler: "La crisis económica permitirá conocer la política interna europea"

Leyendo ahora:

Heinrich August Winkler: "La crisis económica permitirá conocer la política interna europea"

Tamaño de texto Aa Aa

Occidente es para él una idea. Una idea de libertad y democracia. Un proyecto transatlántico al que Alemania tardó mucho tiempo en unirse.  
Heinrich August Winkler es uno de los historiadores más influyentes de Alemania. En esta entrevista no da su opinión sobre los riesgos y oportunidades de las democracias europeas en un contexto de crisis económica. 
 
Sigrid Ulrich. Euronews: Comenzaré por algunos grandes titulares de actualidad:
 
“La gente piensa que se están burlando de ellos”
 
“El dinero domina el mundo “
 
“La crisis financiera pone a prueba la democracia”
 
“¿Hasta qué punto el capitalismo respeta la democracia?“ 
 
Hay muchas cosas que deberían solucionarse, como la situación bancaria y de la moneda comunitaria o la crisis griega. Muchas veces estos temas se discuten deprisa y sin tener en cuenta que vivimos en democracia. ¿En qué afecta la crisis a las democracias europeas?.
 
 
Heinrich August Winkler: La crisis financiera ha demostrado que es muy complicado crear una unión monetaria sin unión política. El camino se empezó a hacer en 1990, durante un gran cambio histórico como fue la caída del muro de Berlín en 1989. La solución de la “Cuestión Alemana” fue posible.
 
El presidente francés François Mitterrand, propuso que se debería producir antes de la unión monetaria, deseada por todos. Dijo que la unión política podía esperar y el Gobierno alemán de Helmut Kohl dio luz verde.
 
Ahora debemos recuperar el tiempo perdido. Si queremos mantener la estabilidad monetaria, la cooperación intergubernamental a largo plazo no es suficiente.
 
Europa necesita un nuevo impulso integrador, bajo un control democrático. Hoy día la crisis financiera nos da una idea de cómo son los europeos y de cómo es la política interior europea. Nos interesa saber cómo es el sistema de pensiones en otros países, a qué edad empiezan a jubilarse, si hay una disciplina monetaria o la importancia de la deuda pública. Si todas estas cuestiones se trataran  en los parlamentos nacionales y no sólo en el Parlamento Europeo, podría surgir una nueva ola de democratización.
 
Euronews: ¿La política controla situación económica y social en estos momentos o se deja llevar? 
 
Heinrich August Winkler: Hay una enorme presión sobre todos los gobiernos europeos y sobre la Comisión Europea. Muchas veces los países se han puesto muy nerviosos cuando abrían las bolsas de extremo oriente. También nos hemos dado cuenta de que la Unión Europea necesita un marco internacional para vigilar los mercados financieros. A pesar de que, por el momento, no hay un consenso europeo.  
 
Euronews: ¿Cómo van a influir los mercados financieros en el futuro de Europa? ¿Cuál es su opinión?
 
Heinrich August Winkler: Nos hemos acostumbrado durante mucho tiempo a estar bajo un gobierno de varios niveles en el que los estados colaboran como en una confederación, pero a diferencia de un estado federal, conservan su propia soberanía. No hemos pensado en la posibilidad de una federación, que puede ser muy útil. Vamos a necesitar más integración para completar la unión monetaria y llegar a una unión política y esto incluye una unión económica, financiera y social.
 
No creo que nos encontremos en una fase pos nacional. Alemania y el resto de los Estados miembros son estados nacionales pos clásicos. Y ejercen sus derechos soberanos o los transfieren a las instituciones supranacionales. Ésta es la esencia de una unión política.
 
Euronews: Europa, entonces, tiene algo de innovadora. No hay un estado federal, no hay una verdadera federación. Los mercados financieros son, sin embargo, conservadores. ¿Cuánto tiempo les llevará tomarse en serio a Europa? 
 
Heinrich August Winkler: Si algún día Europa hablara con una sola voz de los asuntos que verdaderamente importan, entonces la política mundial la tomaría en serio. Pero no antes.
 
Lo queramos o no Europa juega un papel importante en la política mundial. Sólo hace falta un poco de voluntad para crear las condiciones necesarias para desarrollar una ‘identidad europea’, una opinión pública europea.
 
Esta voluntad también pasa por avanzar en cuestiones de política exterior y un acuerdo intergubernamental basado en las decisiones de la mayoría.
 
De hecho, una Europa más rápida y eficaz ya existe. Es una realidad. Y seguirá así por mucho tiempo. Sin embargo, el desarrollo de una Europa más federal, y no he dicho una federación, parece probable. Me gustaría que un día llegáramos a ser algo parecido a una federación. Pero no debe ser impuesto desde arriba, sino desde abajo.
 
Euronews: Usted nació en 1938, ha vivido períodos de decadencia europea como la Segunda Guerra Mundial. También ha escrito grandes obras. Me viene a la cabeza el escritor Walter Kempowski que publicó también un libro muy extenso sobre la historia alemana. ¿Cuándo volverá a creer en Europa? 
 
Heinrich August Winkler: Para mí, la caída del Telón de Acero supuso un momento mágico la unificación europea. En este sentido el año 2004 la UE se amplió con nuevos Estados de Europa central que fue como una especie de unificación de occidente. Fue un gran reto. Hoy más que nunca debemos reflexionar sobre los temas que son comunes a la Unión.
 
Y eso incluye también las malas experiencias de Europa surgidas de sus propias contradicciones. Se trata de aprender de lo que hicieron las potencias en la era del colonialismo y el imperialismo.
 

Euronews: ¿Era necesario, inevitable u obligatorio?
 
Heinrich August Winkler: Francamente, creo que debemos darnos cuenta de que no fue un error fortuito, sino un error de una especie de espíritu europeo misionero. Y sí, se puede aprender de la experiencia europea. Otros puede aprender. Pero sobre todo debemos aprender primero nosotros mismos.