Última hora

Última hora

Hogar ecológico hogar

Leyendo ahora:

Hogar ecológico hogar

Tamaño de texto Aa Aa

En las próximas décadas quizás tengamos más casas como las de Aarhus en Dinamarca, en el recién construido distrito de Lystrup.

Aquí, alrededor de 50 personas viven en una especie de apartamentos revolucionarios que consumen energía de una manera racional.

“Antes vivía en una casa muy antigua, con agujeros en los muros. hacía mucho frío. Me tenía que abrigar mucho. Pero este apartamento es muy cálido porque está bien aislado”- nos cuenta una de las propietarias.

En términos económicos, lo que explica esta mujer, significa que la factura de la calefacción se reduce de 200 euros al mes a 50, cuando el invierno es muy frío.

“Tenemos placas solares, para las luces de fuera, para una casa de la comunidad y para el cuarto de la lavadora. Si pudiéramos poner placas solares en el tejado sería perfecto. Podríamos ahorrar mucha más electricidad”

La casa ahorra el 70% de la energía que necesita gracias a tecnologías desarrolladas por el proyecto SHE, Casas Sostenibles en Europa, patrocinado por el Proyecto de Investigación de la Unión Europea que se está llevando a cabo en cuatro países. Nos lo cuenta el coordinador del proyecto Palle Jorgensen:

“Es muy sencillo. Es muy fácil ahorrar energía y sabemos cómo hacerlo. Aquí podemos ver casi el 100% de materiales reciclables. El 90% de las casas están hechas de madera.”

En Wien, a 1300 kilómetros al sur, otro proyecto de la Unión Europea contribuye a construir las ciudades del futuro. Aquí, el desarrollo urbano tiene en cuenta las limitaciones de las tendencias de hoy en día como el cambio climático, las emisiones de CO2 o el uso del suelo.

El modelo, que incluye el concepto de metabolismo urbano, se está desarrollando bajo la supervisión de Christian Schremmer.

“Esto es el final de la ciudad que tiende a convertirse en un suburbio con poca gente, un barrio acomodado de las afueras de la ciudad. Deberíamos evitar esto. La ciudad de Wien lo intenta porque aún hay muchos espacios por llenar”.

Según el analista de tendencias, en los próximos 40 años Wien crecerá en términos de áreas urbanas el 54% utilizando 100 kilómetros cuadrados de suelo.

Con el nuevo plan esto costaría casi el 80% menos.

“Tenemos más o menos tres enfoques distintos en la fase de desarrollo: La planificación del transporte, la eficiencia energética de los edificios y el diseño arquitectónico de calidad. Con este proyecto intentamos averiguar cómo combinar estos enfoques en el desarrollo de ciudades en el futuro”- dice Christof Schremmer, coordinador del proyecto.

Los investigadores han encontrado un hecho crucial en la búsqueda del metabolismo urbano: Las acciones racionales reducen de manera espectacular el impacto medioambiental.

“Bueno si puedes hacer 3 o 4 viajes al día en un área como esta sin salir del pueblo, no hay que coger el coche, y por tanto no consumes tanta energía, no emites CO2, no hay que usar mucho suelo…. Es eficiente en muchos sentidos. “

Este proyecto cuenta con la colaboración de instituciones de 9 países y dos continentes. El objetivo es definir un modelo de diseño para los pueblos del futuro.

Estas investigaciones científicas están enfocando resultados concretos, como la reducción de contaminación y del consumo. Pero también impulsan la conciencia ecológica de la gente implicada…

“Si vives aquí puedes contribuir con el planeta. Es un gran motivo para hacerlo. Pero está tan lejos de la ciudad que hay que tener coche. Creo que tener un coche común sería una solución perfecta”.

La experiencia de Aarhus ha creado las condiciones para interactuar con las políticas locales. El arquitecto Niels-Peter Mohr nos explica los siguientes pasos a seguir.

“También queremos hacer nuevas ciudades. Tenemos 4 en la lista relacionadas con el sistema de transporte. De esta manera los nuevos habitantes de Aarhus cuando vivan allí podrán disfrutar de un sistema de transporte nuevo y vivir en una casa sostenible, como las que han visto esta tarde”

Además de en Dinamarca, el proyecto se está desarrollando en Italia, Portugal y Francia. Los resultados de esta experiencia, que evidencian la sostenibilidad económica y ecológica, se van a poner en marcha con acciones reales en toda Europa.

“Hemos dado a los políticos la oportunidad de decir que esto ya no es ficción. Ahora podemos cambiar la regulación y las leyes para la construcción de los edificios para hacer este tipo de casas”- dice Jorgensen.

Casas ecológicas y ciudades sostenibles. Dos pasos en el camino para reducir el impacto medioambiental de dos conceptos que combinados son probablemente unos de los mayores responsables del cambio climático.

www.she.coop

www.sume.at

Más de futuris