Última hora

Última hora

Entrevista con Boris Tadic tras la entrega a La Haya de Ratko Mladic

Leyendo ahora:

Entrevista con Boris Tadic tras la entrega a La Haya de Ratko Mladic

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente serbio Boris Tadic vive días ajetreados. Hace una semana anunció la captura del ex general serbobosnio Ratko Mladic, ha supervisado su extradición a La Haya y ha defendido su decisión ante los serbios, que a menudo consideran al ex comandante acusado de genocidio como un héroe.

El proceso no ha sido fácil para Tadic, presidente serbio desde el año 2004.

euronews se ha encontrado con él en Belgrado.

Tadic advierte que todo el mundo deberá hacer concesiones para avanzar en la reconciliación de los Balcanes.

Valerie Zabriskie, euronews:

Presidente Tadic, mi primera pregunta no le sorprenderá, pero ¡Hablamos de una fuga de dieciséis años! Once de ellos en Serbia ¿Cómo responde a quienes critican que el arresto de Ratko Mladic es un gesto que llega demasiado tarde?

Boris Tadic, presidente de la República de Serbia:

Mi respuesta es muy sencilla. Puedo explicar fácilemente lo que ha pasado.

Durante dieciséis años hemos tenido diferentes gobiernos. Hace dieciséis años tuvimos una revolución democrática en Serbia. Hace dieciséis años teníamos el Gobierno de Slobodan Milósevic. Hasta el 5 de octubre de 2000, cuando la revolución democrática, Ratko Mladic vivía en nuestro país en libertad. Ha sido protegido por miembros del Estado, eso está claro como el agua.

Ha habido tensiones políticas en mi país, pero tras la formación del actual Gobierno hemos formado un nuevo Consejo de Seguridad Nacional, hemos implementado reformas y desde el principio del proceso arrestamos a Radovan Karadzic, y dos años y medio después de eso, a Ratko Mladic.

euronews:

He leído un editorial que comenta que buscar criminales de guerra es un poco como esperar el autobús. Se puede esperar durante mucho, mucho tiempo, y finalmente vienen todos de golpe: en este caso Osama ben Laden y Mladic. ¿Qué opina de esta comparación? Especialmente cuando algunos sugieren que usted, como el presidente Obama, quizás tengan algo que ver en la “planificación de los horarios del autobús”.

Boris Tadic:

Simplemente no es la verdad. Qué decir de ése tipo de comentarios… Quiero decir, para Serbia habría sido mejor cumplir con esa obligación antes, hace muchos años.

Cada día de nuestra investigación ha sido extremadamente doloroso para Serbia. El precio moral que hemos pagado en la comunidad internacional es extremadamente alto. Hemos perdido muchos inversores en los últimos años.

Políticamente, si pudiese haber elegido otra fecha para terminar ese proceso habría sido mucho mejor hacerlo antes de la decisión del Consejo Europeo sobre la fecha de inicio de las negociaciones de adhesión que ahora.

euronews:

He visto en un sondeo realizado poco antes del arresto de Mladic, y sé que siempre hay que tener cuidado con los sondeos, que sólo el 34 por ciento de los serbios apoyaba la captura de Mladic.

Un 80 por ciento aseguraba que no revelaría su paradero si lo conociera. Con este tipo de encuestas en la mano, ¿cómo decidió entregar a Mladic a La Haya?”

Boris Tadic: (sonríe)

Si usted es presidente o político y gobierna sólo en base a los sondeos, guiándose nada más que por la opinión pública, no merece ser político o presidente.

No estoy diciendo que durante la guerra Ratko Mladic participara siempre en casos como Srebrenica. No estoy diciendo que no defendiera al pueblo serbio que vivía en Bosnia Herzegovina. Lo hizo. Sé que en aquella guerra hubo mucho extremismo en todos los bandos, bosniacos y croatas también.

Pero el caso de Srebrenica comporta acusaciones tan graves que debe estar en el Tribunal de La Haya, para ser juzgado en un proceso justo, pero tiene que dar algunas respuestas. Así veo la situación actual. Al mismo tiempo, capturando a todos los acusados, estamos creando una mejor atmósfera para la reconciliación entre nosotros, en la región de los Balcanes.

euronews:

Kosovo. Ahora que Mladic y Karadzic están en La Haya, Kosovo es el mayor obstáculo para el ingreso de Serbia en la Unión Europea ¿Es inevitable que Serbia reconozca a Kosovo algún día, o al menos normalice sus relaciones?

Boris Tadic:

No creo que los responsables políticos europeos intenten convencerme de reconocer la independencia de Kosovo. Y quienes lo intenten o hagan algo por el estilo, fracasarán.

Pero al mismo tiempo no creo que Serbia vaya a iniciar otro conflicto con la Unión Europea. Por eso el verano pasado acordamos una resolución con los 27 países miembros de la UE y las Naciones Unidas y abrimos un diálogo con Prístina.

Hay muchas soluciones pero esas soluciones deben ser fruto del diálogo. Necesitamos que la otra parte del conflicto sea más flexible, dispuesta al diálogo, valiente, innovadora. Si somos estrictos, rígidos, no podemos encontrar una solución a los problemas que existene en los Balcanes desde hace más de 100 años.

De acuerdo, no me complace especialmente estar involucrado en todos los problemas que existen en los Balcanes, yo no soy el culpable de estos problemas presentes desde hace más de un siglo, pero espero, y pido a todo el mundo que tengan en cuenta y respeten los intereses legítimos de Serbia.

Somos un Estado miembro de las Naciones Unidas. Somos uno de los miembros fundadores de las Naciones Unidas, somos un antiguo país y tenemos derechos legítimos tenemos una identidad y el origen de nuestra identidad está en Kosovo. Estamos listos para dialogar y encontrar soluciones.

euronews:

“Lo que no va a ser fácil…”

Boris Tadic:

Pero ¿Qué es fácil? ¿Es fácil encontrar a Ratko Mladic? ¿Capturar a Slobodan Milosevic? ¿Radovan Karadzic? ¿Dos expresidentes serbios? ¿Presidentes de la República Srpska y todos los generales? No es fácil tomar ese tipo de riesgos. Yo siempre estoy listo a tomar riesgos si tenemos delante un futuro razonable y prometedor. Si podemos encontrar una solución a los problemas que están creando una atmósfera insostenible en laregión. Si podemos encontrar una estrategia realmente razonable y al final del camino llevar a todos los pueblos de los Balcanes a formar parte de la Unión Europea.