Última hora

Última hora

El reconocimiento de Palestina por parte de la ONU, en The Network

Leyendo ahora:

El reconocimiento de Palestina por parte de la ONU, en The Network

Tamaño de texto Aa Aa

Tras décadas de ocupación israelí, años de violencia e intentos fallidos de paz, los palestinos

quieren que la ONU reconozca su Estado como independiente.

Para los palestinos, es una carrera a contracorriente

mientras que Israel construye más asentamientos en Cisjordania que podrían destrozar el futuro de Palestina.

El tiempo tampoco corre a favor de Israel. A medida que crece la población palestina, Israel podría covertirse de un Estado judío a un Estado Apartheid

Israel levantó hace tiempo su “valla de la separación”, para protegerse contra los atentados suicidas. Alega que no queda ningún socio creíble para negociar con los territorios que aún se encuentran divididos entre los Gobiernos de Hamás y Fatah.

Y con cohetes que se lanzan todavía desde Gaza, ¿Puede un reconocimiento de la ONU forzar un diálogo de paz o complicar más las cosas?

¿Cuál tiene que ser el papel de Europa ahora?. Especialmente con las cercanía de las elecciones presidenciales de EEUU, lo que probablemente supondrán la congelación de cualquier esfuerzo arriesgado por la paz

Chris Burns: Conectamos ahora en esta edición de Network con el Parlamento Europeo en Bruselas donde está Leila Shahid, delegada genreal de Palestina en la Unión Europea. Desde Jerusalén Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Y desde París, Christian Malard, analista de Oriente Medio y periodista de France 3.

Vamos a comenzar con la señora Shahid. Esta es la pregunta: ¿Cuál sería el impacto del reconocimiento de la ONU de un Estado Palestino independiente? ¿Ayudaría o perjudicaría al proceso de paz?

Leila Shahid: Creo que es la única manera de proteger el proceso de paz. Usted ha dicho en la introducción que estamos en una carrera a contracorriente. En la práctica hay asentamientos, carreteras de circunvalación, el muro. Después de 44 años de ocupación militar de los territorios ocupados están invadiendo un espacio que un día será un Estado palestino. Así que creo es la mejor manera de proteger la solución de dos Estados.

Burns: Señor Regev ¿qué piensa usted?

Mark Regev: Creo que la única manera de avanzar hacia la paz y a la reconciliación es a través de negociaciones directas.

Y el problema con esta propuesta de la ONU de los dirigentes palestinos es que desvía la atención de lo que es la verdadera solución, que es que los israelíes y los palestinos se sienten uno enfrente del otro y negocien la paz.

Burns: Señor Malard ¿Qué están haciendo los europeos? ¿Están intentando detener este proceso o lo fomentan?

Malard: Creo que el presidente Sarkozy intentará seguir adelante, porque creo que el presidente, como la mayoría de la gente piensa ha llegado la hora de romper el statu quo. La situación es insostenible, ha durado demasiado tiempo. Ya es hora de que tanto israelíes como palestinos muestren una voluntad política, valor político para seguir adelante y poner fin a este conflicto que es el cáncer de Oriente Medio y que ha traído muchas metástasis que tiene por nombre Hamás, Hizbulá y otras cosas.

Burns: ¿Qué papel está jugando la primavera árabe? ¿El reconocmiento de la ONU podría provocar más tensiones contra el Gobierno palestino o contra la ocupación israelí?

Shahid: No podemos imaginar nuevas relaciones con el mundo árabe si todavía existe un conflicto donde los palestinos son los únicos que no disfrutan libertad y me gustaría decir al señor Regev que nosotros hemos estado negociando durante 20 años con distintos gobiernos israelíes y la cosa va a peor, no a mejor. Por eso hemos ido a la ONU, para mejorar las negociaciones.

Burns: Señor Regev, ¿En qué medida le preocupa este gran cambio en los territorios?

Regev: Quisiera preguntar a la señora Shahid si después de 20 años de negociaciones estamos todos frustrados. ¿Ha sido por nuestra culpa? ¿Acaso ha sido Israel el que dijo “no” en el Camp David a la ambiciosa propuesta del primer ministro Barak? ¿Fue Israel el que dijo que “no” en 2008 cuando el primer ministro Olmert habló de las fronteras de 1967, del intercambio de prisioneros, y de una división de Jersusalén?. Creo que al menos deberían aceptar alguna responsablidad en el fracaso por parte de Palestina.

Shahid: Pero la ocupación militar supone también una responsabilidad.

Burns: ¿Qué dice usted a esto, señor Regev?

Regev: Yo diría que Israel está preparado hoy y lo hemos estado desde los últimos dos años y medio para iniciar de inmediato negociaciones que traten todos los temas centrales del conflicto: asentamietnos, refugiados, seguridad, legitimidad.

El problema es que los responsables palestinos se niegan a hablar con Israel y yo les pregunto: ¿Cómo esperan firmar la paz si se niegan a hablar con Israel?.

Shahid: Esa no es exactamente la verdad, señor Regev, pero vamos a dejar que el señor Malard hable y luego vuevo con esto.

Burns: Señor Malard, ¿Hasta dónde le preocupa que un esfuerzo por el reconocimiento de la ONU pueda causar más problemas?

Malard: Puede traer problemas, pero al mismo tiempo, todos deberían pensar en poner sobre la mesa la iniciativa de Paz Árabe de marzo de 2002 del Líbano, en Beirut. No creo que sea tan difícil. Si todo el mudo árabe, 23 países reconocen finalmente que el Estado de Israel tiene el derecho a existir dentro de sus fronteras y al mismo tiempo todo se pone sobre la mesa y se discute…creo que deberíamos volver a esto.

Burns: ‘Volviendo con el señor Regev ¿No debería Israel negociar no sólo con la Autoridad Palestina sino también con Hamás como hizo Israel con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), considerada terrorista?

Regev: Estamos dispuestos a negociar la paz con todo el que quiera vivir con nosotros en paz y como saben, Hamas está considerada no solo por israel, sino por la Unión Europea, los canadienses, los estadounidenses, los japoneses y los australianos como organización terrorista ilegal. Incluso las Naciones Unidas no tienen un diálogo político con Hamás. A no ser que Hamás cambie, se reforme y se convierta en favor de la paz.

Burns: Señora Shahid vamos con usted. ¿Cómo puede el señor Abbas negociar la paz sin contar con Hamás?

Shahid: Desafortunadamente, el señor Netanyahu no está interesado en la negociación. Cuando tengamos un referéndum con resultados, Hamás dira su opinión y estaremos conciliados.

Pero me gustaría decir que lo que estamos haciendo en la ONU no es una alternativa a la negociación. Es una manera de proteger nuestro derechos a las fronteras, a un estado, a Jerusalén.

Burns: Señor Malard. ¿Qué deberían estar haciendo ahora los europeos para que ambas partes vuelvan a negociar? ¿Qué se va a hacer para conseguir un avance?

Malard: Se que el presidente Sarkozy trata de tener a su lado a todos los socios de la Unión Europea, a los 27, para hablar con una misma voz el próximo 21 de septiembre. Pero al mismo tiempo quiero decir que confío en el señor Abbas para que negocie con Israel. No me fio de Hamás.

Hamás está jugando muy mal sus cartas con Irán y no vale la pena. Creo que necesitamos unos palestinos fuertes con el señor Abbas. Todo el mundo debe ayudar al señor Abbas y trabajar para un diálogo con el señor Netanyahu y después ya veremos lo que hace Hamás.

Burns: Muy rápido a los tres. ¿Ven a Netanyahu y ​​a Abbas como socios potenciales para la paz o no?. ¿Señor Malard?

Malard: Sí, los veo. Me gustaría añadir brevemente también que cuanto más tiempo pase sin que negociemos, más tiempo alimentaremos un conflicto en que están involucradas personas que no tienen nada que ver con el problema este Israel y Palestina. Es hora de que Israel y los palestinos se sienten a negociar.

Burns: ¿Señor Regev?

Regev: Mi primer ministro quiere un acuerdo de paz que busque una reconciliación histórica con los palestinos. Lo ha estado pidiendo desde el primer día de la reanudación de las conversaciones de paz. Creo que es el momento de que la parte Palestina se levante y venga a negociar. Siempre se puede encontrar una excusa para no negociar. Les pido que demuestren iniciativa y vengan ¿Cómo esperan que se resuelvan problemas tan difíciles sin hablar?

Burns: Y ahora señora Shahid.

Shahid: Creo que ya he dicho que hemos estado hablando durante 20 años. Si vamos a ir a la ONU y pedir a los miembros de la ONU y de la Unión Europea que nos ayuden, es porque no hemos llegado a ningún resultado después de 20 años. Me refiero a 20 años con los 7 primeros ministros israelíes.

Es hora de que la comunidad internacional asuma sus responsabilidades y también la UE, desde donde hablo. Hay posiciones oficiales que son las de los 27 Estados miembros para reconocer las fronteras, Jerusalén Este, la ilegalidad de los asentamientos. Y es tiempo de reconocer este Estado. Es el momento de la verdad para todo el mundo.