Última hora

Última hora

¿Juntos o separados?

Leyendo ahora:

¿Juntos o separados?

Tamaño de texto Aa Aa

Los partidarios de la educación para un sólo sexo creen que este sistema favorece el rendimiento académico, una idea que ha calado en ciertos países donde las escuelas diferenciadas han experimentado una expansión notable. En el estado de Nueva Gales del Sur en Australia, los centros para niños o para niños representan el 12% de la enseñana secundaria.

“Las chicas maduran antes que los chicos a nivel emocional, así que siempre existe esa especie de competición entre niñas y niños, éstos pueden llegar a sentirse inferiores, así que es mejor para la autoestima de los chicos evitar ese tipo de competición.”

“Estos centros crean un ambiente artificial”

Lise Elliot, profesora de neurociencia en la Chicago Medical School: “No existen diferencias a nivel del cerebro que justique la separación. Tampoco comparto la idea, según la cual las chicas aprenden de manera diferente a los chicos.”

“Creo que esta segregación se explica por razones culturales e históricas. Los padre se sienten más seguros cuando chicos y chicas están separados para evitar las tensiones sexuales, creen que esto les puede perturbar.”

Ni ella ni él

Reducir las desigualdades de género requiere una educación apropiada desde la infancia. Esa es la filosofía de ciertas guarderías en Suecia. Allí los niños aprenden que no hay diferencias entre él y ella. ¿Cómo ponen en práctica estos postulados los profesores?

Anders Bengtsson, Teacher, Nikolaigården: “Cuando hablamos de las relaciones familiares, nuestros libros hablan de niños adoptados, de padres blancos, de color, de parejas mixtas, de familias monoparentales, de padres divorciados, de padres del mismo sexo. Los libros de texto reflejan todos los tipos de familia.”