Última hora

Última hora

La ciudad surcoreana de Yeosu se prepara para la Expo

Leyendo ahora:

La ciudad surcoreana de Yeosu se prepara para la Expo

Tamaño de texto Aa Aa

Yeosu, una ciudad costera de Corea del Sur, pronto estará en boca de todos. Y es que esta localidad acogerá la Exposición Internacional, que se celebrará entre los meses de mayo y agosto de 2012. La tecnología y la modernidad se están apoderando de una parte del muelle…

Trabajan unas 4.000 personas en esta zona que se extiende por tres kilómetros cuadrados. Aseguran que la construcción avanza conforme al calendario previsto. Quieren estar a la altura de las anteriores Exposiciones. Y eso tiene un precio: según sus estimaciones, se van a gastar 1.400 millones de euros. Hay inversores privados y, en cuanto a los fondos públicos, las autoridades insisten en que se trata de una apuesta de futuro porque el evento va a generar miles de puestos de trabajo.

La crisis económica también ha hecho mella en la Expo. Canadá no tendrá representación porque asegura que no puede hacer frente a los gastos. Esto no ha desalentado a los organizadores:

“A pesar de la desaceleración económica en el mundo, muchos países se han mostrado interesados en la Expo de Yeosu. De momento, 106 han confirmado su asistencia, además de otras 9 organizaciones internacionales”, cuenta el comisario, Lee Joon-hee.

Con imágenes por ordenador podemos hacernos una idea de cómo será cuando esté terminada. El lema es “Por unos océanos y costas vivos” y persigue la armonía entre el ser humano y el ecosistema marino del planeta.

Una de las joyas de la corona de la Expo es un anillo gigante, el “Big-O”, que cuando esté finalizado, lanzará ráfagas de luz, rayos láser, agua y recreará espectáculos multimedia.

“Cada efecto tiene su propia plataforma, que se dirige y se mezcla con otros desde la sala de control. Este diseño es muy complicado, por ello es importante combinar bien los sistemas y evitar errores”, explica Nam Jae Heon, jefe del proyecto.

También se han puesto manos a la obra los países representados. Estados Unidos, por ejemplo, propondrá un pabellón centrado en la diversidad, maravillas y soluciones, desde un punto de vista multicultural.

“Estados Unidos y Corea del Sur son buenos aliados. Por otro lado, hoy en día los océanos y las costas son muy importantes en todo el mundo. Poder interactuar con millones de personas y contarles nuestra historia es una oportunidad fantástica”, asegura Andrew Snowhite, director del pabellón estadounidense.

Con este espectacular despliegue, la Expo espera atraer al menos a ocho millones de visitantes, de los cuales medio millón serán extranjeros.

Los operadores turísticos locales ya se están preparando para la llegada masiva de viajeros y el gobierno ha invertido miles de millones de euros en la mejora de las infraestructuras, sobre todo, carreteras y vías ferroviarias.

Cuando el boom haya pasado, las instalaciones se pondrán al servicio de la industria turística local para que se mantenga la inercia en esta ciudad de 300.000 habitantes.

De momento, se están construyendo nuevos hoteles y los templos religiosos también se plantean como una opción para alojarse en esta ciudad volcada hacia el mar.

La vida en Yeosu está en interacción constante con el agua ya que en las inmediaciones emergen más de 360 islas e islotes. Y, como en muchos otros países, la región tiene que lidiar con el desarrollo industrial y la preservación del ecosistema.

Una ciudad acuática, en la que sus habitantes también aportarán un granito de arena al evento internacional. Al fin y al cabo, son los que mejor conocen los secretos de la región…