Última hora

Última hora

Kirkuk no consigue despegar

Leyendo ahora:

Kirkuk no consigue despegar

Tamaño de texto Aa Aa

En Irak, el 40% de las exportaciones petroleras provienen de la provincia de Kirkuk, una riqueza que no llega a la población. El paro y la inseguridad es el día a día de turcomanos, kurdos y árabes. Todos esperan inversiones que no llegan a causa de los conflictos políticos y jurídicos en una región con ambiciones independentistas.

Mohannad Al Tae, analista político: “La falta de inversiones se explica por tres causas: hay conflictos internos alimentados por las disputas entre la región del Kurdistán iraquí y el gobierno central respecto a la propiedad de las tierras, un problema que repercute en el volumen de las inversiones. El capital no se aventura en una ciudad con ese tipo de litigios.

Por otro lado, hay la competencia internacional y regional. Es posible que ciertos países de la región frenen las inversiones en Irak para sacar partido, lo vemos cuando se trata de la reconstrucción del país. No es un secreto que Turquía, Irán y Estados Unidos se libran una guerra económica en ese sentido. Y en tercer lugar, ¿los dirigentes iraquíes desean atraer a los inversores cuando, en realidad, la corrupción fagocita la política de nuestro país?

Bushra Mohammed, abogada y activista de derechos humanos: “En el Kurdistán iraquí, la administración no es un problema, cualquier inversor puede obtener una autorización del cualquier ministerio en media hora, firmar un contrato o abrir una sucursal es relativamente fácil. Algo que en Kirkuk se complica, a pesar de que facilitemos ciertos trámites administrativos para incitar a los inversores a venir. Por otro lado, los inversores tienen que tener en cuenta el coste material y humano que supone garantizar la seguridad de sus proyectos debido a la inseguridad que reina en Kirkuk.”