Última hora

Última hora

Denys Gauer: "Las empresas francesas están bien posicionadas para la reconstrucción de Irak"

Leyendo ahora:

Denys Gauer: "Las empresas francesas están bien posicionadas para la reconstrucción de Irak"

Tamaño de texto Aa Aa

Con la retirada de las tropas estadounidenses de Irak, ¿puede jugar Francia un papel destacado en un país diezmado por una guerra civil que ha provocado centenares de miles de víctimas? Irak es un territorio donde todo está por reconstruir. El tema de la seguridad aun no está resuelto. ¿Cómo un diplomático extranjero puede desarrollar así su labor? Denys Gauer, embajador de Francia en Bagdad, responde a las preguntas de Euronews.

Aissa Boukanoun: ¿Cómo define usted el papel de un embajador en un país de riesgo?

Denys Gauer: “Digamos que, en Bagdad, las condiciones son un poco particulares y, un embajador (un diplomático en general) debe poder adaptarse a todo, al mundo de hoy en día. Aquí en Irak, evidentemente, el principal problema es de seguridad. Y el nivel de riesgo ha bajado desde 2006 y 2007. El nivel de inseguridad todavía es bastante elevado y crea problemas. La primera dificultad es que hay que proteger ciertos edificios diplomáticos. Algunas embajadas se encuentran en ‘la zona verde’, una zona cerrada en el centro de Bagdad. En lo que concierne a Francia, decidimos quedarnos fuera de esta ‘zona verde’. Lo que yo llamaría la verdadera ciudad, pero evidentemente esto nos expone un poco más. Además, está el inconveniente de los desplazamientos. Es aquí donde somos más vulnerables. Para cualquier movimiento de un embajador, se necesita un dispositivo de seguridad. Algo que, claro, limita las posibilidades. Es un verdadero handicap. El rol de un diplomático es, precisamente, encontrarse con la gente, estar en contacto con la sociedad para conocer el país tal como es. Cuando nuestros contactos se limitan por un dispositivo de seguridad muy pesado, esto causa problemas”.

Euronews: Cuando usted se dirige a sus interlocutores iraquíes, ¿están ellos a la escucha de la democracia, la libertad y la igualdad de oportunidades?

Denys Gauer: “Pienso que sí. Estoy impresionado por la apertura y el deseo de estar informados manifestado por mis interlocutores. Como decía, Irak es un país a reconstruir. Todos los actores políticos, también en la administración, están muy atentos al mundo exterior, de lo que se hace fuera, porque saben que parten de muy abajo y hay que rehacerlo todo. Respecto a Francia, siento por parte suya un gran interés a la vez por nuestra experiencia política, pero asimismo por nuestra experiencia social. Por el trato, por ejemplo, de las cuestiones religiosas. Y, por otro lado, por la organización de la sociedad civil a través de la prensa. Multiplico los contactos con los medios de comunicación, que están muy interesados en este tipo de formación. Creo que Irak es un país que, realmente, quiere abrirse al resto del mundo para hacerse con lo mejor y asegurar su reconstrucción”.

Euronews: ¿La situación de la seguridad en el país supone un problema para los inversores europeos?

Denys Gauer: “Es una dificultad para nosotros, los diplomáticos. Los representantes de empresas que vienen aquí se enfrentan a este problema de seguridad. Pero no es un obstáculo completo. Hoy, se puede trabajar en Bagdad… En el resto de Irak, en las provincias, se puede circular. Se pueden realizar proyectos… Simplemente, hay que tomar precauciones. Los representantes de las empresas ellos también, deben recurrir a ciertos dispositivos de seguridad para todos los desplazamientos en el país. Y, esto, tiene un coste. Hay que tenerlo en cuenta cuando se quierer actuar e intervenir en Irak”.

Euronews: ¿Puede constituir Irak una oportunidad para las empresas europeas que atraviesan una crisis en estos momentos?

Denys Gauer: “Sin duda. No pienso que haya un país en el mundo que ofrezca actualmente tantas oportunidades de negocio. Irak es un país importante: 33 millones de habitantes… y las principales infraestructuras están por reconstruir. Por tanto, hay un mercado en Irak enorme porque es un país muy rico. La producción petrolífera comenzó a aumentar sensiblemente en el año 2011, al igual que las exportaciones y los ingresos del país. Sí, hay muchas oportunidades”.

Euronews: Irak necesita una inversión duradera, ¿qué puede proponer Francia?

Denys Gauer: “Diría que las necesidades de Irak se corresponden bastante al posicionamiento de nuestras empresas. Tienen que ver con las infraestructuras que están por reconstruir en su totalidad, tanto en el dominio del petróleo como de la electricidad. Es una de las principales preocupaciones de los ciudadanos iraquíes hoy: la producción y la distribución eléctrica. En el sector de los transportes, hay muchos proyectos importantes a la vez tanto en redes urbanas como ferroviarias. También en el tratamiento del agua, tanto para hacerla potable como para el reciclaje. ¡Todo esta por hacer! Asimismo, están los hospitales, las telecomunicaciones. Para todas estas infraestructuras, nuestras empresas están bastante bien posicionadas. Respondiendo a la pregunta de nuestra presencia, nuestras empresas están de regreso muy activamente a Irak. Hace tres años, en 2008, exportamos por valor de 170 millones de euros. En 2011, nuestras exportaciones se acercan ya a 850 millones. Observe la importancia de la progresión en el espacio de tres años. Y creo que todavía podemos hacer más”.