Última hora

Última hora

Sima, la voz de las mujeres afganas

Leyendo ahora:

Sima, la voz de las mujeres afganas

Tamaño de texto Aa Aa

Desde la invasión soviética en 1979, al conflicto entre las fuerzas de la OTAN y los talibanes, Afganistán ha vivido tres décadas en un contínuo estado de guerra.

La violencia, la pobreza, una salud deficiente y la discriminación, han hecho que sea el país más peligroso del mundo para las mujeres, según una encuesta de la Fundación Thomson Reuters.

Sima Samar lo sabe bien.

Como mujer, y miembro de la comunidad hazara, una de los más perseguidas en Afganistán, Sima ha aprendido pronto a luchar contra la adversidad.

Su guerra comenzó en 1979, después de la detención de su marido, a quien nunca volvió a ver.

Sima Samar:

“ Tenía 23 años cuando me quedé viuda con un niño pequeño. Eran las 10 de la noche cuando llegaron a casa para llevárselo. Enseñaba en la Universidad de Kabul. Yo siempre le prometí que lucharía por la libertad y la causa por la que él había siempre peleado en vida.”

euronews:

Sima Samar ha mantenido su palabra.

En 1982 se licenció en medicina por la Universidad de Kabul, y poco después empezó a ejercer su carrera como médico en aldeas pobres y remotas de Afghnaistan, antes de verse obligada a huir a Pakistán.

En el exilio, abrió un hospital para las refugiadas afganas. Sería el comienzo de la fundación Shuhada ,que en 1982 se encargaría de abrir hospitales y escuelas para las mujeres en todo Afganistán.

Un verdadero reto.

Sima Samar:

“ Fui perseguida, porque hablaba de derechos humanos. Defendía la igualdad de derechos para el hombre y la mujer. Imagínese, abrí un hospital en Afganistán en el año 88. Se construyó con dinero noruego. Lo saquearon tres veces y golpearon al personal. Mi hermano recibió una buena paliza. Y todo…porque no les estaba dando el dinero a ellos, no les dejábamos decidir por nosotros. Después empezamos a construir una escuela para las niñas e hicieron lo mismo. Se llevaron el cemento y quemaron todos los libros. “

euronews:

La fundación cuenta en la actualidad con medio centenar de escuelas infantiles en Afganistán y otras tantas en Pakistán.

Cuando regresó de Pakistán en 2001, Sima Samar se convirtió en la primera ministra en su país para asuntos de la Mujer, bajo el gobierno interino de Hamid Karzai.

Pero las presiones desde el gobierno crecieron y su su mandato apenas duró.

Aún así, continúa trabajando por la igualdad de derechos y el acceso a la enseñanza en Afganistán.

Sima Samar encabeza ahora la Comisión Independiente para los Derechos Humanos en Afganistán, la primera en la historia del país.

Un trabajo que realiza a pesar de las amenazas que la obligan a vivir bajo la protección constante de sus guardaespaldas.

Sima Samar:

“ No recuerdo una noche sin soñar que corro sin parar. Corro y me escondo…Vuelvo a correr y a protegerme…es siempre igual.. normal…bueno, más que normal es una especie de tensión… Pero creo que he logrado mucho por todo el trabajo realizado y esto suprime mi temor.

Cuando visito las distintas provincias, la gente me recibe bien…aunque siempre hay quien, incluso en los días de oración ,culpan a los valores occidentales de promover malos comportamientos entre las mujeres, contrarios a la ley islámica , o cosas por el estilo, y esto desde luego dificulta más las cosas.”

euronews:

Sima confiesa sentirse motivada por todas aquellas mujeres que han sobrevivido a grandes tragedias sin que nadie sepa de su existencia.

Sima Samar:

“ Son mujeres con una gran entereza. Imagine a una mujer a quien le queman su pequeña chabola o le matan a sus hijos delante de sus ojos,.. y que a pesar de ello, continúa viviendo en la pobreza y con los problemas cotidianos…. y nadie está ahí para decirle que “ si te duele la cabeza, aquí tienes una aspirina “

euronews:

Algunas mujeres luchan para aliviar su sufrimiento como Farzana y Nafiza, a las que les invitamos a conocer en la segunda parte de “ Women and War “.