Última hora

Última hora

"Europa sigue siendo un paraíso para la mafia"

Leyendo ahora:

"Europa sigue siendo un paraíso para la mafia"

Tamaño de texto Aa Aa

¿Hasta dónde llegan los tentáculos políticos de la mafia? Italia se lo pregunta tras la detención este miércoles de Domenico Zambetti, consejero de la región norteña de Lombardía, acusado de comprar 4.000 votos que garantizaron su elección en 2010. El encargo lo recibió la ‘Ndrangheta, la más poderosa de las mafias italianas. Desde aquellos comicios, que ganó el partido de Silvio Berlusconi, otros 13 políticos de Lombardía, incluido el presidente regional, han sido investigados por distintos delitos.

También ha conmocionado la disolución preventiva del Ayuntamiento de Reggio Calabria (en el sur del país) y la detención de varios de sus miembros. El ejecutivo italiano tomó esta decisión el martes tras consultar un informe oficial que revela la supuesta infiltración de la ‘Ndrangueta en el Consejo de Gobierno de la localidad. No es la primera vez que Roma disuelve un Ayuntamiento, pero sí que lo hace en una capital de provincia, que, además, era puesta como ejemplo de gestión honesta frente a las presiones del crimen organizado.

Paolo Pollichieni es uno de los periodistas que ha denunciado antes y con más contundencia los vínculos entre criminalidad y política en Calabria. Paolo, gracias por estar con nosotros.

euronews:
Hasta el momento, 52 Ayuntamientos de la región de Calabria han sido disueltos por la infiltración de la mafia. ¿Por qué Reggio Calabria, que es el número 53 de la lista es el que más ruido hace?

Paolo Pollichieni:
Para empezar porque es el primer Ayuntamiento de una capital de provincias disuelto en Italia. Además es la más grande y la más poblada de la región de Calabria, pero además hay una razón política: hasta ahora se hablaba de de Reggio Calabria como de un ejemplo, un modelo para gobernar toda la región y las instituciones locales.

El informe que ha hecho la prefectura y que ha desencadenado la disolución del Ayuntamiento cita a Reggio como un ejemplo, sí, pero de criminalidad.

El ministro del Interior ha subrayado que en el caso de Reggio estámos frente a una especie de cohabitación, una contigüidad; y contigüidad no quiere decir que me he encontrado a un intruso en casa, quiere decir que le había dejado la puerta abierta.

euronews:
Hoy han detenido en Milán al consejero de la Región de Lombardia Domenico Zambetti acusado de pagar a la mafia.
¿Cómo ha conseguido la N’drangheta radicarse e imponer sus propios métodos, entre ellos condicionar la política, tan lejos de su zona de origen?

Paolo Pollichieni:
Ese es el principal problema. Hasta el ministro del Interior habló de ello ayer.
Actualmente en Italia, y también en Europa, se cree que la Ndrangueta es un tipo de mafia muy local, muy regional, que tiene algo de folclórico. Las investigaciones muestran lo contrario: la Ndrangueta lleva 20 años instalada en Milán. En los últimos 15 años ha decidido hacer política. Pero la Ndrangueta también está presente más allá de las fronteras italianas.
Se constató tras la masacre de Duisburg. Pero tengo la impresión de que ahora estamos olvidando esa verdad. Los investigadores que trabajan para evitar la exportación de la Ndrangueta, acaban de señalar que los mafiosos, gracias a enormes cantidades de líquido procedente del tráfico de drogas, se han hecho con empresas legales en Alemania, en Francia, en Holanda. Y con esas empresas, van a participar en ofertas públicas en Italia, incluso en la preparación de la expo universal de Milán. A las empresas italianas se les pide que presenten un certificado anti-mafia, mientras que a las empresas extranjeras no.

euronews:
¿Cree que este tipo de casos pueden darse también en otros puntos de Europa? y ¿Hace Europa todo lo posible para luchar contra el crimen organizado y las mafias?

Paolo:
No es que Europa no combata lo suficiente, es que ni siquiera es consciente de que el problema existe. En la legislación europea no existe delito por asociación de malhechores, y aún menos delito de asociación mafiosa. Los investigadores italianos se dan cuenta de ello cada vez que viajan al extranjero.

En cuanto a la búsqueda de criminales en paradero desconocido hay un mínimo de cooperación europea, pero en la prevención de la actividad criminal de esta Ndrangueta que se vuelve legal, limpia, no hay cooperación. Europa sigue siendo un paraíso para los criminales, sólo tienen que pagar impuestos.