Última hora

Última hora

Lance Armstrong: el fin de un mito

Leyendo ahora:

Lance Armstrong: el fin de un mito

Tamaño de texto Aa Aa

Agosto de 2012. Lance Armstrong participa en un triatlón. Aparece relajado y seguro, sin embargo, la agencia estadounidense antidopaje (USADA) le acaba de suspender a perpetuidad y de anular todas sus victorias desde 1998.

El informe publicado ayer por la agencia es demoledor. El ciclista tejano está acusado de haber montado con el equipo ciclista US Postal el programa de dopaje más sofisticado de la historia del deporte.

La leyenda se tambalea. Todo comienza en 1999 y su primera victoria en el Tour de Francia. Tiene 28 años y acaba de superar un cáncer. Tras una dura terapia decide consagrar su carrera únicamente a la vuelta a Francia. Nace un mito.

Lance Armstrong:
“Celebremos el tour de Francia, pero celebremos también la supervivencia al cáncer”

Hegemónico en la contrarreloj, increíblemente potente en montaña, de 1999 a 2005, gana siete veces el Tour. Todo un récord.

Su leyenda se amplifica. Su historia conmociona a los estadounidenses. Las marcas se disputan su imagen. Hasta que en 2005, surgen las primeras dudas.

Por entonces no se encuentran pruebas. Hoy, en mil páginas, el informe de la USADA detalla y analiza el sistema puesto en marcha por el deportista basándonse en el testimonio de muchos de 15 de sus antiguos compañeros de equipo.

Se le acusa de usar métodos y substancias prohibidas, EPO, transfusiones sanguíneas, cortisona,…pero también de traficar y fomentar esas prácticas ilegales.

En pleno centro del escándalo el médico italiano Michele Ferrari, que orquestaba el dopaje del equipo a cambio de sumas astronómicas.

Sus excompañeros de equipo, aseguran que Armstrong guardaba los productos en su nevera y les animaba a usarlos. Explican también como pese a todo daban negativo haciéndose transfusiones sanguíneas o retrasando los controles.

Los cargos contra Armstrong no sólo se circunscriben al uso de sustancias prohibidas, sino a su participación activa en una trama orquestada de dopaje, además de acusaciones de fraude deportivo y perjurio.

Philippe Mathieu, Euronews.
Michel Rie, bienvenido. Usted es autor del informe titulado: “La lucha contra el dopaje: un asunto de salud pública” presentado el pasado mayo ante la Academia de Medicina francesa. ¿Está usted sorprendido por las acusaciones del informe de la USADA, la agencia estadonidense antidopaje, contra Lance Armstrong?

Michel Rieu, experto en antidopaje.
No especialmente, porque los rumores han corrido todos estos años en el mundo del deporte. Por otro lado en el mes de junio la USADA ya había señalado a Armstrong, a Brunel, al doctor Ferrari, etcétera… y el comunicado de ayer, que evidentemente ha hecho mucho ruido, no hace más que confirmar lo que la USADA ya había dicho anteriormente.

Euronews
Oficialmente Lance Armstrong nunca ha dado positivo. ¿Cómo un campeón como Lance Armstrong ha podido escapar a todo control?

Michel Rieu, experto en antidopaje.
Mire, eso es muy fácil de explicar. Para empezar, no olvide que su principal objetivo era el Tour de Francia. En 1999 y 2000 no había detección de EPO. La EPO no apareció hasta 2001; y después ente 2001 y 2005 las homotransfusiones, es decir las transfusiones de un sujeto a otro compatible, no se podían detectar. Y la autotransfusión actualmente no es detectable.
En lo que respecta al reglamento de la UCI, esta solo obligaba a hacer un control automático al primero y último clasificado de la etapa. Había dos controles más hechos por sorteo entre los corredores.
Esto hace que prácticamente todos los controles estuvieran programados con anterioridad, lo que facilita evidentemente poner en marcha protocolos para escapar, en un momento dado, a un control que sabemos que se va a realizar.

Euronews
Hablando de la UCI, el informe de la USADA fue enviado a la UCI precisamente. ¿Cuál va a ser, según usted, la decisión de la Unión Ciclista Internacional?

Michel Rieu, experto en antidopaje.
No me corresponde hablar en boca de la UCI. Es posible que esta se encuentre en una situación delicada. ¿Hay que eliminar todos los títulos de Armstrong? ¿Hay que dar un castigo ejemplar? ¿Hay que declarar que entre 1999 y 2005 no hay vencedor del Tour de Francia?
Es una situación complicada, hay que comprender, también, la posición de la UCI. La UCI ha participado en la valorización, en la construcción de la figura de héroe de Armstrong y ahora está obligada a destruir al ídolo, al icono, al que hemos querido. Eso no es fácil, hay que reconocerlo. Y no solamente es el caso de la UCI… es el de todo el mundo.

Euronews
¿No es la lucha contra el dopaje una batalla perdida de antemano con tantos medios para hacer trampa que siempre están un paso por delante de los controles?

Michel Rieu, experto en antidopaje.
No creo que sea un combate perdido de antemano. Y este caso, que es emblemático hay que reconocerlo, puede servir, si se lleva hasta el final, de ejemplo a todos los que se dopan y a los que ayudan al dopaje. Porque así se dará la imagen de que nadie está protegido contra una posible sanción. Yo creo que es un caso muy importante de cara al futuro.