Última hora

Última hora

Las mujeres, ¿víctimas o esperanza de la crisis?

Leyendo ahora:

Las mujeres, ¿víctimas o esperanza de la crisis?

Tamaño de texto Aa Aa

Alrededor de mil participantes de todo el mundo se han reunido en Deauville, en el norte de Francia, en lo que ha sido la octava edición del Foro de la Mujer, también conocido como el “Davos de las mujeres”. El leitmotiv de las decenas de eventos que se han celebrado en tres días ha sido cómo conseguir el crecimiento económico. Numerosos expertos, directores ejecutivos, políticos y académicos han debatido sobre la crisis. La primera pregunta que muchos se han hecho ha sido: ¿cómo será 2013?

Daniel Cohen es economista:

“Creo que podemos decir con muy pocas posibilidades de equivocarnos que 2013 será uno de los peores años en la secuencia que estamos viviendo a raíz del desencadenamiento de la crisis europea. No va a ser tan malo como en 2008 -2009 después de la quiebra de Lehman Brothers, pero sin duda va a ser negativo, porque a pesar de las buenas intenciones, con el apoyo que el Banco Central Europeo probablemente dará a España en las próximas semanas, seguirá la poda presupuestaria. Y es probable que sea el año en el que se toque techo.”

Uno de los ejemplos de los que más se ha hablado es el de las empresas que han acelerado su proceso de globalización, para ir a los mercados en crecimiento, cuando los tradicionales están en crisis.

Publicis es el tercer grupo de comunicación en el mundo y Jean-Yves Naouri, uno de sus directivos:

“En general, se observa que en los mercados llamados maduros – muy tocados por la crisis, la reducción del déficit público, la gestión de la deuda- hay mucha cautela por parte de muchos agentes económicos. Y los mercados emergentes continúan creciendo, pero a un ritmo ligeramente inferior. La estrategia de Publicis fue posicionarse en mercados en crecimiento, incluyendo los que están dentro de zonas que se consideran maduras, y también desenvolver el área digital, que nos permite responder a las desaceleraciones económicas y la reducción de la investigación de una manera un poco más sólida que en el pasado.”

Pero ¿la crisis económica puede agrabar la situación de las mujeres o puede ser una oportunidad? Dominique Reiniche, es presidenta en Europa de la multinacional Coca Cola:

“Sabe, como se suele decir, crisis significa en chino oportunidad. Yo creo que sí, que hay una oportunidad. Pero en verdad, la crisis es también un problema para las mujeres porque son las que tienen más trabajos a tiempo parcial, también las que acceden a los trabajos peor cualificados y por tanto ellas son más vulnerables porque son víctimas de esos ajustes variables. Esta es una parte, la botella medio vacía. La parte positiva es que las mujeres se adaptan muy bien a las crisis, porque por naturaleza suelen vivir varias vidas a la vez: la profesional, por supuesto, la personal, la familiar…por eso, ellas son, diría yo por definición, muy flexibles, están acostumbradas a tomar decisiones rápidas, capaces de conseguir consensos y decisiones equilibradas con maridos, niños, etc…”

También se presentaron algunos ejemplos de microeconomía: a pesar de que parecen simples, pueden contribuir a grandes cambios. Cherie Blair dirige una fundación que apoya a las mujeres emprendedoras:

“Para mi, el teléfono móvil o el ordenador es la manera de acceder al mundo. Un ejemplo con las mujeres que ayudamos en Nigeria: tienen un pequeño negocio, que es un taller de juguetes tradicionales. Ellas quieren expandir su negocio. Antes vendían sus juguetes a la gente que conocían en otros mercados cercanos. Gracias al móvil , enviando mensajes, haciendo publicidad, consiguieron encontrar distribuidores y vendedores en otros mercados, haciendo crecer su negocio.”

Nadie sabe cuánto va a durar la crisis, pero al menos, un mensaje llega de Deauville: que las mujeres están dispuestas a plantarle cara a la crisis con mucho coraje.