Última hora

Última hora

Ucrania: la industria pesada en la región de Donbass

Leyendo ahora:

Ucrania: la industria pesada en la región de Donbass

Tamaño de texto Aa Aa

Se acercan las elecciones legislativas ucranianas, y en Donbass, en el sudeste del país, principal región de la industria pesada, la población lo tiene claro. Es el bastión del presidente Víktor Yanukóvich y su Partido de las Regiones.

Mykola Shmigol está orgulloso de su trabajo en los altos hornos de Donetsksteel. Él y su mujer celebran su 25 aniversario. Toda la familia se ha reunido para el almuerzo en el Centro de Cultura Eslava de Donetsk, un lugar de reunión fundado por Donetsksteel. “He estado trabajando durante más de 10, 12 años en esta planta. Aquí en la planta metalúrgica de Donetsk, lo tenemos todo. Desde el mono de trabajo, las chaquetas y los guantes, y toda la cobertura social, incluyendo las vacaciones y las bajas por enfermedad. Así que creo que los trabajadores están totalmente protegidos.” Le acompaña su mujer, Elena Shmigol. “No trabajo, mi marido no me deja. Me quiere y me valora mucho. Me quedo en casa, cuido la casa y a los niños, me ocupo de su educación. Me gusta mi vida, mi querido marido está conmigo, ¿qué más puedo pedir?” Mykola gana 900 euros al mes. Un buen sueldo en un país en el que la media está entre los 250 y los 300 euros. “Tenemos estabilidad. No creo que sea mejor con ningún gobierno. Ya lo hemos visto. No afectó a la industria del acero, a la producción de carbón, agricultura, o a la economía ucraniana.”

Pero la dura realidad de la crisis económica global podría amenazar el aparentemente seguro paraíso de la familia Mykola. Andriy Yemchenko, Director General de Donetsksteel, apunta que no son buenos tiempos. “No es ningún secreto que no son los mejores tiempos para la industria del acero, especialmente en Europa y en la Comunidad de Estados Independientes. Pero las tecnologías de ahorro de energía que hemos introducido ayudan a las fábricas a sobrevivir y a seguir adelante.”

Pero invertir en el ahorro de energía no será suficiente para que las empresas de Donbáss puedan garantizar el nivel de vida de los empleados. Quizás hagan falta más cambios, según Ihor Burakovsky, Director del Instituto de Investigación Económica. “Los productores ucranianos no son muy eficientes en cuanto a la elaboración y diseño de productos de acero. Esto quiere decir que en realidad estamos produciendo algo de calidad media, en términos de valor añadido, y en este sector particular tenemos duros competidores, como los productores chinos, entre otros.”

Junto con la metalurgia, la minería es la columna vertebral del poder ucraniano. Donbáss es una región muy importante en la extracción de carbón. Sergiy, minero, comienza su jornada temprano. Vive con su mujer y su hijo en las afueras de Donetsk. “La mañana empieza cuando me despierta el perro. Tiene su propio reloj y sabe que me despierto a las cuatro de la mañana. Si la alarma no suena, el perro me despierta seguro.”

Muchos mineros viven mucho mejor que otros trabajadores en Ucrania. La mina en la que trabaja Sergiy pertenece al mismo grupo empresarial que la planta metalúrgica de Donetsksteel. El propietario es el oligarca ruso Viktor Nusenkis. “Puedo permitirme muchas cosas, porque llevo 30 años trabajando, tengo experiencia y ahorros. Puedo permitirme un buen coche, descansar en un balneario, viajar al extranjero. Las condiciones de vida han cambiado desde la Unión Soviética, todo se desarrolla de forma dinámica. Ahora no hay restricciones, y la gente vive una vida normal.”

La minería del carbón recibe muchas subvenciones: mil millones de euros del Estado, de una producción total de siete mil millones. Esta región es la principal receptora de toda Ucrania. “Para un minero dos o tres mil euros es un sueldo muy bueno. Creo que lo es para cualquier ciudadano ucraniano, es un buen sueldo con el que te puedes permitir muchas cosas.”

Desde el resto del país ven con escepticismo esta generosa política con la región, que beneficia a los mineros de las principales empresas. “He visitado diferentes partes de Ucrania y la gente es la misma en todos lados, aquí en Donbáss y allí. Quizás la gente de Donbass trabaja más, porque las industrias están aquí, la gente trabaja mucho, se levantan muy temprano y siempre están haciendo algo. Cuando una persona tiene mucho trabajo no tiene tiempo de pensar en la política, simplemente trabaja. Puede que la gente de Donetsk sea un poco diferente de los demás, porque trabajan un poco más.”

Aquí muchos jóvenes estudian para ser mineros o ingenieros de minas, a pesar del futuro que explica Kurakovsky. “Se sabe de forma oficial que aproximadamente el 40 por ciento de las minas de carbón ucraniano necesitan una reestructuración y la mayoría de esas minas de carbón deben cerrarse simplemente, teniendo en cuenta la profundidad de la extracción, los problemas de las condiciones geológicas, como por ejemplo los diferentes tipos de gases que hacen más peligrosa la producción ucraniana y por supuesto también se trata de las nuevas tecnologías.”

Hay otra realidad menos bollante en Donbass: la de la minería ilegal. Según el Instituto de Investigación Económica de Kiev, casi el 12 por ciento de la producción de carbón sale de minas explotadas ilegalmente. Es la otra cara de la moneda: mineros sin protección social que arriesgan su vida en la mina en condiciones precarias.