Última hora

Última hora

Los presupuestos más austeros de Portugal

Leyendo ahora:

Los presupuestos más austeros de Portugal

Tamaño de texto Aa Aa

Primera votación de los prespuestos de Portugal en el Parlamento. Son los más austeros de la historia democrática del país. Unos presupuestos que según el Gobierno son necesarios para mantener el rescate de 78.000 millones de euros que recibió el año pasado.

Las medidas de austeridad han sido muy criticadas tanto por la derecha como por la izquierda. Y el descontento también se palpa en la calle, el 14 de noviembre hay convocada una huelga general. Los portugueses se están aprentando mucho el cinturón y tendrán que hacerlo más todavía con la nueva subida de impuestos que prevé el Gobierno conservador de Pedro Passos Coelho. Con esto quiere asegurarse cumplir con las condiciones impuestas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

euronews:
La jornada en que el Parlamento portugués vota los presupuestos para 2013, se encuentra con nosotros desde Lisboa Pedro Santos Guerreiro, director del Jornal de Negócios y analista económico. Los presupuestos se pueden resumir en “más austeridad”. ¿Cuáles serán sus efectos sobre los portugueses?

Pedro Santos Guerreiro, director del Jornal de Negócios y analista económico:
“Más austeridad, además de la austeridad de los últimos años. El impacto más importante de este presupuesto sobre los portugueses será en sus ingresos. Y esto es algo que se produce primero por un aumento de los impuestos, como lo afirmó el ministro de Economía. Y, especialmente, del impuesto de la renta. A parte de este incremento del impuesto de la renta, muy fuerte, habrá reducciones en las deducciones fiscales y también se subirán otros gravámenes. La carga fiscal prevista para el próximo año será infernal, sobre todo para los que tienen trabajo o poseen patrimonio. Asimismo los jubilados cobrarán menos y se incrementará el paro. El año que viene es un año de miedo, ya que a ello se añadirá la bajada de salarios y del poder adquisitivo de los portugueses. Habrá una recesión más importante que la prevista y Portugal inicia un círculo negativo y un espiral recesivo”.

euronews:
El ministro de Finanzas, Vitor Gaspar, repite que no hay alternativa. ¿Está usted de acuerdo?. ¿No hay otro camino?

Santos Guerreiro:
“La única alternativa sería reducir los gastos del Estado y, es verdad, que el Gobierno portugués habría podido rebajar más los gastos a lo largo del año. Pero, llegado a octubre de 2012, no había alternativa porque lo que se nos pide a nivel de reducción de déficit, lo que nos pide la troika, es una reducción brutal. No nos podíamos escapar porque la troika condiciona, de manera imperativa, el presupuesto portugués”.

euronews:
Cuando se habla en Europa y, sobre todo en Bruselas, de los países que sufren la crisis se menciona a Grecia y España. ¿Por qué no se percibe al mismo nivel de la crisis en Portugal?

Santos Guerreiro:
“Porque Portugal es el buen alumno y esta es la paradoja. El Gobierno portugués aplica todas las medidas, y subrayo todas, impuestas por la troika sin ninguna oposición y la misma sociedad portuguesa aceptó durante el primer año las medidas de austeridad, con protestas, pero aceptándolas. La paradoja es que, a pesar de lo que hemos hecho todo, no funciona. El Estado no logra los ingresos esperados. La situación no está fuera de control pero no se han alcanzado los objetivos previstos. Visto desde el exterior la imagen de Portugal es la de un país que respeta sus compromisos. Y es verdad. Portugal ha respetado hasta ahora todas las medidas de austeridad y está haciendo todo lo que le exige la troika para regresar a los mercados financieros ya en 2013. La troika debe reconocer que tiene que cambiar su política con Portugal”.

euronews:
¿Cree usted que Portugal podrá salir de la crisis sin un nuevo rescate?

Santos Guerreiro:
“Sí, es posible salir de la crisis sin un nuevo rescate. Pero hace falta una flexibilización de los objetivos. Tal como está pensado el programa en estos momentos es poco probable que Portugal llegue a reducir lo que el presupuesto prevé para el año que viene. Y, en gran parte, porque la recesión será más grave. Si no hay cambios en la troika, la situación puede evolucionar hacia la incapacidad del país a respetar sus objetivos. Me parecería un doble error ya que Portugal está haciendo una enorme convergencia y una fuerte consolidación de las cuentas que no se puede negligir. Ni del lado de los portugueses ni de los europeos”.