Última hora

Última hora

La economía tendrá la llave de la Casa Blanca

Leyendo ahora:

La economía tendrá la llave de la Casa Blanca

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos emerge lentamente de la crisis sufrida en 2008. Una prueba de ello es que el tema central durante la campaña electoral ha sido la sin duda alguna la economía. Hablamos de ello con Ian Bremmer, presidente del Grupo Eurasia, un think tank de consultoría y análisis político.

Euronews:

“Estamos viendo signos de recuperación en la economía estadounidense, pero usted asegura que será un proceso largo. Pese a ello, ¿cree que Estados Unidos está en el buen camino?

Ian Bremmer:

“Todo depende de la perspectiva con la que se miren las cosas. Si lo hacemos desde el punto de vista de los que más ganan, que representan el 10%, o desde el punto de vista de los ejecutivos de las empresas, probablemente creamos que la economía se está comportando bien, sobre todo desde la perspectiva macroeconómica. Estados Unidos puede financiarse casi sin costes añadidos y eso significa que en el exterior se percibe como una buena inversión. Pero el nivel de desempleo es alto. Y la calidad de vida para el ciudadano medio se irá deteriorando con el tiempo, como el sentimiento de que hay oportunidades y de que la próxima generación dispondrá también de esas oportunidades. Yo diría que, visto desde arriba, Estados Unidos no sólo no está en declive, sino que está mejor que a comienzos de 2008, antes de la crisis. Pero desde abajo, se ve de otra manera: Estados Unidos está en declive y lleva cayendo 40 años. Por eso es tan difícil responder a esta pregunta.”

Euronews:

El presdiente Obama se está apuntando el tanto de haber inyectado dinero en la industria del automóvil y de haber relanzado el mercado laboral. ¿Cree usted que eso va a beneficiarle de cara a la elección?

Ian Bremmer:

“Yo creo que Obama es mucho menos vulnerable de lo que se pueda creer ante los ataques de quienes sostienen que ha dstruido la economía. En parte, porque las cifras del desempleo han mejorado, no tanto como él querría o como habría esperado en 2009, pero han mejorado. También, porque Europa no se ha deshecho, como muchos pensaban, y porque seguimos confiando en Angela Merkel. Y además, porque tuvo mucha suerte con la votación de la Corte Suprema sobre el sistema sanitario.”

Euronews:

“Mitt Romney ha hablado sobre China y su moneda. Y ha dicho que le pedirá a Pekín que regule el yuan. ¿Eso es posible?

Ian Bremmer:

“Es posible preguntar. Siempre se puede intentar. Como decía mi madre, es bueno soñar, pero es mejor hacer los sueños realidad. Y Estados Unidos tiene muy poco que hacer en este sentido. Como usted ya sabe, China ha revaluado su moneda un 11% durante la administración Obama. Y no lo han hecho porque Obama les dijera que lo hiciera, aunque el presidente lo vendido así. Los chinos toman las decisiones sobre su moneda que ellos consideran acertadas. En los últimos años han crecido mucho y de manera modesta, pero también muy consistentemente. Y sospecho que van a continuar haciéndolo”.

Euronews:

“¿Cree que habrá alguna diferencia entre Obama y Romney a la hora de gastar dinero para reconstruir lo que ha destruido Sandy?”

Ian Bremmer:

“Gane quien gane, Obama o Romney, no creo que veamos una diferencia significativa en lo que gaste la administración. Debemos recordar que los republicanos y los demócratas no son tan diferentes. Son dos partidos políticos estaounidenses, son más bien de centro y están pagados por las mismas personas, por los mismos lobbies y las mismas corporaciones.
Los estadounidenses quieren que su economía funcione, quieren trabajar, quieren pagar menos impuestos, una sanidad que funcione. Sus preocupaciones son muy locales. Es decir, ni siquiera les interesa Afganistán, donde siguen muriendo soldados. y la prueba es que cuando Romney fue elegido en la Convención Republicana ni siquiera mencionó Afganistán, aunque Estados Unidos está perdiendo esa guerra. ¿Por qué no? Porque nadie le va a elegir por lo que piense de Afganistán. Si recuerda al final del debate sobre política exterior, ambos candidatos coincidieron en centrarse en la política interior”.