Última hora

Última hora

Obama: La segunda oportunidad del hombre querido por todos

Leyendo ahora:

Obama: La segunda oportunidad del hombre querido por todos

Tamaño de texto Aa Aa

Una segunda oportunidad. Los electores han dado a Barack Obama 4 años más tal y como el presidente había pedido en esta áspera y reñida campaña electoral.

Y en su primer baño de masas, Obama, ha vuelto a recurrir a su magnetismo para atraer a un variadísimo espectro social:

“No importa si eres negro, blanco, hispano, asiático o nativo, si eres joven o viejo, rico o pobre, si tienes una minusvalía o no, si eres hetero o homosexual…en Estados Unidos puedes conseguirlo si de verdad quieres intentarlo”, ha dicho Obama en su primer discurso tras la victoria.

Y encandilados con ese sueño americano multicultural, la comunidad latina ha sido uno de esos estratos que ha votado en bloque a Obama. Y en bloque, le ha recriminado en Twitter que no haya dicho “gracias” en español, como un guiño a una comunidad a la que le debe en buena medida el trono…aunque la sintonía se mantiene:

“Voté por Obama. ¿Por qué?. Para darle otra oportunidad, Romney se le veía demasiado altanero y no sabemos va a ser”, dice Marta Oliveros desde Los Ángeles.

“Como latino, primero de todo, me preocupa la estabilidad económica del país, porque somos inmigrantes y estamos aquí para ccrecer, no para decaer”, nos comenta Manuel Oliveros.

Las clases populares también han mantenido su apuesta por el presidente. No deja de ser revelador que el 80% de las donaciones en esta campaña fueron de menos de 200 euros, y sólo el 20% de éstas eran para Romney. La fidelidad de la comunidad negra sigue siendo abrumadora

Curtins Wilson, es albañil: “I voted for the man.
“Voté por el hombre…y vas a ver cómo se comporta cuando gane estas elecciones. Mi voto va para….Barack Obama!!!”

Haleema Webster es secretaria de oficina: “Voté por Obama. Estoy contenta con el cambio de aires de la anterior legislatura y estoy ilusionada de ver más resultados en los cuatro próximos años”.

Pero la Cámara de Representantes se resiste al efecto Obama. Desde que hace dos años pasó a manos republicanas, la labor legislativa doméstica de Obama ha quedado bloqueada y gobernar se ha convertido en un Via Crucis.

Los resultados hacen más profunda la cicatriz que divide al país.