Última hora

Última hora

Jacques Delors: "El euro nos ha protegido incluso de nuestros errores, eso es lo que hay que cambiar"

Leyendo ahora:

Jacques Delors: "El euro nos ha protegido incluso de nuestros errores, eso es lo que hay que cambiar"

Tamaño de texto Aa Aa

Jacques Delors es uno de los arquitectos de la construcción europea. Presidió la Comisión durante 10 años y es un ferviente defensor de la UE. En 1996 fundó el think-tank “Nuestra Europa”, dedicado a reflexionar sobre la unidad del continente. Esta es la entrevista que nos ha concedido en París.

Euronews:
“¿Qué estaba haciendo usted cuando se enteró de que el comité noruego había escogido a la Unión Europea para otorgarle el Nobel de la Paz? ¿Cuál fue su primera reacción, su primer pensamiento?

Jacques Delors, antiguo presidente de la Comisión Europea:
“Pensé en todos los padres de Europa, en los momentos decisivos a los que hemos hecho frente con una visión espiritual y hasta moral. Y al mismo tiempo pensé en todos los militantes que han luchado por la causa europea, porque no es fácil. Hay momentos delicados, como el actual. Y por eso también esperaba un cierto sarcasmo de algunas redes sociales y de algunos periódicos. Pero aún así, creo que el premio es una recompensa merecida y un gran estímulo para todos los europeos”

Euronews:
“El comité noruego del Nobel evocó las ampliaciones de la Unión Europea como una nueva era en la Historia. Pero hay críticos que achacan las actuales discrepancias políticas dentro de la UE precisamente a esas ampliaciones, sobre todo a la 2004, en la que de golpe entraron diez países. ¿Qué piensa usted de todo eso?”

Jacques Delors:
“Hay que tener una visión política. La ampliación a España y Portugal fue todo un éxito. Los dirigentes de aquella época, y yo mismo, que entonces era presidente de la Comisión, queríamos mostrarle a los pueblos que salían de un periodo de dictadura que tenían abiertas las puertas de Europa si continuaban desarrollando o restableciendo la democracia. Y al mismo tiempo, como su nivel de vida era inferior al de la media europea, yo propuse la política de cohesión, que hoy en día representa más de un tercio del presupuesto comunitario. Estábamos en un momento de fortaleza. Luego, a los países de la antigua EFTA, fundada por Gran Bretaña por hostilidad al mercado común de 6, les propuse una gran zona de libre comercio, y curiosamente, excepto Noruega, todos prefirieron la adhesión. Más tarde cayó el muro de Berlín. Y eso abrió las puertas a nuevas ampliaciones. Es cierto que esas ampliaciones se hicieron demasiado rápido. Porque no nos tomamos el tiempo de acomodar la casa antes de recibir a los nuevos huéspedes. Por decir eso fui castigado en el Consejo Europeo de Lisboa de 1992, dije que esos países debían integrarse, sí, pero que no teníamos prisa y que antes debíamos reformar nuestras instituciones y nuestro marco financiero. No se me hizo caso, el entusiasmo era tal que se precipitó su adhesión. Desde mi punto de vista no dosificamos bien las ampliaciones. Ni profundizamos lo necesario”.

Euronews:
“La crisis financiera y económica ha puesto en evidencia las limitaciones del euro. ¿La adopción de moneda única fue una decisión acertada?”

Jacques Delors:
“Sí. Fue una decisión acertada, pero tenía un vicio de construcción. Si usted lee el informe del Comité Delors, que se llama así y no es culpa mía, verá que, a petición del Consejo Europeo, ofrecía su visión de cómo debería ser el euro, con un apartado económico y otro monetario. Pero el apartado económico apenas se desarrolló, ese es el error de construcción. Y lo hemos pagado muy caro. Porque no ha habido coordinación de las políticas económicas, ni ha habido discusiones francas entre los ministros. Eso explica que no nos hayamos dado cuenta de que en Irlanda, en España o en Portugal se estaban torciendo las cosas. ¿Por qué? Porque en ese momento, el euro era fuerte. Tan fuerte que nos ha protegido incluso de nuestras insensateces. Así que lo que hay que hacer ahora es reparar ese error de construcción del que hablo”.

Euronews:
“¿Qué hay que hacer para que los ciudadanos recuperen la confianza en Europa?

Jacques Delors:
“Cuando leo en la prensa las reacciones de algunos países en dificultades, veo que nunca reconocen los errores de sus políticos y por eso no admiten que ahora les toque pagar por ello. No. Dicen que la culpa es de la ideología dominante, sea cual sea, o directamente de Europa. Nunca hemos tenido tanta necesidad como ahora de explicar lo que es Europa, lo que aporta y lo que representa para el futuro. Y puesto que ya no estoy en el meollo y además me tocó una época más fácil, digo que hay que analizar las causas de lo que ha ocurrido. Y no es el presidente de la Comisión el que tiene que pasearse por toda Europa. Son los gobiernos lo que en lugar de decir que es la culpa de Europa, deberían decir: hemos llegado hasta aquí y hay que seguir porque Europa nos beneficia, tanto desde el punto de vista de la vida en común, como desde el punto de vista del empleo y el desarrollo”.

Euronews:
“¿Cree que algún día veremos una unión política en Europa?

Jacques Delors:
“Por ahora no lo creo. El esquema que yo veo es el siguiente. Ya que las diferencias siempre han sido un motor para Europa, Schengen y el euro, creo que hay que consolidar la zona euro reforzando la cooperación, como prevén los tratados. Y creo que la zona euro necesita un presupuesto propio, un instrumento de regulación económica y una agencia europea para la deuda. Eso permitiría al mismo tiempo vigilar y reforzar la solidaridad antes de que llegue otro temporal. Yo veo una gran Europa, abierta y fundada esencialmente sobre el mercado único, con las cuatro libertades de circulación: personas, servicios, bienes y capitales. Con una visión mundial, con la ayuda al desarrollo y una política de buena vecindad. Y veo esa gran Europa como un modelo en el que se podría inspirar incluso Naciones Unidas para acometer su reforma interna”.

Euronews:
“¿No cree que quizá la crisis del euro haya desanimado a potenciales candidatos a la adhesión, como Turquía?”

Jacques Delors:
Sobre Turquía, creo que se han dicho frases muy desafortunadas. Y han sido pronunciadas por hombres de Estado. Algunos han dicho que Turquía jamás entrará en Europa. Y es un grave error, porque da la impresión de que Europa es un club cristiano. Esa es la mejor manera de distanciarnos. Y ya tenemos suficiente con los integristas, la negación del otro y los ataques de cualquier tipo para crearnos más problemas aún. Ha habido gobiernos que han hecho un análisis muy simplista. Y hay una frase de Tommaso Padoa-Schioppa, el antiguo presidente de “Nuestra Europa”, nuestro think tank, que ilustra perfectamente mi pensamiento. Fue un fabuloso ministro de Finanzas del gobierno Prodi y dijo: “El rigor para los estados, y para Europa la recuperación”. Si lleváramos a cabo esa idea con perspectivas financieras y además añadiéramos 200.000 millones de euros para potenciar el crecimiento sostenible, las infraestructuras y la investigación, créame, Europa volvería ser lo que fue”.