Última hora

Última hora

Shirin Ebadi: "Occidente debe estar atento a la situación de los derechos humanos en Irán"

Leyendo ahora:

Shirin Ebadi: "Occidente debe estar atento a la situación de los derechos humanos en Irán"

Tamaño de texto Aa Aa

El Parlamento Europeo ha entregado este miércoles el premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2012 a la abogada y opositora iraní Nasrin Sotoudeh y a su compatriota, el cineasta Jafar Panahi, ambos encarcelados en Irán.

La encargada de recoger el premio de la abogada ha sido Shirin Ebadi.

euronews ha hablado con la premio Nobel de la Paz de la situación de los derechos humanos en Irán.

Hossein Alavi. euronews:
Qué mensaje pretende transmitir la concesión del Sájarov a Nasrin Sotoudeh y a Jafar Panahi y qué impacto tendrá ese premio en Irán?

Shirin EBADI:
El mensaje es que el mundo es consciente de la lucha pacífica del pueblo por lograr la democracia y en favor de los derechos humanos. El punto más importante es que muestra al mundo cómo, en Irán, las libertades individuales y políticas están restringidas hasta el punto de que un famoso director de cine que planea hacer una película, es arrestado y condenado a la cárcel antes de hacer la película e incluso antes de que se proyecte.

El caso de Nasrin Sotoudeh, que es abogada, y ha sido sentenciada a seis años de cárcel y a veinte años de prohibición de ejercer su profesión, también refleja perfectamente lo que está sucediendo en Irán.

Euronews:
En el pasado, ha hecho hincapié en que occidente, además de mirar con lupa el programa nuclear iraní, también debe prestar atención a la cuestión de los derechos humanos en Irán y a la seguridad de la nación iraní. ¿Qué espera concretamente de la Unión Europea?

Shirin EBADI:
La Unión Europea debería ampliar la lista de individuos sancionados por violar los derechos humanos. También debe hacer lo posible para que las sanciones que adopten no dañen al pueblo, sino que más bien debiliten al régimen. También creo que no se debería permitir que el Gobierno iraní use los satélites europeos para difundir odio y mentiras y que la UE debería enviar representantes para supervisar las próximas elecciones en Irán.

Euronews:
El mes pasado, la muerte de Sattar Beheshti, el bloguero iraní que falleció en la cárcel, durante un interrogatorio, fue percibido por los iraníes y por la opinión pública mundial como un caso muy evidente de violación de los derechos humanos. Incluso el poder judicial decidió estudiar el caso. Sin embargo, parece que al final, están intentando presentarlo como un simple error de un funcionario del Gobierno. ¿Cómo conseguir que la justicia iraní rinda cuentas?

Shirin EBADI:
El problema más grave es que el sistema judicial iraní ha perdido su independencia y se ha convertido en un departamento del Ministerio de Inteligencia. Lamentablemente, los funcionarios de seguridad pueden dictar lo que quieran y los jueces encargados de estos casos, simplemente firman las sentencias y hacer cumplir las órdenes. Lo importante es que tenemos que volver a la independencia del sistema judicial y eso no es posible sin una reestructuración.

3.36
euronews:
La misión del nuevo relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en Irán, Ahmed Shaheed, sigue sin ser clara. Las autoridades iraníes no le han permitido todavía que vaya a Irán. ¿Qué medidas puede tomar Naciones Unidas a este respecto?

3.53
Shirin EBADI:
Naciones Unidas ha comprendido bien que el Gobierno iraní tiene la intención de neutralizar al relator y por eso no le dan un visado. Una de las cosas que quieren ocultar es el tipo de elecciones que se llevan a cabo en Irán. Las autoridades iraníes pretenden que son elecciones libres. Pero los representantes internacionales deberían supervisar en el terreno las próximas presidenciales para ver si siguen las pautas de unos comicios libres, sanos y justos o no.

Tienen que comprobar si se cumplen las directrices aprobadas por la Unión Interparlamentaria, de las que el gobierno de Irán es signatario. Estos representantes deberían dictaminar si las elecciones se organizan siguiendo las convenciones de derechos humanos que, por cierto, Irán también ha firmado.

euronews:
En las cárceles iraníes, además de periodistas, abogados y activistas pro derechos humanos como Sotoudeh, Abdolfattah Soltani, Ahmad Zeidabadi, Issa Saharkhiz y mohammad Kaboudvand, hay otros muchos presos políticos desconocidos y, según activistas de derechos humanos, tanto ellos como sus familias están sometidos a una enorme presión. ¿Qué medidas han tomado los activistas pro derechos humanos y la comunidad internacional con respecto a este grupo de presos?

Shirin Ebadi:
Hay que repetir una y mil veces los nombres de estas personas, que deberían tener todo el apoyo posible de todas las formas imaginables. Por ejemplo, concederles un premio, ayuda a dar proyección a sus casos.

Una de estas personas desconocidas que se encuentra en las peores condiciones, es Javeed Houtan-Kian, abogado de Sakineh Mohammadi, la mujer que fue condenada a muerte por lapidación. Gracias a la presión internacional, al final no se aplicó la sentencia.

Sin embargo, él fue sentenciado a seis años de prisión. Ha estado en la cárcel en la ciudad de Tabriz durante más de dos años bajo una enorme presión física y psicológica. Es un abogado valiente que merece ser apoyado.

euronews:
Este año, un número considerable de personas han sido ejecutadas en Irán acusadas de tráfico de drogas, según informes oficiales iraníes.

Activistas pro derechos humanos han expresado su preocupación de que, al amparo de tal acusación, también hayan ejecutado a disidentes políticos. ¿Hacen algo el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y otros foros internacionales sobre este problema?

Shirin Ebadi:
Por desgracia, muchas de las ejecuciones se llevan a cabo sin anuncios de ningún tipo, sin que se sepa si hay disidentes entre los narcotraficantes.

Nosotros protestamos por ese tipo de ejecuciones y nuestra principal reivindicación es que el poder judicial no celebre esos juicios a puertas cerradas.

Le doy un ejemplo concreto: hace dos meses, nos llegó la noticia de que el forense había examinado los cuerpos de cuatro mujeres apedreadas. ¿Cuándo fueron lapidadas? ¿cómo se desarrolló su proceso? ¿son táles castigos propios del siglo 21? Estas son las preguntas que los abogados iraníes hacen continuamente, pero por desgracia, el régimen no nos da la respuesta.