Última hora

Última hora

Berlusconi: 'Molesto en Europa porque he vetado decisiones'

Leyendo ahora:

Berlusconi: 'Molesto en Europa porque he vetado decisiones'

Tamaño de texto Aa Aa

Silvio Berlusconi ha vuelto al primer plano de la escena política para lanzarse como candidato a las próximas elecciones generales italianas. En su primera entrevista concedida desde hace más de un año a un canal de televisión internacional, el exprimer ministro italiano habla de sus ‘amigos’ y ‘enemigos’ en Europa. Asegura que la canciller alemana, Angela Merkel, no le resulta antipática y señala que el presidente ruso Vladímir Putin es ‘el mejor’ político de la escena mundial.

Gardenia Trezzini, euronews:
Silvio Berlusconi, llegó en 1994. Se fue en 2011. ¿Por qué ha vuelto?

Silvio Berlusconi, ex primer ministro italiano:
Porque como sucedió en 1994 mi país corre, ahora, el peligro de ver en el Gobierno a la izquierda italiana, que desgraciadamente no es una izquierda socialdemócrata. Es aún una izquierda que todavía tiene sus raíces en la ideología comunista. El partido se llamaba entonces Partido Comunista Italiano, luego ha cambiado a menudo de nombre, hoy se llama Partido Democrático, pero los hombres que están al frente, siguen siendo los mismos protagonistas que entonces”.

euronews:
Pero no es suficiente agitar el fantasma comunista para ganar unas elecciones. ¿Cuáles son las nuevas propuestas de Silvio Berlusconi?

Silvio Berlusconi:
Naturalmente tenemos una programa que no se puede sintetizar tan fácilmente…

euronews:
Dígame dos o tres puntos principales…

Silvio Berlusconi:
… pero que consiste en un cambio completo de ruta respecto al programa económico que han puesto en marcha los llamados técnicos que han estado en el Gobierno y que han provocado un desastre.

Porque en 13 meses han provocado la caída del consumo, la caída de la producción, y hay 600.000 trabajadores más en el paro. El desempleo juvenil alcanza el 37 por ciento. Han provocado un aumento de la deuda pública, el cierre y la crisis de muchos sectores, empezando por el de la construcción o el sector del automóvil cuyas ventas han retrocedido a niveles de hace 33 años.

¿Qué ofrecemos nosotros a los italianos? nosotros somos liberales. Consideramos que no son los ciudadanos los que deben estar al servicio del Estado, si no que el Estado debe estar al servicio de los ciudadanos, por tanto, debemos intervenir a favor de los ciudadanos, sobretodo reduciendo los impuestos. Lo primero es que vamos a suprimir el Impuesto de Bienes Inmuebles creado por este Gobierno, que ha situado a Italia en la segunda posición a nivel europeo en este tipo impositivo.

euronews:
¿Por qué no redujo los impuestos durante todos los años que estuvo en el Gobierno?

Silvio Berlusconi:
Pues porque Italia tiene una desventaja con respecto a todos los demás países. El voto de los electores italianos está muy fragmentado. No tenemos un bipartidismo, con una izquierda y una derecha, con demócratas y republicanos.

Los italianos votan por una infinidad de pequeños partidos, de forma que para gobernar hace falta el apoyo de una coalición, en la que hay un gran partido —el Partido Democrático a la izquierda o el Pueblo de la Libertad, mi partido, en el centro derecha— que necesitan el apoyo de esos pequeños partidos que no actúan por el interés del país sino por el interés propio, que es al fin y al cabo el interés de cada uno de sus líderes.

euronews:
Un ejemplo es La Liga Norte…

Silvio Berlusconi:
Por ejemplo también la Liga Norte. Nosotros hemos dejado de hacer ciertas cosas por el veto de la Liga. También cuando se presenta una proposición de ley, hay que llegar a un compromiso con los pequeños aliados y el texto llega al Parlamento 450 o 600 días más tarde totalmente modificado. Y no sólo eso: si la oposición no está de acuerdo, total o parcialmente, la ley se impugna. Y es por esta anomalía, típicamente italiana, que una magistratura, en parte politizada, de izquierda, impugna esa proposición de ley y la lleva al Tribunal Constitucional, que tampoco está compensado —11 de sus miembros son de izquierda y sólamente 4 de centro derecha— y que inevitablemente termina por revocar la decisión del Parlamento.

euronews:
La magistratura se basa en elementos concretos, no necesariamente toman partido…

Silvio Berlusconi:
No, la magistratura ataca a sus adversarios políticos aunque no disponga de elementos concretos. Yo mismo fuí apartado del Gobierno en 1994 —vulnerando la democracia y los derechos de los que me habían elegido— tras la notificación de la apertura de un procedimiento de la Fiscalía de Milán que me acusó de corrupción. Pues bien, años después fuí absuelto con todos los pronunciamientos favorables sin establecerse culpabilidad alguna. Ahora la fiscalía de Milán está intentado hacer lo mismo.

euronews:
Resulta un poco chocante, como dirían algunos, tener a un posible presidente del Consejo, expresidente del Consejo, con semejantes cuitas judiciales…

Silvio Berlusconi:
Lo chocante no es que el presidente del Consejo (de Ministros) esté lidiando con la justicia sino que la justicia intervenga en política, en las elecciones democráticas de los ciudadanos a elegir utilizando el poder que tiene para una lucha política.

euronews:
¿Entonces, son todo mentiras?

Silvio Berlusconi:
Siempre he sido absuelto. He tenido 103 causas abiertas y siempre he sido absuelto, o los casos han prescrito. Es decir, los magistrados no han sido capaces de demostrar sus acusaciones durante años y se han archivado.

La moral de esto, y se que son cifras difícilmente comprensibles para los europeos, para sus espectadores, es que en 19 años he gastado 450 millones de euros en abogados y asesores. Una cosa absolutamente increíble e incomprensible, salvo que tengamos en cuenta que la magistratura italiana, es una magistratura en parte politizada.

Se lo voy a demostrar con un ejemplo: hay un partido político formado por fiscales que son totalmente de izquierda, que expresan sus ideas revolucionarias de izquierda con meridiana claridad y que hasta hace pocos días estaban al cargo de las investigaciones más sensibles que había en Italia, como las relativas a las relaciones entre el Estado y la mafia.

euronews:
Un fiscal que decide colgar la toga y presentarse a unas elecciones, se convierte en un ciudadano como otro cualquiera, como un empresario que puede tener…

Silvio Berlusconi:
Sí, pero con la mismas ideas que cuando estaba en la fiscalía…

euronews:
Digamos que el conflicto de intereses no se reduce a la magistratura, también existe en el sector empresarial, ¿no?

Silvio Berlusconi:
Nosotros hicimos una ley sobre el conflicto de intereses que está totalmente vigente. En cuanto a la creencia que hay en Europa de que Silvio Berlusconi viene utilizando sus canales de televisión para hacer política, tengo que desmentirlo totalmente. Mis televisiones no hacen política y ningún programa de mi cadena en toda su historia ha ido en contra de la izquierda.

euronews:
Cuando se habla de conflicto de intereses, evidentemente no se habla únicamente de la televisión. Cuando un candidato se presenta, sea magistrado o empresario, acarrea un pasado o también un presente de los que tiene que rendir cuentas. No es sólo el juez, es la posible reelección de un primer ministro.

Silvio Berlusconi:
Durante 19 años me han investigado con ‘rayos x’. La magistratura ha examinado más de dos millones de páginas de documentos y he salido totalmente indemne por lo que respecta a mi actividad empresarial. Por eso soy probablemente el primer contribuyente italiano. Desde que empecé he pagado 9.000 millones de euros de impuestos en las arcas del Estado, y entonces como ahora han intentado atacarme, pero siempre he salido victorioso.

euronews:
En 1994, cuando se presentó como candidato por primera vez, anunció una reforma liberal como Regan o Thatcher. Pero en realidad los resultados concretos de esta reforma liberal casi no los hemos visto.

Silvio Berlusconi:
No, porque no ha sido posible realizar una verdadera revolución liberal como era nuestra intención y como yo, de buena fe, dije que quería hacer.

euronews:
¿Qué ha fallado?

Silvio Berlusconi:
Nos han faltado los mecanismos para poder hacerla: el Gobierno italiano no tiene los instrumentos para trabajar que tienen otras democracias occidentales. Si no se modifica la Constitución, Italia seguirá siendo como ahora, un país no plenamente gobernable.

Tenemos dos problemas, quizás tres en Italia, porque luego Italia es un país rico, en el que se vive bien, somos la segunda economía más sólida de Europa..

euronews:
Con el 37,5 por ciento de paro juvenil. Un país rico que tiene a los jóvenes ‘en la calle’ como se dice coloquialmente, y eso significa que tiene un problema en alguna parte y que no es tan rico.

Silvio Berlusconi:
Porque el Gobierno de los llamados técnicos ha hecho una reforma laboral equivocada, difícil de asumir por las empresas.

euronews:
Pero sabemos que las cifras no son el resultado de un trabajo de pocos meses, de un Gobierno transitorio y técnico, son el resultado de…

Silvio Berlusconi:
En lo que a mí respecta, el resultado de mi Gobierno fue aumentar en un millón y medio el número de trabajadores. O sea que a mí, en este tema no se me puede criticar porque yo he incrementado la fuerza laboral italiana en un millón y medio de trabajadores.

euronews:
Pero las cifras siguen siendo impresionantes. Si usted fuese actualmente un joven italiano…

Silvio Berlusconi:
Perdone, conmigo el desempleo descendió al 7%. Con el Gobierno técnico ha aumentado hasta el 11,1%.

euronews:
Es la media europea, estamos en la media europea que es del 10,6… 10,7%.

Silvio Berlusconi:
Está por encima de la media europea. Tenemos más jóvenes parados que en otros países de Europa.

Yo he incluido en nuestro programa una medida para que las empresas puedan contratar a jóvenes sin pagar ni cargas sociales ni impuestos. Es decir, que lo que la empresa pagará al nuevo colaborador será exactamente la cantidad que el colaborador recibe por su propio trabajo.
Ahora, en cambio, el trabajador recibe la mitad, el 50 por ciento, respecto al coste que tiene para la empresa.

Eliminando estas contribuciones e impuestos y, además, los contratos en negro —que por desgracia todavía existen en la economía italiana— porque tenemos una parte de nuestra economía que es economía sumergida. Así las empresas pueden aumentar su disponible, gracias a estos nuevos empleados, hacer más contrataciones y en consecuencia, pagar menos impuestos”.

euronews:
¿Cómo piensa atacar a la economía sumergida? porque se trata de una prioridad nacional, es digámoslo asi, una verdadera emergencia. ¿Qué propuestas tiene?

Silvio Berlusconi:
El tema de la economía sumergida es un problema que viene de lejos y que se puede combatir sólamente de una forma: reducción de la presión fiscal y éste es un objetivo que nos hemos marcado. En casi diez años de nuestro Gobierno nunca hemos aumentado los impuestos.

euronews:
Tampoco han disminuido.

Silvio Berlusconi:
Porque por nuestra propia y particular situación italiana no hemos podido debatir con los sindicatos, por ejemplo, para hacer una reforma laboral y una reforma fiscal para sacar a la luz la economía sumergida.

euronews:
¿Lamenta algo del periodo en el que fue primer ministro?¿Podría haber hecho más o de forma diferente?

Silvio Berlusconi:
No, era imposible. Creo que no cometí ningún error.

euronews:
¿Ninguno?

Silvio Berlusconi:
Sólo uno. No conseguí que los italianos me otorguen la mayoría absoluta”.

euronews:
¿No se reprocha nada más?

Silvio Berlusconi:
No, he hecho un trabajo excelente, mejor que el de todos cuantos me han precedido y, pese a las dificultades, pequeños partidos y falta de instrumentos para trabajar eficazmente, he hecho cosas admirables.

euronews:
¿Para Silvio Berlusconi quién es hoy su principal enemigo político? ¿a quién considera su verdadero rival?

Silvio Berlusconi:
No tengo enemigos, sólo contricantes, o como usted dice, rivales. Seguramente es el líder del Partido Democrático, Bersani.

euronews:
¿Y Mario Monti? Permítame la pregunta, es que son un poco como una pareja de viejos amantes, que se quieren, se odian y en ocasiones se apoyan. Usted apoyó a Monti en el pasado, cuando era comisario europeo, usted le ha apoyado. Tienen una relación como con altibajos.

Silvio Berlusconi:
No no hay altibajos. Yo conocía a Monti, como un profesor al que todos estiman. Yo le propuse, y yo, como Gobierno, le nombré comisario europeo.

Luego, durante el Gobierno del honorable D’Alema, le apoyé para que se quedara cuatro años más. Y posteriormente, cuando se desató toda esa conjura que me forzó a la dimisión, consideré la propuesta del jefe del Estado de que Monti tomara las riendas de un Gobierno de técnicos para salir adelante. Luego, la desilusión ha sido total.

euronews:
Monti ha logrado el apoyo del Vaticano, un factor clave indispensable en Italia. ¿Por qué?

Silvio Berlusconi:
No, eso no es verdad, no es cierto.

euronews:
Bueno, ha habido declaraciones explícitas en ese sentido. ¿Cómo reconquistar a los católicos?

Silvio Berlusconi:
No, no es verdad, de ninguna manera. Únicamente ha habido un artículo en un periódico católico, que no representa al mundo católico, con el que tenemos muchísimas relaciones.

euronews:
Las declaraciones van en una cierta dirección. Claramente Monti es también el candidato ideal para el electorado católico.

Silvio Berlusconi:
Tenemos también muchísimas declaraciones que valoran positivamente todo cuanto hemos hecho durante nuestros casi diez años de Gobierno. Sobre todo en lo que se refiere a la defensa de los valores éticos, del individuo, de la vida, la familia, la libertad de educación, valores que siempre hemos considerado nuestros. Somos la costilla italiana de un partido católico, dentro de la gran familia de la democracia y de la libertad en Europa que es el Partido Popular Europeo.

euronews:
Hay algo que no cuadra demasiado en las relaciones entre usted y el Partido Popular Europeo. Su presidente, Joseph Daul, ha dicho que el candidato del Partido Popular Europeo es Mario Monti. ¿Dónde está el problema?

Silvio Berlusconi:
Esto es algo que él ha negado haber dicho. Puede ser que lo dijera. Es una grave…”

euronews:
Ha hecho varias declaraciones en ese sentido…¿Es una posición personal o la expresión de un sentimiento europeo difuso?

Silvio Berlusconi:
Él es símplemente es uno de los catorce vicepresidentes del Partido Popular Europeo. Evidentemente tiene sus propias miras, habla el alemán mejor que el francés porque es de Estrasburgo.

Seguramente querrá complacer a alguien pensando en su carrera. Le diré que me quedé muy dolido con estas declaraciones aunque, repito, son declaraciones que no tienen ningún sentido, que contrastan con la realidad italiana y que ha habido otras declaraciones más acordes con mi actitud hacia Europa.

Aprovecho esta entrevista para decirle que no creo que haya un italiano más europeísta que yo, que desde antes de entrar en política, he compartido el sueño de Schuman, de Adenauer, de De Gasperi, de una Europa que pudiese converitrse en una entidad como Estados Unidos.

euronews:
¿Cuál ha sido el punto de ruptura entre usted y Europa? En algún momento algo se ha debido romper si el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, dice claramente que “Berlusconi es una amenaza para Italia y para Europa y no una fuente de estabilidad.

Silvio Berlusconi:
Pues que yo tuve que enfrentarme duramente con Martin Schulz en una sesión del Parlamento Europeo cuando dijo cosas infundadas y muy desagradables en contra mía, de mi Gobierno y de mi Partido.

euronews:
¿Son sólo temas personales? Schulz, Daul, y también Juncker en otras declaraciones.

Silvio Berlusconi:
Perdone, no me ha dado nombres de referentes queridos en Europa.

euronews:
¿El presidente del Parlamento Europeo no es apreciado en Europa?

Silvio Berlusconi:
El presidente del Parlamento Europeo… fue fruto de una negociación entre nuestro partido y los socialdemócratas, que propusieron a Schulz, y dado que esto era un pacto para repartir la legislatura, dos años para uno de los nuestros y los otros dos para un socialdemócrata, aceptamos, pero eso no significa que apreciemos a Schulz.

Respecto a Europa, me gustaría decir otra cosa, cuando se tomó la decisión conjunta, que yo apoyé de manera firme, de nombrar un presidente del Consejo Europeo, dije que Tony Blair sería el personaje más carismático, el más experto y el más reconocido internacionalmente.

Y eso mismo sucedió con el cargo del Alto Representante para la Política Exterior: Alemania y Francia, que querían tener controlada la política exterior, dijeron no a la propuesta de Tony Blair y nombraron a una excelente persona al frente del Consejo Europeo, que es Van Rompuy, alguien totalmente desconocido para los ciudadanos europeos… y soy amigo de Van Rompuy.

euronews:
Quizás porque el eje franco-alemán es decididamente más influyente en Europa que Italia.

Silvio Berlusconi:
Pero va en contra de Europa, como sujeto reconocido, que puede exportar la democracia, que puede desarrollar un papel positivo en el ámbito internacional, no se puede manteniendo la estructura actual, con la soberanía nacional construida celosamente por cada uno de los países, que podamos pensar en una Europa que responda al sueño de los ‘padres fundadores’.

euronews:
¿Por qué le resulta tan antipática Angela Merkel?

Silvio Berlusconi:
No me resulta antipática…

euronews:
¿Cuál es el problema que tiene con Angela Merkel?

Silvio Berlusconi:
…No tengo ningún problema con Angela Merkel, es una persona con la que siempre he tenido relaciones cordiales, el único problema… es que tengo que defender los intereses italianos y dado que Alemania ejerce un papel hegemónico en Europa me gustaría que fuera una hegemonía solidaria.

euronews:
Hablando de sus declaraciones algo escépticas, respecto al euro… ¿quizás hayan provocado estas reacciones, digamos un poco subidas de tono, de parte de los europeos respecto a su candidatura?

Silvio Berlusconi:
Yo nunca he sido escéptico sobre el Euro

euronews:
Pero si ha acusado al euro de bastantes males, ¿no?

Silvio Berlusconi:
Yo nunca he formulado ese tipo de acusaciones. Estoy convencido de la utilidad de una moneda única, de la utilidad del euro, sólo digo que se necesita una construcción global alrededor de esa moneda. Una moneda que no está respaldada por un banco central que a todos los efectos actúe como un banco central, es una moneda débil.

euronews:
Si fuera nombrado ministro de la economía italiana, ¿qué propondría en la primera cumbre europea?

Silvio Berlusconi:
En todos los consejos de jefes de Estado y de Gobierno tenía una posición de experiencia y conocimientos superior a la media. Mis colegas eran personas estupendas, pero algunos tenían sólo experiencia política, burocrática o sindical. No había nadie con mi experiencia económica, como protagonista de la economía, como alguien que durante varias décadas ha estado inmerso en la trinchera del mundo laboral y del mercado.

Yo reúno en mi persona la experiencia, ese conocimiento del mercado y la experiencia en el Gobierno.

euronews:
Es decir, que personalidades como Juncker, Olli Rehn, Barnier …

Silvio Berlusconi:
¿Quién, perdón ?

euronews:
Juncker, Olli Rehn, Barnier, ¿carecen de experiencia en su opinión?

Silvio Berlusconi:
Juncker también es un decano en estos consejos, pero representa a un país pequeñísimo y fue elegido con 58 000 votos.

Por tanto su influencia y su dimensión política no son comparables a las de alguien que representa a un país con 60 millones de habitantes.

Yo siempre he tenido relaciones cordiales y amistosas, diría que con todos mis colegas que se sientan en la misma mesa en el Consejo de jefes de Estado y de Gobierno. Pero seguramente me convertí en un personaje incómodo cuando para defender los intereses de mi país, sin atacar los intereses de otros países, empecé a decir no o a oponer vetos.

euronews:
¿No se siente un poco aislado en Europa?

Silvio Berlusconi:
Para nada. Tengo contacto continuo con todos mis colegas y además tengo un talento especial para respetar a los demás y conseguir que me aprecien. Soy una persona muy abierta a la amistad, y si hay alguien que durante veinte años protagonizando la vida política se ha hecho amigo de otros protagonistas de la vida política, ese soy yo.

euronews:
En el extranjero, la visión de Italia es completamente diferente. La perspectiva europea, sobre todo la de los medios europeos, internacionales en realidad, pero digamos europeos, no le aprecian especialmente. ¿Cree que es una visión distorsionada debido a la lejanía del núcleo del problema o a qué se debe? ¿a qué se debe esa quasi unanimidad de los medios europeos sobre usted?

Silvio Berlusconi:
Mire, tengo que contradecirla, porque he estado en Praga, he estado en Francia, y me reconocen por la calle debido a mi antiguedad en la política.

euronews:
Pero no hablamos de popularidad, hablamos de aceptación.

Silvio Berlusconi:
Mis colegas empresarios, mis colegas del Partido Popular Europeo siempre me han recibido con los brazos abiertos. Los medios están claramente escorados a la izquierda y están vinculados con los medios italianos que también son prevalentemente de izquierda.

Hay una cadena vinculada especialmente a un periódico de izquierda, que es ‘La Repubblica’”, que cultiva todas esas amistades y afinidades y esa cadena está contra mí.

euronews:
¿Pero cree que ‘La Repubblica’ es tan poderoso que puede influir a diarios como The Economist, Liberation, o Le Monde? tal vez le otorga demasiada importancia…

Silvio Berlusconi:
Hay un circuito preciso, y en ese cirucito se ayudan mútuamente. Intercambian información y retoman esa información, es decir: yo publico una noticia, te incito a retomarla y al final sale como le parece a Liberation. Y eso es algo a lo que me he tenido que enfrentar siempre…

euronews:
Si gana las elecciones y acude a una cumbre europea, ¿cree que Angela Merkel le recibirá con los brazos abiertos?

Silvio Berlusconi:
Siempre he tenido relaciones cordiales con ella. Sólo hubo una ocasión en la que ella y Sarkozy tuvieron una actitud que atacó mi credibilidad internacional y la señora Merkel me dijo: “¿cómo sigues dirigiéndome la palabra?

euronews:
¿Eso le dijo Merkel? ¿hablaron después de ese episodio?

Silvio Berlusconi:
Sí, sí, hemos seguido hablando. Yo no sé ser rencoroso, algunas veces soy demasiado bueno.
He tenido problemas con Sarkozy por otro asunto, porque cuando obtuve de él, es decir, de Francia que Mario Draghi fuese nombrado presidente del Banco Central Europeo, él exigió a cambio la dimisión del miembro italiano de la dirección del Banco Central Europeo. Naturalmente acepté esa condición, pero el problema fue que Bini Smaghi no quiso presentar su dimisión aunque le ofrecimos todo tipo de posibilidades. Él quería que le nombrásemos gobernador del banco de Italia. Pero para mí, como presidente del Consejo, no reunía las características necesarias para formalizar ese nombramiento.

euronews:
Con Sarkozy fue una lucha por el liderazgo. En Libia ocupó el primer plano… Italia podía haber jugado un papel histórico. ¿Se demostró luego que Francia fue más eficaz, más concreta?

Silvio Berlusconi:
No, Francia actuó por sus propios intereses. Cuando Sarkozy fue a Libia y vio que había no sé cuántos carteles en los que yo estaba con Gadafi, mostrando nuestro gran afecto y amistad, volvió a casa y les dijo a los suyos: “ Italia se queda con todo el petróleo y el gas libio, hay que hacer algo”, y dió la orden de bombardear la columna que Gadafi había mandado a Bangasi. Después hizo que interviniesen también los demás países. Yo quería dimitir esa noche porque fue una intromisión indebida de la comunidad internacional en los problemas internos de un Estado.

euronews:
Si tuviese que indicar una persona importante en su vida política, alguien de quien Silvio Berlusconi piensa que puede aprender, ¿quién sería?

Silvio Berlusconi:
Desde un punto de vista político, siempre he observado a los líderes de las potencias mundiales, por tanto siempre he tenido buenas relaciones con los presidentes estadounidenses, llegué a entablar una amistad muy estrecha con George Bush, he tenido buenas relaciones con Clinton y con su mujer, he tenido relaciones óptimas con Obama, a quien considero una persona capaz y con un sentido común enorme. Tengo relaciones fraternales con Putin, que para mí, es el mejor político de la escena mundial y creo que Rusia tiene la inmensa suerte de contar con un hombre de Estado como él.

euronews:
¿Él también es un incomprendido en el exterior?

Sivlio Berlusconi:
Por supuesto. Su imagen es exactamente lo contrario de lo que es realmente.

euronews:
Una pregunta personal ¿hay algo que impida dormir a Silvio Berlusconi, algo que le atormente como hombre político?

Silvio Berlusconi:
Como hombre político no, como responsable de mi país por la confianza que me otorgan tantos de mis conciudadanos, sí. Lo que me preocupa en este momento es la situación de espiral recesiva.