Última hora

Última hora

Human Rights Watch responde a su preguntas

Leyendo ahora:

Human Rights Watch responde a su preguntas

Tamaño de texto Aa Aa

Alex Taylor: “Si usted está viendo esto, lo más probable es que sea una persona y, como tal, tiene derechos. ¿Quién los define, quién los defiende y qué pasa si nuestros derechos no son respetados? Para responder a sus preguntas tenemos hoy en Italk a Jan Egeland, subdirector ejecutivo de Human Rights Watch y director de sus operaciones en Europa. Conectamos pues con el señor Egeland, que está en Oslo. Hola, gracias por participar en este programa.

Damos paso a la primera pregunta que va al corazón de su actividad”:
“Buenos días, yo soy Loïc, de Bruselas, aquí en Bélgica. Me gustaría saber cómo funciona Human Rights Watch, y qué es exactamente lo que hacen.”

Alex Taylor: “Una pregunta muy simple, ¿qué es exactamente Human Rights Watch y cómo funciona.”

Jan Egeland: “Bueno, Human Rights Watch es una organización mundial que investiga casos de violaciones de derechos humanos y de violencia contra individuos. Documentamos ilegalidades y las publicamos para que todo el mundo pueda saber cuál es la verdad y, finalmente, abogamos por el cambio, que debería ser hacia un estado de derecho en el que todo el mundo tuviera garantizados sus derechos”.

Alex Taylor: “¿Cómo se puede garantizar que lo que la gente dice es cierto? porque mucha gente puede inventar cosas”.

Jan Egeland: “Bueno, nosotros intentamos contratar lo mejor de lo mejor. Nuestros investigadores son expertos en los países de los que se ocupan. Trabajan sobre el terreno en Siria, en Rusia, van a Sudáfrica, van a China, van a todos los lugares donde hay guerra, represión, discriminación y violaciones de los derechos humanos. Se hacen cientos de entrevistas e informes. Cada semana publicamos nuevos informes, nuevas notas de prensa en las que incluimos y comprobamos hasta el último detalle porque hay que estar absolutamente seguro de que lo que publicamos es verdad. Y esa es nuestra fuerza, que lo que decimos es la verdad, tal y como lo hemos visto con nuestros propios ojos, allí donde está pasando”.

Alex Taylor: “Vale. Puede ver los resultados de estas investigaciones en el sitio web de Human Rights Watch. Tenemos una pregunta que acaba de llegar a nuestro sitio web para el Sr. Egeland. Es de Bertrand, desde París ¿Cuáles son las cuestiones de derechos humanos dentro de la propia Unión Europea de las que los medios no hablan? ¿Europa ha lavado sus trapos sucios?”

Jan Egeland: “No. En Human Rights Watch tenemos datos que apuntan a un empeoramiento de la situación de derechos humanos en muchos países europeos. Diría, en pocas palabras, que tiene que ver con a las minorías, con la discriminación de inmigrantes: se violan sus derechos. Y es que las minorías y los migrantes son siempre más vulnerables en tiempos de austeridad”.

Alex Taylor: “Este es un tema que interesa mucho al Sr. Egeland. Se ha hecho un gran trabajo de investigación en este asunto, el de los Derechos de la Mujer. Y tenemos un montón de preguntas sobre esto. Vamos a la primera pregunta sobre este asunto”:
“Buenos días, mi nombre es Mentor, vivo en Bélgica y soy originario de Kosovo. Me gustaría hacer una pregunta con respecto a lo que sucede con las violaciones en la India. ¿Qué tiene intención de hacer el Gobierno de la India al respecto y que podemos hacer como ciudadanos europeos para poner fin a este problema?”

Alex Taylor: “¿Cómo pueden ayudar a los ciudadanos europeos y reaccionar contra lo que está pasando con las mujeres en la India, tras conocerse noticias como las de la semana pasada?”

Jan Egeland: “Se puede hacer mucho. En estos momentos Europa se prepara para la cumbre que anualmente celebran la Unión Europea y la India, un marco para el diálogo que incluye también los derechos humanos. Y creemos que Europa debe insistir en que no sólo sirven las leyes para defender a mujeres, también hay que exigir una mejor implementación de esas leyes. Porque India tiene un montón de buenas leyes. Lo que pasa es que hay policías corruptos, jueces corruptos, líderes corruptos que, en realidad, no defienden los derechos de las mujeres. Y lo que hemos visto es que incluso después de que se hayan producido algunas de esas horribles violaciones algunos líderes políticos y religiosos no han apoyado a las mujeres. Esto no se puede tolerar. La práctica, la cultura tiene que cambiar en la India como en tantos otros países en la defensa de los derechos de las mujeres “.

Alex Taylor: “Vale. Tenemos otra pregunta sobre este mismo tema para el Sr. Egeland.”
“Buenos días, mi nombre es Sabrine, de Bélgica. La primavera árabe es una evolución hacia la democracia, pero no hay realmente una evolución con respecto a los derechos de las mujeres. ¿Cómo ve esta situación?”

Alex Taylor: “¿Cuál es la repercusión de la primavera árabe? ¿qué pasa con los derechos de las mujer en los países árabes?”

Jan Egeland: “Nosotros, por ejemplo, somos muy críticos con la falta de derechos de las mujeres en Arabia Saudí, que es el país que sostiene algunos movimientos islámicos en otros países”.

Alex Taylor: “Pero, ¿allí escuchan lo que realmente importa, lo que usted está diciendo?, porque las mujeres todavía no pueden conducir en ese país, ¿qué tipo de presión puede hacerse, cómo se puede cambiar lo que sucede en estos países?”

Jan Egeland: “Sacando a la luz lo que está sucediendo en un lugar como Arabia Saudí o el caso ahora de Egipto, donde hay una batalla de valores en torno a todo esto. Y ayudando a las mujeres valientes que luchan por sus propios derechos y luchan por conquistar derechos en Arabia Saudí o Egipto o en el caso de la terrible guerra civil en Siria. Tenemos que presentar a la luz pública los casos de violaciones y ayudarles a luchar por sus derechos hasta que sean iguales a los de los hombres”.

Alex Taylor: “Vale. Pasamos a otra pregunta para iTalk, para que nos responda desde Olso”:
“Buenos días, mi nombre es Lola, yo vivo en Bélgica. En los países en desarrollo, las mujeres toman iniciativas positivas para cambiar sus condiciones de vida?

Alex Taylor: “En los países emergentes hay mujeres tomando iniciativas? ¿tiene ejemplos de mujeres que están tratando de cambiar las cosas, que lo intenten por sí mismas? ¿puede darnos algunos ejemplos positivos concretos?”

Jan Egeland: “Bueno, yo creo que la tendencia arraigada es que cada vez más países están abriendo la educación para las mujeres. Nunca antes en la historia han ido tantas niñas a la escuela primaria, a la escuela secundaria, a la universidad hasta hacerse con un título universitario. En muchos países de África, países de América Latina y de Asia en los que era inaudito tener mujeres en política ya las hay, más que nunca. Pero estamos lejos, muy lejos de la igualdad que las mujeres merecen y en demasiados lugares está discriminadas en el mercado laboral, en el ámbito académico y en la vida política”.

Alex Taylor: “Hay muchas personas que han enviado preguntas al Sr. Egeland sobre cuál cree que va a ser el tema fundamental de los derechos humanos en el futuro. Usted que conoce la cuestión en profundidad, ¿cuáles son los nuevos problemas de derechos humanos de este siglo.? “

Jan Egeland: “Oh, me gustaría subrayar que hay muchos, muchos asuntos que vienen de lejos como la tortura, incluso las ejecuciones extrajudiciales que siguen latentes. Asistimos ahora a los dramas de Argelia, de Mali y sobre todo la guerra de Siria. Las batallas de nueva generación giran en gran medida en torno a la libertad de información o internet. Internet es una gran herramienta para la que la sociedad busque vías de escape a las dictaduras, pero también es caldo de cultivo para la difusión de falsas acusaciones y de odio, por lo que creo que la batalla por la información y la batalla por nuestra libertad intelectual son los futuros campos de batalla donde los valores de los derechos humanos y del derecho internacional tienen que ser defendidos”.

Alex Taylor: “Muchísimas gracias, Jan Egeland. Puede saber como siempre quiénes serán nuestros próximos invitados en iTalk en el sitio web de euronews. Gracias a todo el equipo de los servicios audiovisuales del Parlamento Europeo, desde la hermosa Bruselas y hasta la vista”.