Última hora

Última hora

Evolucionando en el mundo del videojuego

Leyendo ahora:

Evolucionando en el mundo del videojuego

Tamaño de texto Aa Aa

La industria del videojuego ha cambiado mucho desde los años 80. Ahora se ha convertido en un mercado global, que dispone a veces de presupuestos hollywoodienses y de una mayor creatividad.

Los estudiantes de la Academia Europea del concepto denominado Cross Media trabajan en este sector. Amalie quiere ser directora de películas de animación y acaba de descubrir el potencial de los videojuegos. “Creo que lo que realmente ha cambiado en la industria del videojuego es que se ha abierto un nuevo horizonte. No es como en el cine. Todavía se pueden inventar nuevos conceptos. Esa idea de combinar historias, de utilizar distintos conceptos, es muy interesante,” opina esta joven.

Este programa europeo trata de enseñar a los estudiantes cómo combinar una película con un videojuego. Todo basado en el concepto de Cross Media o plataforma multicanal que Gunnar Wille, fundador de la Academia Europea de Cross Media, introdujo en la escuela de cine danesa. “Cuando empecé a trabajar utilizando esta idea, la mitad de los estudiantes, los de realización de cine, no lo aceptaron. Dijeron que solo querían aprender a hacer películas y no a crear videojuegos. No son interesantes, son violentos, decían. Pero la mayoría cambió de opinión al darse cuenta de que hablábamos de un nuevo medio de comunicación, de una nueva manera de contar historias que sí que es interesante y que atrae a muchísima gente,” explica.

Zoe tiene 19 años y viene de Escocia. Empezó estudiando diseño y ahora se siente cada vez más atraída por la producción de videojuegos: “Si tienes un buen productor, todo sale mejor. Hay un pequeño problema en la industria del videojuego ya que sus creadores se suelen pasar con el presupuesto o con el tiempo de duración provocando a veces retrasos a la hora de estrenarlos. Eso es porque no hay productores capaces de gestionar estos dos aspectos. Antes, los profesionales no entendían bien el concepto del juego. Hoy necesitamos más productores ahora que esta industria se está complicando cada vez más.”

Cuando se aplica el concepto de plataforma multicanal se piensa en cómo adaptar y aplicar una misma idea a distintas formatos. Desde el principio se decide el tratamiento de la historia que se quiere contar.

“Hoy en día cuando alguien hace una película luego se da cuenta de que necesita también crear un videojuego. Pero el juego no suele salir bien ya que la persona que lo realiza no está motivada. Su trabajo consiste en realizar una película, no un videojuego. Nosotros queremos que se piense en el videojuego a la vez que en la película, que sea un mismo proyecto. Porque así, el público apreciará los dos formatos. Por eso hay que pensar primero en el proyecto global y no en la película,” cuenta Gunnar Wille.

Este es el segundo año de este programa financiado por la Unión Europea cuya duración es de seis meses. Los estudiantes vienen del mundo entero. Tamas tiene 21 años y es húngaro. Le gusta crear películas y videojuegos aunque siente mayor debilidad por las consolas: “Yo creo que la industria del juego es más abierta de espíritu. Tienen un mayor margen de maniobra para experimentar nuevas ideas e ideologías. “

Para Amalie, esta nuevo enfoque permitirá también encontrar trabajo: “Antes no había realizadores de videojuegos, se abren nuevas oportunidades para nosotros ya que podemos influir en este negocio proponiendo buenas historias para videojuegos.”