Última hora

Última hora

Rusia y África, prioridades de la política exterior china

Leyendo ahora:

Rusia y África, prioridades de la política exterior china

Tamaño de texto Aa Aa

Primer viaje oficial al extranjero para la pareja presidencial china. El honor de la primera escala recayó en el gran vecino del Imperio del Medio…

La visita de Xi Jinping a Moscú es extremadamente simbólica de los lazos recíprocos y sobre todo de los intereses que comparten los dos gigantes.

Lazos económicos, porque sus intercambios energéticos y comerciales se refuerzan sin cesar, pero también porque los dos países, con voz y voto en el Consejo de Seguridad de la ONU, tienen el mismo enfoque de los grandes asuntos mundiales.

Una visión que expresa así el presidente chino:

Xi Jinping. Presidente de China: “Vivimos en una época de cambios y nos enfrentamos a un mundo en constante evolución. Y en este mundo, hay una tendencia a la paz, al desarrollo y a la cooperación entre todos los países. El obsoleto sistema colonialista ha caído, la confrontación y la separación en bloques propios de la Guerra Fría no existen. El mundo ya no será dominado por ningún país o bloque”

Pekín quiere seguir en la senda del crecimiento y ganar cada vez más peso como actor económico global, pero también geopolítico. La visita de Xi a Tanzania es otra prueba de la determinación china a mantener y ampliar su lugar privilegiado en África.

El continente cuenta con enormes recursos naturales, sobre todo minerales, que China necesita y es un destino perfecto para las mercancías “made in China”. El comercio bilateral entre China y África aumenta constantemente, la cifra de intercambios ha pasado de 7.700 millones de euros en 2000, a 128 mil millones en 2011.

Para el presidente de Tanzania, en sus relaciones con China ambos países salen ganando.

Jakaya Mrisho Kikwete. Presidente de Tanzania:
“Usamos tecnología tradicional, usamos las manos y no podemos desarrollar la agricultura. No empleamos fertilizantes, no usamos semillas de alto rendimiento. No regamos nuestros campos, por eso necesitamos tecnología. La tecnología necesaria para ayudarnos en el proceso de crecimiento”

Símbolo de esta amistad con Tanzania, la línea ferroviaria que une al país con Zambia, construida con ayuda de China entre 1970 y 1976, justo después de la independencia de los dos países en 1964.

Euronews ha entrevistado a Dmitry Mosyakov, jefe del centro ruso de estudios del sureste asiático, acerca de los movimientos de la política china moderna.

euronews: “Señor Mosyakov, es evidente que la elección de Rusia y de varios países africanos para el primer viaje al exterior del Presidente chino no es casual. ¿Qué le sugiere a usted como experto?

Dmitry Mosyakov: “La gira dice muy claramente cuáles son las prioridades de la China moderna y del nuevo gobierno chino, y cuáles serán las prioridades de su política exterior en el futuro. Desde el punto de vista de las nuevas autoridades chinas, Rusia se mueve hacia una posición de alianza estrecha e íntima. África es diferente. No es un secreto que África es uno de los principales objetivos económicos de Pekín, que intenta reforzar su influencia en el continente. De hecho, el desarrollo de China necesita por un lado garantizar la seguridad en el norte, una seguridad ligada a su relación con Rusia, y por otro lado China necesita considerables recursos minerales para seguir desarrollando su economía. Y la mayor parte de este mercado está ahora en África”.

euronews: “El presidente Vladimir Putin ha calificado de “gesto simbólico” la visita de Xi a Rusia ¿Qué tipo de la relación ve usted hoy día entre Rusia y China?

Dmitry Mosyakov: “Creo que las relaciones mejorarán. Es evidente que a día de hoy ambos países tienen intereses y objetivos comunes en todo el mundo. Si hablamos de China, está cada vez más claro que sus relaciones con Estados Unidos han entrado en un periodo de confrontación, ya que Estados unidos ha tratado por todos los medios de frenar el poderoso crecimiento chino, sustentado en el aumento creciente de su expansión en el sureste de Asia y en los países de la región del Pacífico. A esto se añaden las difíciles relaciones entre China y Japón… En este contexto, Rusia tiene un gran interés en consolidar sus relaciones con China, a la que mira no solo como una alternativa económica, sino también en el campo de la política. Y no hay duda de que una relación más estrecha con China fortalece la posición de Rusia, en sus negociaciones con la Unión Europea y con Estados Unidos”.

euronews: “Usted ya ha hablado de África. Un periódico ruso considera al continente Negro una “baza ganadora en el juego global”, que China practica con bastante éxito. ¿Tiene Pekín competidores en este juego?

Dmitry Mosyakov: “Sí, por supuesto. Esta lucha competitiva es evidente y se puede ver en diferentes ámbitos. Los medios de comunicación chinos, por ejemplo, muestran una visión totalmente diferente de los problemas en Mali. En nuestra prensa, y en Occidente en general, se contempla desde el punto de vista de la lucha contra los islamistas, los extremistas radicales y sus intentos de hacerse con el poder en este país africano. Pero la prensa china lo ve de otro modo. Dicen que el verdadero objetivo de la operación militar es echar a China, privarla de recursos minerales, especialmente de las reservas de las llamadas tierras raras, que han sido halladas en Mali y que Pekín planeaba explotar. Así que les parece que el objetivo principal de esta acción es expulsar a China de los países subsaharianos. De hecho África se está convirtiendo en un terreno de tensas disputas. Las antiguas potencias coloniales como Francia, o países como Estados Unidos, que no tiene una historia colonial pero sí un gran interés en África , no están dispuestos a aceptar que África se convierta en la fuente de los recursos minerales que necesita el crecimiento chino”.