Última hora

Última hora

El mundo avanza hacia la abolición de la pena de muerte

Leyendo ahora:

El mundo avanza hacia la abolición de la pena de muerte

Tamaño de texto Aa Aa

Se han dado pasos, pero no de gigante. En 2012 se cometieron 682 ejecuciones en 21 países según Amnistía Internacional, que ve señales positivas en su informe anual: la pena de muerte se ha abolido en Letonia, y en Vietnam no se ejecutó ninguna condena durante todo el año. David Nichols, de la organización, explica por qué. “Se han detenido las ejecuciones en Vietnam en 2012, porque antes importaban las inyecciones que utilizan en las ejecuciones de países europeos y en 2012 entró en vigor una prohibición de la exportación de esas sustancias.” Entre esos países estaban, según la organización, Reino Unido, Italia y Austria.

Bielorrusia es el único país que tiene pena de muerte en Europa. El año pasado ejecutaron a al menos tres personas, a pesar de la presión internacional. “Hay una gran presión internacional sobre Bielorrusia en este momento, incluyendo desde la Unión Europea, el Consejo de Europa, y también otros países de la antigua Unión Soviética. Pero el impacto es muy reducido. Siguen ejecutando a gente en secreto.”

China, Irán, Iraq, Arabia Saudí y Estados Unidos siguen encabezando la lista. En el gigante asiático fueron ejecutadas más personas que en el resto del mundo en conjunto.

Y es muy difícil conseguir datos, también de Irán, donde las ejecuciones suelen ser secretas. La pena de muerte se utiliza como forma de represión de la oposición.

Margherita Sforza, Euronews: Kamil Alboshoka tuvo que dejar Irán en 2006, y ahora vive en Londres, donde está luchando por la libertad de dos de sus primos y tres de sus mejores amigos, condenados a la pena de muerte en Irán. ¿Por qué han sido condenados?

Kamil Alboshoka, iraní solicitante de asilo político: Son activistas culturales y el régimen los arrestó y acusó de tener contactos con extranjeros, de corrupción y de ser enemigos de Dios. El régimen quiere callar la voz de los Ahwazi, porque es una región ocupada por el régimen iraní. Defienden la pena de muerte. Así que puede haber ejecuciones en cualquier momento.

Margherita Sforza, Euronews: ¿Cuál es su experiencia personal, por qué dejó Irán en 2006?

Kamil Alboshoka: En 2005 me arrestaron en una protesta en Ahwaz. Después me dejaron en libertad bajo fianza. En 2006 atacaron a mi familia, mataron a mi tío y arrestaron a todos los miembros de mi familia. Sólo me quedaba una opción, salir del país.

Margherita Sforza, Euronews: ¿Va a pedir la prohibición de la pena de muerte a nivel internacional?

Kamil Alboshoka: Necesitamos una prohibición de la pena de muerte en Irán. Porque la mayoría de las personas ejecutadas por el régimen son activistas. Según las Naciones Unidas en 2012, 508 personas fueron asesinadas por el régimen. Pero no incluye a los muertos en detenciones secretas, asesinados bajo tortura.

Margherita Sforza, Euronews: ¿Tiene alguna información al respecto?

Kamil Alboshoka: Sí, uno de ellos era mi primo. Alboshoka, 19 años, asesinado el 30 de enero de 2012. Pero su nombre no estaba en la lista de ejecuciones. Tres de mis familiares fueron asesinados en junio de 2012, pero sus nombres no aparecieron en las decisiones de pena de muerte. Hay otros casos, como el de Mohammed Kaaby, asesinado tras ser torturado, pero su nombre no estaba en la lista de detenciones.

Margherita Sforza, Euronews: Las ejecuciones en Irán son públicas, y muy a menudo en estadios deportivos. ¿Cuál es la reacción del público?

Kamil Alboshoka: El público no está contento con eso, pero nadie puede mostrar su desacuerdo porque el régimen es un estado policial, controlado por un servicio de inteligencia, nadie puede estar en desacuerdo pero definitivamente, la gente no está contenta.