Última hora

Última hora

Citröen: "Las ventas de coches en Europa, en 2013, bajarán un cinco por ciento"

Leyendo ahora:

Citröen: "Las ventas de coches en Europa, en 2013, bajarán un cinco por ciento"

Tamaño de texto Aa Aa

Los fabricantes de vehículos europeos apuestan su futuro en China. El salón del automóvil de Shanghái atrae esta semana a 130 marcas de todo el mundo, que con sus modelos originales o en asociación con marcas locales contrarrestan las pérdidas especialmente negativas en Europa. En 2012, las ventas de coches en China aumentaron en un cuatro por ciento mientras que en la Unión Europea volvían a retroceder en un ocho. Las dos firmas que más se benefician de este nuevo mercado son la estadounidense General Motors y la alemana Volkswagen.

Para 2013, la asociación de constructores europeos pronostica otra caída de ventas en el continente para situar el total por debajo de los doce millones de vehículos. En Estados Unidos, se deben vender quince millones y medio. Y, en China, veinte millones.

De hecho, desde 2009, el chino es el primer mercado del automóvil a pesar de que en los últimos dos años se haya frenado un crecimiento tan fuerte. Por este motivo, grupos deficitarios como el francés Peugeot-Citröen presentan estos días en Shanghái sus nuevos modelos como el DS-5. En 2012, el grupo logró una cuota de mercado del tres y medio por ciento y aspira a llegar al cinco en 2015.

Antoine Juillard, Euronews:
Está con nosotros, en Shanghái, Frédérci Banzet. Usted es el director general de la firma francesa Citröen. Antes de hablar del salón y del mercado chino, refirámonos a la nueva bajada en marzo del mercado europeo. Las ventas de Peugeot Citroën cayeron en un dieciséis por ciento respecto al año pasado. ¿Cómo piensan detener esta sangría?

Frédéric Banzet, director general de Citroën:
“El mercado del automóvil europeo ha bajado aproximadamente un 25 por ciento entre 2007 y 2012. En cifras absolutas, se trata de cuatro millones de coches que compraban clientes en Europa y han dejado de hacerlo. Y no se ven realmente signos que permitan anticipar una recuperación. Por tanto, calculamos una bajada en el conjunto del año del cinco por ciento.

Pero es difícil avistar un mínimo signo, incluido en Alemania, que haga pensar en una recuperación este o el próximo año”.

Euronews:
¿Las malas ventas de marzo en Europa pueden provocar otras supresiones de empleos en las fábricas del grupo Peugeot-Citröen, a las ya anunciadas?

Frédéric Banzet:
“Era evidente que la recesión muy fuerte del mercado europeo nos empujaría desgraciadamente a reestructurarnos en Europa. Es una decisión muy difícil de tomar, muy dura, que intentamos llevar a cabo de la manera más responsable posible desde un punto de vista social y habiéndonos comprometido a no dejar a ningún asalariado solo frente a su problema de trabajo.

Nuestra estrategia es un relanzamiento en dos años, lo que debe llevar al grupo al equilibrio para volver a la rentabilidad a finales de 2014. Pero es verdad que tener que hacer recortes de plantilla es muy dolorososo, aunque sea la situación del mercado quien nos lleve a ello”.

Euronews:
Por tanto, ¿la llave del éxito para Peugeot-Citroën y para Citroën es la internacionalización y una subida de categoría? ¿Son los dos elementos más importantes?

Frédéric Banzet:
“Sí, estoy convencido de que la internacionalización y la subida de categoría son las dos claves del éxito. Primero, debemos ser menos dependientes de Europa y aumentar nuestra presencia en los países en crecimiento y allí donde progrese el mercado del automóvil.

Y, después, está la subida en categoría para valorizar más las dos marcas del grupo. En lo que me concierne para Citroën, el objetivo es que progrese en notoriedad e imagen y haya una transformación completa. Por una parte, con nuestra línea C que evolucionará hacia un estilo más atractivo. Con coches más simpáticos, inventivos, un consumo controlado y un uso intuitivio.

La otra gama DS de Citroën dispone de un posicionamiento Premium, entre el gran público y el lujo. Es única en esta gama ya que somos creíbles porque somos franceses. Es una manera de decir que inspiramos el lujo a la francesa. Algo que demostramos con nuestros vehículos”.