Última hora

Última hora

Educación cívica:de individuos a ciudadanos

Leyendo ahora:

Educación cívica:de individuos a ciudadanos

Tamaño de texto Aa Aa

Un informe reciente de la International Association for the Evaluation of Educational Achievement (Asociación Internacional para la Evaluación de Logros Educativos) revelaba hace poco una caída significativa en los conocimientos sobre ciudadanía entre los estudiantes de algunos países.

No obstante, fortalecer el tejido social y mejorar la cooperación y la solidaridad entre los individuos de cada sociedad es fundamental para crear una democracia sólida, estable y duradera.

Por ello, el programa Learning World se ha acercado a distintos planteados en tres países que, de un modo u otro, han servido para reforzar este tipo de educación.

Francia: el modelo de Naciones Unidas

La Organización de Naciones Unidas (ONU), que en la actualidad incluye 193 países, lleva más de 60 años auspiciando simulaciones de sus Asambleas Generales en las que toman parte estudiantes de todo el mundo.

En estos eventos, los jóvenes asumen el papel de los diplomáticos y debaten temas de primera orden en la agenda real de la organización. El objetivo es acercar a los estudiantes a la actualidad de las relaciones internacionales, involucrarles en la política de alto nivel y animarles a aportar soluciones originales a los grandes problemas globales.

Más información sobre el Modelo de Naciones Unidas: http://www.unausa.org/global-classrooms-model-un/how-to-participate

Dinamarca: modelando el futuro

Dinamarca es reconocida por su fuerte tradición de educación cívica y sus altos niveles de participación ciudadana en todos los aspectos de la vida cotidiana que les atañen. En el caso del espacio urbano, por ejemplo, los daneses son alentados desde pequeños a dar su opinión, contribuir e incluso tomar la iniciativa a la hora de diseñar sus espacios públicos, como prueban varios ejemplos recogidos en este programa.

El club de invierno “Vinterbad Bryggen”, cuyas instalaciones fueron construidas con financiación municipal a instancia de los miembros de la asociación, la proyección de un barrio que apuesta por la adaptación climática impulsada por los residentes o el centro cultural
Børnekulturhus Ama’r, levantado partiendo de ideas de los niños de la zona ilustran el nivel de implicación de los daneses en la construcción de sus ciudades.

Más información sobre los proyectos de Dinamarca:

http://vinterbadbryggen.dk

http://www.klimakvarter.dk/inspirationsmode-om-vandtarne

Tanzania: el esfuerzo de la comunidad

En Tanzania, un proyecto comunal ha visto la luz gracias a la participación de todos los habitantesdel pueblo de Esilalei, a ciento veinte kilómetros de la ciudad de Arusha.

Hasta hace algunos años, los niños de esta pequeña comunidad masai se veían obligados a caminar muchos kilómetros para llegar hasta la escuela, por lo que algunos responsables decidieron construir su propio colegio.

En esta escuela de primaria, que acaba de estrenar dos nuevos aularios con la ayuda financiera de dos ONGS y la mano de obra aportada por todos los habitantes del pueblo, se da educación cívica a sus alumnos, tratando de concienciar a los niños sobre sus derechos como ciudadanos.