Última hora

Última hora

Ciudadanos croatas, ciudadanos europeos

Leyendo ahora:

Ciudadanos croatas, ciudadanos europeos

Tamaño de texto Aa Aa

Uno de julio de 2013. Es la fecha de adhesión de Croacia a la Unión Europea. Pertenecer a la Unión trae consigo una nueva protección jurídica y derechos para los ciudadanos. ¿Hasta qué punto está preparado el país para aplicarlos?

“Es el final de un proceso muy largo, donde se han dado muchos pasos. Pero todavía no es suficiente, quedan muchas cosas por hacer, especialmente en el ámbito de la aplicación”, dice Alan Uzelac, profesor de la Universida de Zagreb.

Para convertirse en el miembro número 28 de la Unión Europea, Crocia ha tenido que aplicar reformas cruciales como en el campo de la justicia. Las leyes han tenido que adecuarse a la normativa europea y los profesionales se han visto obligados a completar su formación. Las autoridades croatas y europeas han organizados cursos y seminarios para que los jueces, los fiscales y los abogados se familiaricen con la legislación europea. Uno de los participantes ha sido este abogado de Zagreb. Ahora espera poder ayudar a sus clientes a reconocer sus derechos como ciudadanos europeos.

“Una vez que conozcan lo que se hace en Europa, los ciudadanos lo podrán comparar con lo que viven en su día a día. Reconocerán los mismos casos y circunstancias que están en sus propios procesos legales. Nos van a pedir que apliquemos estas normas a sus casos y esto puede ser vital para que ganemos un caso o podamos conseguir lo máximo posible”, explica Damjan Krivic.

Este abogado reconoce que todavía hay errores en la práctica de su profesión ligados a las reformas, pero confía en que se subsanen pronto. ¿Qué pasa con la aplicación de la legislación?. Hemos hablado con una jueza que también ha seguido la formación específica sobre normativa europea. Dice que ahora los jueces croatas se han convertido en jueces europeos y por eso tienen que respetar las normas comunitarias.

“Croacia ha hecho un trabajo enorme en este campo formando a jueces y fiscales y también ajustando la legislación croata a la legislación europea. Sin embargo, somos conscientes de la labor que tenemos por delante y los magistrados están preparados para asumir nuevas tareas y los desafíos que supone la pertenencia a la Unión Europea”, asegura Neri Radas.

Algunas organizaciones de defensa de los derechos de los ciudadanos creen que si los croatas van a beneficiarse plenamente de sus derechos como europeos, el Poder Judicial tiene que estar totalmente familiariazado con las normas comunitarias.

Seamus Kearney, euronews:
“Pero no solamente son los profesionales del derecho los que tienen que conocer todos los detalles de la legislación europea. Los ciudadanos también tienen que estar informados sobre sus derechos. Y eso es todo un reto”.

No todo el mundo apoya la adhesión. El 66% dijo que sí en un referéndum celebrado el año pasado. Tanto la sociedad civil como las autoridades intentan despertar el interés de los ciudadanos. Hay quien se queja de que las reformas se han realizado muy deprisa, sin que a los croatas les diera tiempo a participar.

“Los croatas todavía no están lo suficientemente informados. Así que el gobierno debería tomar más medidas para abrir el proceso a todo el mundo, informar mejor para que los ciudadanos puedan participar más, sobre todo en lo que se refiere a la aplicación de los derechos de la UE y a la legislación europea. Y desde luego, esto no es solo una tarea del gobierno sino de todos los sectores de la sociedad. Pero claro, el Gobierno es el que tiene estar abierto a esta idea”, dice Martina Horvat, de al organización GONG.

Las autoridades dicen que están haciendo todo lo posible para que la transición a la Unión Europea sea fácil y justa.

Pero algunos expertos aseguran que hay muchas personas que están cansadas de tantas reformas y del proceso de adhesión, que ha sido largo. Y creen que adaptarse al cambio será muy difícil.

Todavía queda mucho trabajo por hacer, como dice el profesor Alan Uzelac, porque algunas reformas están incompletas e incluso hay algunos que quieren que se interrumpan y dar marcha atrás: “En el proceso, hasta ahora, la principal preocupación ha sido complacer a la Comisión Europea, para demostrar que hemos aplicado las reformas exigidas a Croacia. En algunas áreas, especialmente en la judicial, las cosas han ido más deprisa de lo que se podía ir. Y hay cosas que están a medio camino por lo que el mayor desafío al que nos enfrentamos es el de continuar con las reformas”.

Por ahora los croatas están descubriendo lo que signfica que la bandera europea esté a lado de sus colores nacionales.