Última hora

Última hora

La esclavitud, asignatura pendiente de la educación

Leyendo ahora:

La esclavitud, asignatura pendiente de la educación

Tamaño de texto Aa Aa

Las películas han tratado en ocasiones de reflejar la historia de la esclavitud. Las imágenes impactantes pueden ser una manera de informar a los jóvenes, pero, ¿pueden las escuelas y las exposiciones hacer ese trabajo y enseñar acerca de este pasado vergonzoso?. ¿Y cuáles son las mejores maneras de transmitir un mensaje a las generaciones futuras?.

Guadalupe aprende su historia

Tras muchos años de olvido, en Guadalupe, pequeño archipiélago de las Antillas, están empezando a reconstruir el pasado. En los años 80, se había establecido un programa no obligatorio sobre la historia de la trata de esclavos. No fue hasta 2001, gracias a la Ley Taubira, cuando las cosas avanzaron debidamente. Esta ley reconocía la trata de esclavos y la esclavitud como crímenes contra la humanidad y la asignatura de historia nacional integró dicho tema en el plan de estudios.

“Durante mucho tiempo esta historia se ha tratado de manera muy pobre o no se ha tratado en absoluto, así que existía una especie de fantasma alrededor de ciertos aspectos relacionados con el tema de la esclavitud”, confiesa Christelle Popotte, profesora en Guadalupe. “Y teníamos que lidiar con una generación de abuelos que no cuestionaban ciertas ideas con las que ellos vivieron durante el periodo de la esclavitud”.

Gorée, símbolo y museo

En Dakar, hablamos con Abderrahmane Ngaidé, investigador y profesor universitario que ha extraído conclusiones muy útiles acerca de la esclavitud en su país. Su objetivo es el de enseñar este sensible asunto de una manera efectiva y el de mostrar a la gente joven como construir positivamente a partir de lo aprendido. Junto a él, conocemos la casa de los esclavos de la isla de Gorée, convertida hoy en un museo.

“Gorée representa el símbolo de algo traumático que sufrió todo el continente”, nos cuenta Ngaidé. “Si mantenemos vivo este símbolo existirá la posibilidad de transmitir la historia, lo que aquí ocurrió. Y a pesar de que se trate de algo traumático se trata de una parte de nuestra historia que hemos de asumir”.

Nantes pide perdón

Mientras en Europa, y cerrando el triángulo de los esclavos, Nantes ha transformado su más famoso puerto esclavista en un memorial por la abolición de la esclavitud, que recoge centenares de piezas de este triste periodo por mucho tiempo olvidado.

“Nantes sufría una especie de pérdida de memoria, una ocultación voluntaria o no, de esta historia hasta la década de los 80”, confiesa Marie-Hélène Jouzeau, Directora del Patrimonio y la Arqueología de Nantes. “Y sin duda fue algo muy importante, con la llegada del Siglo XXI, la presencia de este memorial en la ciudad, que se ha convertido a su vez en un lugar de diálogo”.