Última hora

Última hora

Empate técnico en el único debate televisado de la campaña alemana

Leyendo ahora:

Empate técnico en el único debate televisado de la campaña alemana

Tamaño de texto Aa Aa

Tres semanas antes de las elecciones en Alemania, Angela Merkel et Peer Steinbrück han participado en el único debate televisado que habrá en esta campaña electoral. Para la canciller de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) es la ocasión de enumerar sus logros de los últimos cuatro años, mientras que su rival socialdemócrata (SPD) destaca que las cosas se pueden hacer de otra forma y obtener mejores resultados. En las redes sociales, el duelo ha desatado pasiones. Se dice incluso que los alemanes nunca habían enviado tantos mensajes en twitter.

El único duelo televisado terminó con empate. La canciller Angela Merkel, que espera revalidar un tercer mandato el 22 de septiembre, se mostró “soberana” frente a su rival, el candidato socialdemócrata Peer Steinbrück. Su exministro de Finanzas de la gran coalición (2005-06) no dió pasos en falso y consiguió criticar a la canciller sin parecer agresivo.

Merkel, que llamó la atención luciendo un collar con los colores de Alemania, destacó su principal argumento de campaña: su balance económico.

Angela Merkel. Canciller de Alemania:
“Simplemente podemos decir a la gente de este país que podemos lograr mayores progresos. El trabajo, por supuesto, no ha terminado todavía, sigue habiendo preocupaciones y problemas, pero hemos demostrado que podemos hacerlo, que en un momento difícil, en el que se ha vivido la peor crisis europea, Alemania es fuerte, Alemania es un motor de crecimiento, Alemania es un ancla para la estabilidad.”

Peer Steinbrück
Su rival ha abogado por más justicia social y la adopción de un salario mínimo de 8,5 euros la hora, porque siete millones de alemanes ganan menos de esa suma:

Peer Steinbrück. Candidato socialdemócrata a la cancillería:
“Los límites de remuneración que defiende Angela Merkel es algo muy diferente a un salario mínimo nacional establecido por ley. Es una especie de parcheado entre un sector y otro, diferente de una región a otra. Y por encima de todo, hay mucha gente que gana menos de 8 euros y medio por hora. Y no ganarán más: ellos son los perdedores de los planes de la CDU/CSU.”

En términos de popularidad, 16 puntos separan a los dos candidatos a favor de Angela Merkel, que sigue siendo la figura política preferida por los alemanes. Quince millones de telespectadores siguieron el debate, pero a tres semanas del voto, parece difícil que Peer Steinbrück consiga acortar decisivamente una distancia tan larga.

Kirsten Ripper. euronews:
Para hablar del duelo televisado del domingo y de la campaña electoral tenemos con nosotros al periodista René Pfister que trabaja en la redacción berlinesa del semanario Der Spiegel. Buenas tardes.

Tras el debate cada campo ve a su candidato ganador. ¿Quién cree que aprovechó mejor el duelo del domingo?

René Pfister:
No ganó nadie, y por eso ganó Angela Merkel. Para Peer Steinbrück, este duelo televisado era una oportunidad única para recuperar su retraso en los sondeos. Yo creo que peleó bien, pero como dicen los boxeadores, no consiguió hacer su “lucky punch” o “golpe de suerte”. Es decir, no consiguió hacerle daño a su rival, ni cambió la relación de fuerzas, ni dió la impresión de que la campaña electoral hubiera cobrado un nuevo impulso. Diría que al final acabó en empate pero Angela Merkel puede permitírselo porque tiene mucho avance con respecto a Steinbrück.

euronews:
¿Quién se mostró más convincente?

René Pfister:
Creo que Peer Steinbrück marcó un tanto. La estrategia de la canciller es decir que Alemania va bien, y Steinbrück ha conseguido enviar un mensaje: en Alemania no todo es formidable, hay una fractura social. Y ha tenido la posibilidad de hablar de igual a igual con la canciller.

euronews:
¿Cree que Steinbrück podría haberse mostrado más agresivo?

René Pfister:
Bueno, creo que a los alemanes no les gusta especialmente un candidato a la cancillería vociferante, y tampoco creo, y esa es otra de las dificultades, que les gustase ver un ataque duro y frontal contra una mujer. Los alemanes aprecian mucho la armonía.

euronews:
¿Para usted cuáles son los asuntos decisivos de esta campaña electoral?

René Pfister:
El problema es que no hay asuntos decisivos. Y ese es el principal arte de Angela Merkel: el de copar todos los asuntos que podrían serlo. Me refiero a los asuntos que podrían desatar las pasiones, temas como el salario mínimo, cuestiones como si los trabajadores no cualificados ganan lo suficiente.
Una de las razones de ello es que los alemanes van relativamente bien en estos momentos. Por supuesto hay muchos problemas, pero globalmente no estamos tan mal en comparación con los otros países de Europa. Por eso no hay ambiente de cambio.

euronews:
¿Cree que habrá una gran coalición CDUSPD tras las elecciones?

René Pfister:
Es difícil decirlo. Creo que si la coalición “negro – amarillo” consigue suficientes votos, volverá a haber “coalición Negro – amarillo.”
En mi opinión, el SPD va a reflexionar mucho antes de entrar en una gran coalición. En las últimas elecciones, el SPD consiguió algo así como el 23%. Si el partido cae más bajo y si el SPD y la CDU no consiguen negociar de igual a igual, pero la CDU es claramente el principal socio de la coalición y el SPD es claramente el socio pequeño, el SPD va a pensárselo mucho, porque aún recuerda el trauma de la última gran coalición.

El SPD no ha sido responsabilizado del éxito del Gobierno en un sentido positivo. No ha cosechado ganancias, al contrario que la CDU, el partido de la canciller, y yo creo que ese es un trauma que el SPD acarrea desde entonces.

euronews:
Gracias por habernos dedicado su tiempo.

.