Última hora

Última hora

Inyecciones de gas, terremotos y centrales nucleares: el "thriller" que desvela a los vecinos de Vinaròs

Leyendo ahora:

Inyecciones de gas, terremotos y centrales nucleares: el "thriller" que desvela a los vecinos de Vinaròs

Tamaño de texto Aa Aa

Alarma en los rostros de los vecinos de Vinaròs, en la provincia española de Castellón, donde se han producido cientos de pequeños terremotos en las últimas tres semanas. Los temblores están relacionados con la inyección de grandes cantidades de gas natural en los depósitos de una vieja plataforma petrolífera marina situada a una veintena de kilómetros de la costa. La cercanía de varias centrales nucleares ha acentuado el miedo de la población:

- “Estaba en casa con mi hijo mayor cuando lo sentimos. Nos miramos y dijimos al mismo tiempo, ‘esto es un terremoto’”, decía una vecina de la localidad.

- “La lámpara empezó a moverse, y también nuestra cama”, relata una pareja. “Fueron solo unos segundos, pero fue un movimiento bastante fuerte”. “Daba mucho miedo”.

La reponsable de infraestructoras del Gobierno regional valenciano, Isabel Bonig, ha querido tranquilizar a la población:

- “No habrá ninguna actividad en la planta hasta que estemos seguros al 100% de que no hay riesgos para la población de sufrir otro terremoto”.

El Gobierno español ordenó la paralización del llamado proyecto Castor la semana pasada. El objetivo de este plan es utilizar los depósitos subterráneos que en su día albergaban petróleo para almacenar una cantidad de gas suficiente como para abastecer a un tercio del territorio español durante 50 días. Los expertos tienen claro que esta actividad está detrás de los seísmos:

- “La inyección de gas ha causado un primer grupo de terremotos de pequeña magnitud y es probable que toda esta tensión haya desplazado la falla geológica existente generando un movimiento mayor”, comenta Mariano Marzo, geólogo de la Universidad de Barcelona.

Al menos dos de los terremotos registrados en lo que va de semana han superado los 4 grados en la escala de Richter. Los expertos alertan de que si se alcanzan los 4,5 grados, podrían comenzar a deteriorarse las estructuras de algunos edificios.

Para tratar de entender qué ha provocado los seísmos en la costa del Mediterráneo, entre Castellón y Tarragona, tenemos con nosotros, desde Madrid, al presidente del Colegio de Geólogos de España, Luis Suárez.

Buenas tardes, señor Suárez.

Antes de nada, ¿puede explicarnos en qué consiste el proyecto Castor, esta operación de almacenamiento subtérraneo de gas?

Luis Suárez, presidente del Colegio de Geólogos de España:
“Este proyecto consiste en utilizar una antigua reserva de petróleo, que se explotó entre 1973 y 1989 y de donde se extrajeron 56 millones de barriles de petróleo. Ahora queremos introducir gas para almacenarlo con vistas a eventuales problemas de suministro de gas en la Península Ibérica. Este proyecto está diseñado para suministrar gas a todo el sistema productivo español durante 50 días. Y, además, la OCDE recomienda a todos los países miembros almacenar suficiente gas para un mínimo de 92 días”.

euronews
¿Podemos establecer una relación entre los terremotos y el almacenamiento de gas?

Luis Suárez:
“Se trata de una región donde no se habían producido una serie de seísmos de esta magnitud. Y, además, todos los epicentros y los hipocentros de los terremotos se sitúan alrededor de los pozos. Existen, por lo tanto, pistas razonables para establecer una relación entre la inyección de gas en el subsuelo y los seísmos que se han producido. Sin embargo, esta evidencia, que ha sido reconocida incluso por las autoridades españolas, debe comprobarse con estudios en profundidad para saber exactemente qué fallas o sistema de fallas han producido esos terremotos que han alarmado a las poblaciones vecinas”.

euronews
Pero el depósito ¿cómo es? ¿Como una bolsa vacía?

Luis Suárez:
“En realidad se trata de una especie de esponja que en lugar de absorber el agua absorbe el gas. Es una esponja de piedra caliza que se llena con gas, inyectado en lugar del petróleo, que ya se ha extraído. No es una cavidad, sino pequeños poros de la roca en los que se inyecta el gas”.

euronews
En la madrugada del martes se registró un seísmo de 4,2 grados en la escala de Richter, en la de este jeuves uno de 4,1. La gente está preocupada. También porque hay dos centrales nucleares, la de Vandellós y la de Ascó, relativamente cerca. ¿La gente debe estar inquieta?

Luis Suárez:
“En los próximos dos o tres meses habrá microsismos, de una magnitud inferior a 4,1. Y es muy poco probable que haya terremotos superiores a 4,2. En cuanto a las plantas de energía nuclear, en España, Cofrentes y otras que están en la zona, como Vandellós, fueron diseñadas para soportar terremotos mucho más fuertes, de magnitud 6 o 7. Y es francamente improbable”.

euronews
Gracias por haber respondido a las preguntas de euronews.

Luis Suárez:
“Gracias a ustedes por divulgar los temas geológicos a los ciudadanos”.