Última hora

Última hora

Moldavia: 100.000 voces por Europa

Leyendo ahora:

Moldavia: 100.000 voces por Europa

Tamaño de texto Aa Aa

Manifestación histórica para Moldavia. Decenas de miles de moldavos se reunieron el domingo en torno a los líderes políticos del país para apoyar el proceso de acercamiento a la Unión Europea.

Nicolae Timofti, presidente de Moldavia:
“La integración europea representa una oportunidad para reconstruir nuestra economía, mejorar nuestra calidad de vida y garantizar la prosperidad de todos los ciudadanos. Es decir, construir una sociedad con una visión clara. Es positivo para la seguridad comun y la libertad, la libre circulation de mercancías, y en general, la modernización y la civilización de nuestro país.”

A finales de noviembre se celebra en Vilna la cumbre de la Asociación Oriental. La firma del acuerdo de asociación incluye el establecimiento de una zona de libre comercio entre la UE y varios países de la antigua Unión Soviética, entre ellos Moldavia, pese a las profundas reservas de Rusia.

Moldavia es una exrepública soviética encajonada entre Ucrania y Rumanía. Cuenta con unos tres millones y medio de habitantes, de los que la tercera parte hablan moldavo, una lengua virtualmente idéntica al rumano.

Es además uno de los países más pobres del continente europeo. Aquí, el PIB por habitante es de sólo 2.500 euros anuales. Como comparación, en la vecina Rumanía, que ya está a la cola de la Unión Europea, es de 6.700 euros por habitante.

En el campo la pobreza es lacerante. Nadejda tiene 43 años y cinco hijos. Vive con 50 euros mensuales. La única salida es emigrar, como los más de 500.000 moldavos que viven en el extranjero. Las remesas de la diáspora representan un cuarto del PIB del país, pero más del 40% de la población de entre 25 y 40 años ha emigrado, lo que dificulta el desarrollo y la modernización del país.

Otro problema para Moldavia es el conflicto aún pendiente de solución con la región secesionista de Cisdniéster, situada en la ribera izquierda del río Dniéster y mayoritariamente poblada por ucranófonos y rusoparlantes. En 1990, la región declaró su independencia de Moldavia. Las tropas rusas siguen presentes, pero ningún país la ha reconocido como Estado soberano.

Paul MacDowell. euronews:
Tenemos con nosotros en euronews al primer ministro de Moldavia, Yuri Lianke. Muchas gracias por estar con nosotros.

Yuri Lianke. Primer ministro de Moldavia:
Gracias por su interés.

euronews:
Para empezar me gustaría saber qué clase de mensaje le estaba enviando Moldavia a Bruselas ayer.

Yuri Lianke:
La manifestación de ayer que reunió en Chisinau a decenas de miles de ciudadanos de Moldavia y que ha sido, probablemente la marcha más importante que ha tenido lugar en el país desde la independencia en 1991, fue organizada por los partidos políticos que representan a la coalición que está en el Gobierno y su objetivo es mandar un mensaje muy claro no sólo a Bruselas, sino también a todos nuestros vecinos, a la sociedad civil moldava y a la oposición. Y el mensaje es que la mayoría de los ciudadanos de Moldavia entienden muy bien que para lograr el desarrollo, para culminar nuestros esfuerzos de construir una democracia europea operativa, la única posibilidad es seguir el camino de la integración europea, compartir los mismos valores, los mismos estándares y los mismos principios que existen y que funcionan en los países de la Unión Europea.

euronews:
Entonces, ¿qué le diría a Rusia? usted dice que su mensaje no se dirige contra nadie, sino que es un mensaje a favor de la integración con Europa. Rusia observa todo esto con mucho interés…¿qué le diría a Moscú?

Yuri Lianke:
Desde los primeros días de cambios en el poder en septiembre de 2009, mandamos el mismo mensaje tanto a Moscú como a Bruselas: nuestra opción fundamental, el objetivo prioritario de nuestra política exterior e interior, es la integración europea. Así que no creo que ni el mensaje y ni el objetivo, las prioridades de nuestra política, hayan sido engañosas para nuestros amigos y nuestros socios, ni en el Este ni en el Oeste.

Lo que también estamos diciendo es que nuestra trayectoria hacia la integración europea y los objetivos de nuestra modernización no se dirigen contra otro país, no estamos creando premisas que empeoren las relaciones, más bien al contrario, creemos que haciendo que Moldavia se convierta en un país estable y lo que es muy importante, predecible, es beneficioso para nuestros amigos occidentales, pero también para nuestros amigos de Oriente.

euronews:
Es una situación ganador ganador para Moldavia, pero ¿qué gana Europa con ello?

Yuri Lianke:
Creo que Moldavia también puede ser beneficiosa para Unión Europea, y no lo digo sólo por el vino de calidad y la comida, que es muy sabrosa. Trabajando juntos podemos ampliar la zona de estabilidad y el área de prosperidad en el sureste de Europa, y de esta manera podremos mostrar también a los demás países, si hablamos de la Asociación Oriental, a las exrepúblicas soviéticas, que si un país hace bien su tarea, y eso es lo que tenemos que seguir haciendo, la UE reconoce sus progresos y lo trata en consecuencia.

El futuro feliz de los moldavos, de la sociedad moldava, está estrechamente ligado a nuestro enfoque, a nuestra integración económica, y espero que dentro de no mucho, a la integración politica, que significará el reconocimiento de los miembros de la UE al futuro de la República de Moldavia. Tenemos que centrarnos más en la reforma de la justicia, de la fiscalía, luchar de manera sistemática contra la corrupción y en definitiva, estar seguros de Moldavia tiene instituciones responsables.

euronews:
Primer ministro, muchas gracias por responder a las preguntas de euronews.

Yuri Lianke:
Gracias a ustedes.