Última hora

Última hora

Michelle Bachelet reconquista la presidencia de Chile

Leyendo ahora:

Michelle Bachelet reconquista la presidencia de Chile

Tamaño de texto Aa Aa

Cuatro años después de que la derecha la apeara del poder, Michelle Bachelet vuelve a la presidencia de Chile con el 62% de los apoyos.

Las urnas confirmaron el domingo el deseo de un país más equitativo y justo socialmente.

Michelle Bachelet: “Estoy orgullosa de ser hoy su presidenta electa. Estoy orgullosa del país que hemos construido, pero lo estoy aún más del que vamos a construir juntos.”

Aunque Chile tiene un crecimiento fuerte, está previsto que alcance entre el 4 y el 5% el año que viene, también es el país de la OCDE (la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) menos igualitario. El plan de gobierno de Bachelet se basa en tres reformas, la educativa, la tributaria y la constitucional:

El punto central de la reforma educativa, que va desde preescolar hasta la enseñanza superior pasando por la formación profesional, establece en un plazo de seis años la gratuidad de la Universidad, principal reivindicación de los estudiantes, obligados a endeudarse para cursar estudios superiores.

Para financiar esta reforma, que podría costar al Estado el 2 por ciento del PIB, Bachelet quiere recurrir a las empresas y propone subir cinco puntos el impuesto de sociedades para pasar de forma progresiva en los próximos cuatro años hasta el 25 por ciento.

Bachelet también quiere reformar la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet para introducir más representatividad en el sistema político.

Una batería de promesas que no ha conseguido movilizar a más de la mitad de los chilenos a juzgar por la fuerte abstención, que ha rondado el 58% en la segunda vuelta. Esta es la primera vez en Chile que el voto es voluntario y no obligatorio.

Marta Lagos: “Ayer, los chilenos dieron la extrema unción al sistema binominal”

Para analizar el triunfo electoral de Michelle Bachelet, tenemos con nosotros desde Santiago de Chile a Marta Lagos, analista política y directora fundadora de la Corporación Latinobarómetro.

Beatriz Beiras. euronews:
Señora Lagos, buenos días. Cuando la entrevistamos para analizar los resultados de la primera vuelta del 17 de noviembre, usted nos decía que el gran problema de la segunda vuelta sería la abstención, y así ha sido, ¿no?

Marta Lagos. Directora fundadora de la Corporación Latinobarómetro:
Así ha sido exactamente. El 58% de los chilenos no votaron, 7,8 millones de votantes de un total de 13,5. Ayer votó por primera vez menos gente en una elección presidencial que en una elección municipal en la historia de Chile. Esto es una…digamos gran derrota de la política, porque se hizo una ley para cambiar el voto a voluntario, de obligatorio a voluntario con el objeto de movilizar a la ciudadanía y lo que se logra es el efecto contrario.

euronews:
¿Y cómo interpreta usted esta desafección de los chilenos por la política? resulta un poco sorprendente, ¿no?

Marta Lagos:

No, yo no lo encuentro para nada sorprendente. En primer lugar tenemos una crisis de representación que está dada por una persistencia del sistema binominal, que es un sistema que obliga a la formación de coaliciones. Los chilenos están muy aburridos de estas dos coaliciones, y ayer lo que dijeron es: “Señores, no queremos más coaliciones. No queremos más de lo mismo. Queremos unas elecciones, queremos una política competitiva donde los partidos digan lo que tienen que decir sin tener que cuidar al señor que está al lado que es del otro partido de la misma coalición y por lo tanto no puede diferenciarse de él”. El elector no es tonto. Yo creo que ayer el rechazo fue el certificado de extrema unción al sistema binominal, y el voto voluntario comprobó que no podía salvar al sistema binominal. Yo creo que el rechazo de ayer es un rechazo a las dos coaliciones, no es un rechazo a la política en general sino que es a la manera como se hace la política.

euronews:
Se dice de Chile que tiene una economía fuerte, y sana pero que su talón de Aquiles es la desigualdad, y que la educación es uno de los factores de esa desigualdad. ¿Por qué?

Marta Lagos:
Bueno, mira Chile tiene alrededor de 20.000 dólares de ingreso per cápita, pero como decimos nosotros, el señor “per cápita” no existe. Si tu te vas al sur del país, por ejemplo, a la isla de Chiloé, a lo mejor el ingreso per cápita en Chiloé es de 7.000 dólares. Entonces tenemos muchos países, y cuando se dice que Chile es un éxito, el éxito de Chile está reducido, restringido, acotado a no más de un 35% de la población, el otro 65% no tiene 20.000 dólares de ingresos per cápita, y entonces ellos observan como una minoría tiene un ingreso per cápita que dice ser más desarrollado. Ese es el problema que tiene Chile y esas son las transformaciones que se requieren para que esa desigualdad se aplane.

euronews:
Por último, Marta ¿qué tipo de presidencia cree usted que ejercerá esta vez Michelle Bachelet?

Marta Lagos:
Bueno yo creo que esta presidencia va a ser muy distinta a la anterior. En la anterior Michelle Bachelet entra debilitada a la presidencia porque no siente el apoyo de los partidos. Los barones de la política chilena de alguna manera la ningunearon, dijeron que no era suficientemente competente, que era una mujer que bailaba, que cómo era posible que sonriera tanto, etc etc. Y Michelle Bachelet tuvo mucha dificultad de gobernar con los partidos. Ahora la situación se invierte, porque antes ella necesitaba a los partidos y hoy día los partidos los que la necesitan a ella. Y si ustedes miran la foto de lo que sucedió anoche, en su discurso no había nadie de los partidos. El mensaje que ella mandó ayer es: “Señores, yo estoy aquí, yo los voy a llamar a ustedes, ustedes no vengan a ponerse detrás de mi foto porque este triunfo es mío”. Me parece que se invierte la situación y ella entra al Gobierno con un pie de fuerza muy fuerte respecto a su propia coalición, cosa que no sucedió en el primer Gobierno.

euronews:
Marta Lagos, directora de Latinobarómetro, muchas gracias.

Marta Lagos:
Muchas gracias a ustedes.