Última hora

Última hora

Gurria: "Descubriremos quién se lleva el dinero, dónde está el conocimiento"

Leyendo ahora:

Gurria: "Descubriremos quién se lleva el dinero, dónde está el conocimiento"

Tamaño de texto Aa Aa

El mercado mundial tiene sus límites, puede esto afectar el modo en el que crecemos? ¿Un mercado globalizado es también más competitivo?

En una discusión de altos vuelos analizaremos las estrategias competitivas de Airbus para luego ver cómo y por qué ciertas compañías internacionales se instalan en Europa.

Las compañías internacionales son máquinas de guerra siempre combativas para permanecer en lo más alto. Sebastien Le Belzic echa un vistazo al caso de Airbus y su lucha contra Boieng para reinar en el sector de la aviación.

Con un libro de pedidos repleto para los próximos 8 años, Airbus se permite incluso el lujo de contratar a 3.000 personas, la mitad en Francia.

Sébastien Le Belzic, Euronews: «Con más de 1200 pedidos para este año, la empresa aeronáutica va viento en popa, pese a la crisis ha dejado atrás a su principal competidor, el estadounidense Boeing, además, el hecho de ser una empresa paneuropea es un verdadero valor añadido».

Yan Derocles, ODDO Securities: «Un tercio del coste de su programa civil se financia a través de préstamos respaldados por los gobierno europeos, se trata, por tanto, de una ayuda que permite tomar riesgos sin una gran presión.”

Airbus emplea actualmente a más de 62.000 personas en 18 emplazamientos repartidos entre Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania y España.

Se calcula que cada céntimo de diferencia en la evolución de la paridad entre el euro y el dólar tiene un coste adicional de 110 millones de euros en el resultado operacional del EADS.

La economía global está estructurada en torno a cadenas de valor como la de Airbus, que generan un comercio internacional con entradas y salidas que acaban transformándose progresivamente en productos finales de una inmensa complejidad. Para entender la globalización y la competitividad a estos niveles hablamos con Ángel Gurria, secretario general de la OCDE. ¿Cómo pueden resistir compañías tan competitivas en un mercado europeo moroso y una economía mundial de capa caída?

Ángel Gurria:

“Deben aumentar su productividad y competitividad apoyándose en una red mundial de gran valor añadido. Quizás sea más fácil para Europa, primero porque existe ya un acuerdo de libre intercambio y porque resulta casi natural integrar una nueva producción.

La producción Europea se escuda en su experiencia y mano de obra cualificada lo que supone una gran ventaja competitiva.

Si dejamos a un lado lado las duplicidades en términos de importación y exportación, descubrimos quién se lleva los beneficios, dónde se genera la tecnología, el conocimiento.”