Última hora

Última hora

Los riesgos de la crisis política turca

Leyendo ahora:

Los riesgos de la crisis política turca

Tamaño de texto Aa Aa

Turquía vive sus días más complicados. Los recientes casos de corrupción que han salpicado al partido del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, han traído consigo una cascada de acontecimientos. Desde un cambio radical en el gabinete de Gobierno hasta una guerra abierta entre los poderes Judicial y Ejecutivo con la policía como balón de juego. Y en el centro, una población que observa impotente el desplome de su economía. Todo ello, a escasos tres meses de unas elecciones locales.

El Profesor Talip Küçükcan, Director del Instituto de Estudios sobre Oriente Medio, nos cuenta los porqués de este terremoto institucional y relata algunos aspectos de lo que puede estar por venir.

Bora Bayraktar, Euronews:
¿Cuál es su evaluación sobre los recientes escándalos de corrupción que sacuden Turquía?.

Profesor Küçükcan, Director del Instituto de Estudios sobre Oriente Medio:
Cuando nos fijamos en los recientes acontecimientos en Turquía, especialmente los relacionados con la investigación de corrupción, nos encontramos con dos puntos: el primero, que el partido en el poder ha crecido tanto durante los últimos 11 años que ya no puede controlar a la propia gente que está dentro de él. No es posible controlar el comportamiento de cada una de esas personas. Y eso deriva en estas sospechas de corrupción. El segundo aspecto tiene que ver con el tiempo. Hay una serie de pruebas claras que hablan de corrupción, y por tanto se espera que el Gobierno tome cartas en el asunto. Pero resulta que esto ha tenido lugar en un momento muy concreto de la vida política turca, justo antes de las elecciones locales. Y esto es precisamente lo que hace dudar al Gobierno.

Euronews:
Erdogan culpa a un complot internacional de lo que está sucediendo. ¿Cómo puede afectar todo esto a la relación de Turquía con el mundo?.

Profesor Küçükcan:
El éxito que ha tenido Turquía en política exterior, su apertura al mundo y su proceder con respecto al Cáucaso, Oriente Medio y los Balcanes, de vez en cuando fueron criticados por Europa y el resto de Occidente. Para poder superar estas críticas trataron de mejorar su relación con Europa. Y a pesar de que hicieron reformas en su sistema judicial y sincronizaron sus leyes con las normas europeas, han seguido recibiendo críticas por el hecho de que su gobierno es parte del mundo musulmán. De alguna manera enajenaron culturalmente a Turquía, asegurando que no forma parte del mundo occidental. El Gobierno actual se dio cuenta de que no era querido en el mundo occidental.

Euronews:
La situación actual también está haciendo dudar a los inversores extranjeros, con lo que eso puede suponer para el país y el resto de la región.

Profesor Küçükcan:
Ha habido, verdaderamente, una estabilidad política y económica en Turquía durante los últimos 11 años, y todo el mundo ganó con ello. La estabilidad es también importante para la solución de algunos problemas crónicos en este país como la democraticación, el problema kurdo y los aluitas. El Gobierno realizó una serie de reformas europeas, y empezó a negociar y a llegar a acuerdos con los kurdos, algo verdaderamente importante para la seguridad de la región. Ahora, si esta estabilidad se deteriora, el círculo económico saldrá perdiendo, y además otros problemas podrían explotar, hiriendo gravemente la paz doméstica turca y también la paz de la región.