Última hora

Última hora

Cataluña continúa su pulso con Madrid y mantiene su intención de referéndum

Leyendo ahora:

Cataluña continúa su pulso con Madrid y mantiene su intención de referéndum

Tamaño de texto Aa Aa

Demostración de fuerza y éxito mediático de los independentistas catalanes. Tuvo lugar el pasado 11 de septiembre en la Diada, día de Cataluña, en el que cientos de miles de personas participaron en esta cadena humana que atravesaba la Comunidad Autónoma de norte a sur. Fueron cerca de 400 kilómetros de recorrido. Su objetivo era reclamar el referéndum sobre la independencia de Cataluña.

En el Parlamento catalán los partidos favorables a la celebración de un referéndum son mayoritarios. La agenda política del presidente de la Generalitat, Artur Mas, está marcada por esta promesa electoral aunque incomode al Gobierno central en Madrid.

El 12 de diciembre de 2013, el presidente catalán anunció que la consulta tendrá lugar el 9 de noviembre de 2014.

“Llegará el momento en que las instituciones españolas tengan que negociar con las catalanas la forma de hacer que esta consulta se realice conforme con las vías legales existentes, que son muchas”, dijo.

Se harán dos preguntas a los electores catalanes:

- ¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado?

Y si es así habrá una segunda:

- ¿Quiere que este Estado sea independiente?

Pero esto sin contar con el Gobierno central de Madrid, que ha reaccionado inmediatamente calificando el referéndum de “error histórico”. Está totalmente fuera de cuestión según ha declarado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy:

“Es inconstitucional y no se va a celebrar. Lo que han planteado esta mañana algunos partidos políticos de Cataluña es radicalmente contrario a la Constitución y a la ley”.

Decidido a defender su proyecto en el extranjero, Artur Mas envió en diciembre una carta a dirigentes de la Unión Europea y la Comisión en la que decía:

“Estoy seguro de que puedo confiar en ustedes para hacer avanzar este proceso pacífico, democrático, transparente y europeo en el que tanto yo, como una gran mayoría de los catalanes, estamos muy comprometidos”.

Tras su misiva, el presidente catalán recibió una breve respuesta de Durao Barroso:

“No es mi papel, ni el papel de la Comisión, expresar una opinión o apoyos en una cuestión de organización interna relativa a los acuerdos constitucionales en los Estados miembros”.

Una respuesta tajante: es un asunto “interno” de España que tienen que arreglar Madrid y Barcelona. Por el momento, el pulso continúa. Artur Mas volvió a asegurar el pasado 7 de enero que el referéndum tendrá lugar. Rajoy se muestra convencido de que “todo se arreglará”.

Para profundizar en esta cuestión nos acompaña desde Barcelona el analista político, Antoni Gutiérrez-Rubí.

Entrevista con Antoni Gutiérrez-Rubí


Francisco Fuentes, Euronews: En su opinión, ¿cuáles son las consecuencias inmediatas de esta decisión?

Antoni Gutiérrez-Rubí: La primera consecuencia es el relanzamiento del proceso soberanista. La segunda consecuencia es que va a poner en aprietos a las dos grandes fuerzas mayoritarias en España —el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista (PSOE)— que tendrán que argumentar por qué no. Hasta ahora simplemente se ha exhibido que no está permitido por la Constitución, aunque sí que permite la Constitución la delegación de competencias, ¿no?. Y tercera consecuencia y más inmediata, que va a estar de nuevo en el epicentro de las reflexiones sobre el futuro de España y el futuro de Cataluña.

Euronews: Ha pasado un mes desde que el presidente catalán, Artur Mas, anunciara la convocatoria de este referéndum para el próximo mes de noviembre. En estas semanas ha enviado cartas a varios dirigentes europeos, de momento, sin gran éxito. ¿Cómo valora esta estrategia del presidente catalán Mas?

Antoni Gutiérrez-Rubí: Su idea es explicar a los socios europeos que el Gobierno español no está dispuesto bajo ningún concepto, como sí que lo ha hecho el Gobierno británico, a permitir que una Comunidad (Autónoma), en este caso Cataluña, como en Escocia lo está haciendo en el Reino Unido, pueda tomar una decisión sobre su futuro y sobre su modelo de relaciones con España. Por lo tanto, sitúa el tema en el ámbito de una cierta incomprensión del Gobierno español, no solamente a las peticiones catalanas, sino a la fórmula de la consulta, a la fórmula del voto, a la forma del referéndum democrático. Y por lo tanto veremos qué pasa con esa petición que entra muy pronto en el Congreso de los Diputados y que el Gobierno español y las fuerzas (políticas) españolas deberán argumentar y acreditar por qué no es posible realizar en España lo que es posible hacer en el Reino Unido.

Euronews: ¿Por qué en España parece imposible este tipo de diálogo?

Antoni Gutiérrez-Rubí: Creo que el Partido Popular y el presidente Rajoy están atenazados y prisioneros de unas bases electorales muy refractarias, nacionalistas españolas, que no quieren bajo ningún concepto hacer reformas necesarias que nuestra arquitectura institucional, en este caso la Constitución que parece que reclaman en diversos órdenes. Y además el Partido Socialista por su larga tradición igualitarista y su larga tradición de igualdad como principio prioritario, pues parece que tampoco tiene las claves. La flexibilidad política para que se establezca una relación bilateral Cataluña-España basada en un nuevo acuerdo. Pero la inmovilidad de Rajoy no garantiza que se resuelva el problema de fondo que es que hoy una mayoría muy importante de ciudadanos de Catalunya desea y quiere decidir sobre su futuro y tener una nueva relación con España.