Última hora

Última hora

El sacrificio de una jirafa crea una polémica inédita en el zoo de Copenhague

Leyendo ahora:

El sacrificio de una jirafa crea una polémica inédita en el zoo de Copenhague

Tamaño de texto Aa Aa

El zoo de Copenhague explica por qué mató a la jirafa Marius: siguiendo correctamente el Programa Europeo de Crianza de Jirafas (EBPG, en sus siglas en inglés) no se debía mantener con vida al joven espécimen Marius para evitar que sus genes, bien representados el zoos europeos, llevaran a la consanguinidad en esta especie a nivel continental. Sin embargo la noticia de que la institución danesa iba a ajusticiar a Marius levantó un revuelo sin precedentes con recogida de firmas incluida. 27.000 personas firmaron a través de Internet para salvarla.

De nada sirvió. Finalmente, y a través de una pistola de perno, Marius falleció y pasó a la autopsia, a la que incluso los niños tuvieron acceso. Después fue proporcionada como alimento a los animales carnívoros del zoo.

Otras opciones que la permitieran vivir, como la transferencia a otro país, la liberación en la naturaleza o la esterilización fueron descartadas. La primera porque el programa EBPG no lo permite evitando así la endogamia; la segunda por la imposibilidad de Marius de adaptarse a otro medio fuera de la cautividad y la tercera por las consecuencias negativas, de comportamiento y de salud, que esa intervención podrían haberle acarreado.

La reacción a esta muerte, que se llevó a cabo a las nueve de la mañana hora local, le ha costado al director del zoo, Bengt Holst, críticas, peticiones de dimisión e incluso amenazas de muerte.

La página web del zoo explica por qué han decidido acabar con la vida de Marius (en inglés)