Última hora

Última hora

Gilles de Kerchove, coordinador antiterrorista de la UE: "La amenaza de un atentado sigue siendo grave"

Leyendo ahora:

Gilles de Kerchove, coordinador antiterrorista de la UE: "La amenaza de un atentado sigue siendo grave"

Tamaño de texto Aa Aa

- Anne Devineaux, Euronews: ¿En qué momento está Europa en la lucha contra el terrorismo? Un tema muy amplio para tratar con el coordinador de la Unión Europea en materia de lucha contra el terrorismo, puesto creado despues de los atentados de Madrid. ¿Cuales son hoy las grandes prioridades de la Unión Europea?

- Gilles de Kerchove: La primera de todas ellas es la que se refiere a un tipo de jovenes europeos, no solamente europeos, tambien hay norteafricanos, que van a Siria a practicar lo que llaman la yihad para participar en los combates y unirse a grupos terroristas.

- Euronews: ¿Qué se ha hecho para luchar contra este fenómeno?

- Gilles de Kerchove : En primer lugar hemos hecho un trabajo de prevención. Hay que buscar los mejores métodos para que los jóvenes no vayan. Esa es las primera de todas las prioridades. También hay que detectar a los que se van sin que lo sepamos. Y de hecho son muchos los europeos que no son conocidos por los servicios de información ni por la policía. Así que hay que poner en pie mecanismos específicos.

Hay que trabajar con los países de tránsito y especialmente con Turquía que es la zona de paso más utilizada y hay que trabajar con otros países de donde provienen estos combatientes, pienso por ejemplo en Túnez, que tiene un número muy importante pero también con otros países de la zona como Egipto, Marruecos …

- Euronews: ¿Diez años después de los atentados de Madrid temen o toman en cuenta la posibilidad de un nuevo atentado?

- Gilles de Kerchove: Nuestros servicios de información estiman que la amenaza sigue siendo seria y en gran parte está vinculada a este fenómenos de los combatientes europeos que van a luchar a Siria. Diría que la amenaza es más difusa, está más diversificada y por lo tanto es más compleja. Al día siguiente del 11 de septiembre nos enfrentamos a una organización que estaba estructurada como una multinacional, Al Qaeda. Y ahí puede que fuera un poco más fácil identificar a las personas que seguíamos.

Hoy hemos visto una proliferación de franquicias. En Irak y en Siria hay una o dos franquicias. El corazón de Al Qaeda sigue en Afganistán. Tenemos Al Qaeda en la Península Arábiga, en el Sahel, en el norte de Africa, así que tenemos una complejidad mayor. Al mismo tiempo como la amenaza es más compleja nuestra respuesta se ha hecho más sutil y también más eficaz.

Así que de alguna manera esto permite compensarlo y es constatable que después de los atentados de Madrid y Londres no ha habido grandes atentados en Europa, únicamente hechos aislados que son dramáticos pero que no tienen la misma amplitud.
Así que creo que estamos mejor preparados, somos más inteligentes y somos, puede ser, más efectivos. Pero la amenaza sigue siendo grave.

- Euronews: ¿Qué progresos se han hecho en materia de cooperación?

- Gilles de Kerchove : Una gran parte de nuestro trabajo, el mío en particular, es la cooperación con terceros países, paises confrontados al terrorismo. Lo que intentamos hacer es asegurarnos de que tengan un dispositivo jurídico adecuado que no incluya una tipificación de terrorismo que sea tan amplia como para permitir la represión de los opositores políticos, lo que a a menudo es desgraciadamente el caso. Se trata de mejorar el intercambio de información. Una de las grandes lecciones de la Comisión que ha examinado lo que no funcionó y nos llevó al 11S era que había que mejorar la forma en que servicios de información, policía, justicia comparten información.

- Euronews: Precisamente en materia de captación de información hemos visto que hay algunas derivas por parte de los estados en nombre de la política antiterrorista. Los gobiernos parecen tener cada vez menos escrúpulos en lesionar el derecho a la vida privada de los ciudadanos, no sólamente en Estados Unidos sino también en Europa. ¿Que piensa usted al respecto?

- Gilles de Kerchove: Estamos muy pendientes de asegurar un buen equilibrio entre la necesidad de captar datos, nadie negará que es necesario si queremos evitar un atentado terrorista, y al mismo tiempo respetar la vida privada.
Así que tenemos pendientes varios proyectos legislativos para fortalecer el sistemas europeo de protección de datos. Y luego nosotros tenemos toda una acción internacional, un debate difícil con Estados Unidos, hay que decirlo, después de las revelaciones de Snowden pero también con terceros países y hacemos de la protección de datos una condición importante de nuestra cooperación.
______________________________________________

La falta de cooperación dificulta la lucha antiterrorista europea

Los atentados islamistas que rompieron los primeros años del nuevo siglo fueron el catalizador para elaborar una estrategia europea de lucha contra el terrorismo. Desde junio de 2012 la Unión se ha dotado de una normativa común antiterrorista que homogeiniza la legislación de los estados miembros y sobre todo, instaura la orden de detención europea. Fue la que permitió a Italia enviar a las autoridades británicas en un tiempo record a los supuestos autores de los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres.

En marzo de 2004 los atentados islamistas de Madrid movieron al Consejo de la Unión a sentar las bases de una estrategia común en la lucha contra el terrorismo. Para orquestar la colaboración comunitaria Bruselas creó el puesto de coordinador.

Recayó en el holandés Gijs de Vries. Su misión: que los responsables en cada país en materia de prevención antiterrorista actúen en conjunto así como todo lo relativo a protección a los ciudadanos e infraestructuras.

Al mismo tiempo la Unión Europea ha adoptado el pasaporte biométrico. Por un lado se trata de combatir la falsificación de documentos, por otro de reforzar la seguridad en los transportes transfronterizos.

Bruselas va a multiplicar las medidas de control de armamento, explosivos y cualquier otro material que pueda servir para fabricar bombas. Además los poderes de la policía criminal intergubernamental Europol se han reforzado especialmente para acentuar la lucha contra el ciberterrorismo, reclutamiento y redes de financiación. La voluntad política no siempre está a la altura. Los estados miembros crean instituciones pero apenas les asignan los medios que necesitan.

Para colmo los reinos de taifas que son los servicios nacionales de información se resisten a compartir e intercambiar datos. Estamos bastante lejos de tener un servicio policial federal, un FBI a la europea. Los estados se encuentran más cómodos en la cooperación bilateral. Frustraciones aumuladas que llevaron a Gijs de Vries a tirar la toalla en 2007.

La Comisión Europea tardó seis meses en encontrale un sustituto, el belga Gilles de Kerchove. Hoy ocupa el puesto.