Última hora

Última hora

Francia: municipales con valor de test para el Gobierno socialista de Hollande

Leyendo ahora:

Francia: municipales con valor de test para el Gobierno socialista de Hollande

Tamaño de texto Aa Aa

Francia celebra este domingo unas elecciones municipales que determinarán el reparto del poder local, y medirán las fuerzas a nivel nacional, dos años después del triunfo en las presidenciales del socialista François Hollande.

Serán el termómetro para comprobar el desgaste del Partido Socialista, que los sondeos vaticinan importante, el estado de los conservadores de la UMP y la verdadera pujanza del ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen.

Para los socialistas, uno de los duelos clave, que además será femenino, se juega en París, que gobiernan desde 2001.

Anne Hidalgo, aparece como favorita de las encuestas, por delante de la ex ministra conservadora Nathalie Kosciusko-Morizet.

Otra de las grandes incógnitas será la amplitud de la abstención, que se prevee importante. Hasta un 40% de los franceses podrían decidir no acudir a las urnas. Muchos de quienes se dicen dispuestos a votar basarán su elección en el balance del alcalde saliente.

Los resultados se analizarán con una atención especial en las ciudades en el punto de mira del Frente Nacional, tres en el sur y dos en el norte.

Algunas podrían virar a la derecha, como Estrasburgo, Toulouse o Reims o a la izquierda, como Marsella, conservadora desde el 95 y Aviñón.

Actualmente, el FN tiene cinco pequeños municipios y 85 concejales.
Aunque no presenta candidatos a todos los municipios, el partido de Marine Le Pen quiere lanzarse a la conquista de municipios más grandes, como el de Perpiñán, en el sureste del país, y el de Hénin Beaumont.

Efectivamente, las 42 ciudades francesas con más de 100.000 habitantes suscitarán un interés particular. Desde las elecciones de 2008, la izquierda gobierna 28 de ellas.

El reto para la mayoría es mantener la tendencia, aunque conservar París y arrebatar Marsella a la derecha salvaría la cara del PS.

En caso de varapalo en los comicios, cuya segunda vuelta se celebra el próximo 30 de marzo, Hollande podría verse obligado a remodelar su gobierno para afrontar con nuevos bríos la segunda parte de su mandato, que acaba en 2017.

Según recientes sondeos, la gestión de Hollande despierta un rechazo récord en la historia del país, con solo uno de cada cuatro franceses a su favor.

Laurence Alexandrowicz. euronews:
Martial Foucault, buenas tardes. Usted es director de Investigación del CEVIPOF, Centro de Estudios de la Vida Política Francesa. Este domingo se celebran elecciones municipales en Francia. En pocas palabras, ¿cuáles son los principales retos de estos comicios?

Martial Foucault. Profesor en el Instituto de Estudios Político de París “Sciences Po”:
Hay tres retos que destacan principalemente, hay que hablar de la fiscalidad local, porque el contexto presupuestario francés ha añadido una nueva dimensión para los electores en esas 36 mil ciudades francesas, que es una presión fiscal al alza.

El segundo reto es la situación del mercado laboral, los índices de paro local aumentan, al igual que la degradación de las condiciones del mercado del empleo en Francia. Y por último, hay una tercera dimensión que es exclusivamente local, que es la capacidad de los alcaldes a gestionar bien sus municipios.

euronews:
También se habla mucho de la abstención que no ha dejado de aumentar estos últimos años. En 1983 fue del 20%, en las últimas municipales, en 2008, llegó al 34%. ¿Quién se beneficia de la abstención?

Martial Foucault:
El domingo que viene, efectivamente, varios institutos de sondeo anuncian un aumento histórico de la abstención con cifras que rondan el 40%. Para entender esta abstención, hay que destacar un punto esencial, que es lo que llamamos la abstención diferencial. Es decir, hay que comparar y distinguir qué partido sufre de un aumento de la abstención. Y en el caso de estas municipales, la mayoría de las ciudades son ahora de la izquierda, por lo que es bastante evidente que si hay un aumento de la abstención, beneficiará más a la derecha que a la izquierda.

euronews:
¿Podría beneficiar también al Frente Nacional? es al menos lo que se dice últimamente.

Martial Foucault:
Cuando hay abstención, quiere decir simplemente que hay una movilización escasa, los electores no se movilizan, eso en cuanto a los grandes partidos que sufren de impopularidad, la izquierda y la derecha. Pero las pequeñas formaciones consiguen movilizar más a sus electores, y el FN podría ser uno de esos partidos cuyos electores están convencidos de su voto, lo que no es el caso de los partidos de izquierda y de derecha.

euronews:
¿Interesan más las elecciones locales en tiempos de crisis?

Martial Foucault:
Es muy difícil establecer un vínculo entre contexto de crisis económica y abstención. En cambio, lo que es cierto en 2014, es que no es un contexto de crisis económica, es un contexto de crisis política, e incluso democrática. Cuando se examinan los diferentes barómetros de confianza que los franceses otorgan a diferentes instituciones políticas, se observa que, paradójicamente, confían muy muy poco en los partidos políticos, cuentan apenas con el 8% de la confianza de los electores, y en cambio el Alcalde, la institución municipal, el concejo municipal, siguen contando actualmente con más del 60% del interés y de la simpatía de los franceses.

euronews:
Supongamos que la derecha arrasa estando la UMP muy dividida, con tensiones internas, ¿Podría eso provocar la vuelta a la escena política de Nicolas Sarkozy?

Martial Foucault:
No creo que la derecha vaya a arrasar necesariamente. ¿Por qué? porque como acabamos de indicar, el Frente Nacional va a estar muy presente con un determinado número de candidatos que podrían mantenerse en la segunda vuelta. Eso quierequiere decir triangulares en la segunda vuelta, tres candidatos, y ya sabe que en Francia, en ese contexto de triangulares, cuando el FN está presente, eso penaliza a los candidatos de la derecha.

Yo diría que el alcance del voto es tan local, que en caso de que ganara la derecha, no se justificaría la vuelta de Nicolas Sarkozy como el hombre providencial. En cambio, si la derecha es derrotada, entonces sí, efectivamente, se reunirían las condiciones para que Nicolas Sarkozy se presentara como una alternativa a la actual dirección del UMP:

euronews:
Martial Foucault, muchas gracias.