Última hora

Última hora

Grecia: una constelación de partidos ante las elecciones europeas

Leyendo ahora:

Grecia: una constelación de partidos ante las elecciones europeas

Tamaño de texto Aa Aa

¿Habrá llegado para quedarse? El bipartidismo era la norma en Grecia antes de la crisis económica: hasta junio de 2012, fecha de las últimas elecciones parlamentarias, alrededor el 80% de los votos los acaparaban dos partidos. Nueva Democracia y Pasok (Movimiento Socialista Panhelénico) formaron ese mismo año un Gobierno de coalición nacional que todavía dura y que se ha hecho cargo del grueso de las últimas y delicadas negociaciones con la troika bajo la atenta mirada de la pujante coalición de izquierda, primero antimemorándum y ahora más flexible, llamada Syriza.

El binomio estaba ya roto. Nueva Democracia obtuvo entonces el 29,66% de los sufragios y Syriza, liderada por el carismático Alexis Tsipras, un 26,89%. El Pasok, partido de (los) Papandréu, “fundador” del estado-providencia heleno y referencia tradicional de la izquierda quedaba relegado al 12,28% de los votos. Y ese no ha sido su suelo, ahora ronda el 5% en intención de voto.

La crisis y la lucha de las clases medias en ese ambiente ha ratificado e intensificado la fragmentación del panorama. El descontento con la política ha hecho surgir hasta 15 partidos nuevos en dos años y un apoyo impensable a fuerzas que, a base de renovación de las cúpulas y adecuación empática a las ideas del sufrimiento con los recortes, han avanzado en las encuestas desde la casi irrelevancia. Las generales parecen todavía en un horizonte lejano; las que están a la vuelta de la esquina son las europeas del 25 de mayo.

Las últimas, en 2009, ofrecen poco lugar a la disidencia de las corrientes principales. En 2014 la música es otra: las encuestas de intención de voto para el Parlamento Europeo incluyen ahora a siete partidos con opción a obtener representante (que se cotiza en torno al 4%). No obstante lo sorprendente no es su número sino la renovación radical de nombres. Si en 2009 además de Pasok y Nueva Democracia seguían de lejos los comunistas del KKE, el nacionalista LAOS, Syriza y los ecologistas, en 2014 y según todos los sondeos solamente Nueva Democracia, debilitada, mantendría su espacio. Syriza podría alcanzar el primer puesto mientras que el Pasok cae irremisiblemente. Y detrás la extrema derecha: Amanecer Dorado se convertiría con su ascenso en extraño compañero de cama de los ultras del norte de Europa. Nuevos grupos como El Río, fundado por el periodista Stavros Theodorakis, y los Independientes Griegos esperan canalizar también voces hacia Europa.

No es que los 22 europarlamentarios que aporta Atenas a Estrasburgo sean suficientes para producir un vuelco a nivel continental. Sin embargo los resultados de mayo permitirán estudiar si hay primeras olas de un tsunami político augurado para las próximas generales griegas mientras el país sigue todavía pendiente de las cuerdas de los acreedores internacionales.