Última hora

Última hora

EE.UU y la UE, un frente con fisuras en la crisis ucraniana

Leyendo ahora:

EE.UU y la UE, un frente con fisuras en la crisis ucraniana

Tamaño de texto Aa Aa

Como desde que estalló la crisis ucraniana, estadounidenses y europeos intentaban hace unos días mostrar un frente unido y solidario en Ginebra.
Con una sola voz condenaron la agresión rusa en Ucrania y amenazaron con nuevas sanciones, pero esa alianza tiene unos límites cada vez más visibles.

El pasado lunes, Washington, que multiplica los gestos de apoyo a Kiev, anunció una nueva tanda de sanciones contra 7 personas del círculo del presidente ruso, Vladímir Putin, y 17 empresas.

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“El objetivo aquí no es ir contra Putin personalmente, el objetivo es cambiar sus cálculos con respecto a cómo las acciones actuales en las que está involucrado en Ucrania podrían tener un impacto negativo sobre la economía rusa a largo plazo”.

Tocado, pero no hundido, el Kremlin denunció de inmediato “tácticas de la Guerra Fría”:

Vladímir Putin. Presidente de Rusia:
“No es el buen método. Lo que tengamos que hacer lo haremos de todas maneras. Encontraremos alternativas, sobreviviremos y avanzaremos y nuestros interlocutores fracasarán”.

Mientras se desarrollaba esa guerra dialéctica, en Bruselas los 28 embajadores de la UE se reunían para decidir por su parte la adopción de nuevas sanciones, que serán individuales y no económicas. La reunión no fue política, símbolo de las reticencias europeas a la hora de ir más lejos pese a los discursos amenazantes:

Pia Ahrenkilde Hansen. Portavoz de la Comisión Europea:
“Consideramos que actualmente, las medidas suplementarias adoptadas están por ahora en el nivel adecuado, pero seguimos avanzando en la preparación de medidas para la fase 3”.

Pero es poco probable que se active esa etapa:
6 países europeos dependen entre un 80 y un 100% del gas ruso, y siete naciones entre el 50 y el 80%. Alemania importa de Moscú el 37% de su gas.
Más que suficiente para que la eventualidad de imponer sanciones económicas a Rusia divida, y mucho, a los europeos.

Pero también Rusia tiene mucho que perder si prosigue la escalada de las sanciones. Para el país que preside Putin, la Unión Europea representa el 70% de las exportaciones anuales de gas natural.

euronews ha hablado de las sanciones impuestas a Rusia con Eleonora Tafuro, investigadora de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior.

Adrian Lancashire, euronews:
En la crisis que enfrenta a Occidente con Rusia a causa de Ucrania, ¿qué efecto se espera que tengan las últimas sanciones y en qué plazo?

Eleonora Tafuro :
El efecto a corto plazo sobre la economía rusa va a ser, por supuesto, negativo, porque supone un aislamiento internacional aún mayor para las empresas afectadas: pero no va a ser tan duro como se desea, ya que las empresas más importantes, como Rosneft, la famosa petrolera, o los bancos más grandes, no se verán afectados por las sanciones.

Adrian Lancashire, euronews:
¿Por qué retrasar las sanciones económicas? ¿Quién decide el ritmo?

Eleonora Tafuro:
En la Unión Europea, hay que tener en cuenta que hay muchas divisiones entre los Estados miembros. Hay algunos países, como Bulgaria, que consideran que debemos entender mejor la postura de Rusia y otros, como Polonia, que abogan por una posición más dura. Así que, en el caso de la Unión Europea, la velocidad o la lentitud de las sanciones también se debe a la profunda diferencia de intereses entre los Estados miembros.

Adrian Lancashire, euronews:
¿Puede decirnos algo más sobre cómo son elegidos los individuos, los bancos, los miembros del gobierno y del ejército que son sancionados en Rusia?

Eleonora Tafuro:
Los individuos que han sido elegidos en el caso de Rusia son personas clave como Igor Sechin, que es un asesor cercano al presidente Putin, y también el director general de Rosneft, que es, por supuesto, una de las mayores compañías de petróleo de Rusia. Así que la lógica principal de estas sanciones selectivas es que se vean afectadas directamente las personas que tienen un papel que desempeñar no sólo en esta crisis, sino también, en general, en la política rusa.