Última hora

Última hora

Chick Corea, una leyenda de gira por el mundo

Leyendo ahora:

Chick Corea, una leyenda de gira por el mundo

Tamaño de texto Aa Aa

Ha estado en la cresta de la ola del jazz durante décadas. Es un aventurero de la música, ha explorado todos los géneros e incluso ha inventado uno o dos. Chick Corea lleva meses de gira por todo el mundo.

Musica se ha encontrado con este gran improvisador y músico en Budapest, donde ofreció un solo a un entusiasmado público.

“Hace años me di cuenta de que la música es algo social. Es decir, puedes tocar para ti, tú mismo, no hay nada malo en ello. También es divertido. Pero en realidad la música es algo que intercambiamos por placer, para cantar y bailar, para traer luz a la vida, para animar de alguna forma u otra. Me gusta intentar causar ese efecto y cada lugar al que voy es una meta para mí”, comentaba Corea.

Budapest, con su sabor centro europeo, tiene una tradición musical enorme, y la Academia de Música Liszt es una buena muestra de ello. Tras su reciente restauración ha recobrado su encanto histórico.

“El concierto es simbólico porque no podemos olvidar que Franz Liszt, de quien la Academia de la Música tomó su nombre, fue el primero en la historia de la música que dio un concierto solo, un recital en Roma en 1839. ¡Él inventó el género y esta noche Chick Corea tiene una cita simbólica con Fanz Liszt”, exclamaba el jefe de comunicación de la Academia, Imre Szabo Stein.

“Estoy de acuerdo con que debería haber más arte y más cultura… pero la creatividad está en nosotros, cada persona tiene la suya y es una cuestión de querer sacarla, de hacerla realidad. Las cosas no ocurren con leyes y burocracia, las cosas ocurren con personas que crean y que hacen cosas”, opinaba Corea.

Rendir homenaje a uno de los mayores compositores húngaros, que también tocó en la Academia de Música Liszt, es prácticamente una obligación.

“Béla Bartók fue el primer compositor clásico por el que me interesé cuando estaba en la universidad, porque yo ensayaba Bach y Mozart, pero en esos momentos no estaba muy interesado en ellos. Estaban bien, pero Bartók, ¡guau! Me gusta seguir tocando, porque es mi vida y creo que lo mejor que puedo ofrecer a la gente y a mi entorno es mi música”, concluyó Corea.