Última hora

Última hora

Strauss y el sueño de una noche de verano

Leyendo ahora:

Strauss y el sueño de una noche de verano

Tamaño de texto Aa Aa

El concierto anual de verano de la Orquesta Filarmónica de Viena es uno de los conciertos más esperados del calendario musical. El Palacio de Schönbrunn y sus jardines de estilo barroco ofrecen un entorno único para acoger el acontecimiento musical. El maestro Christoph Eschenbach dirige el concierto por primera vez.

“Todo lo que rodea al concierto es especial.Mucha gente viene hasta aquí para seguirlo y el ambiente que se respira en el Palacio de Schönbrunn y en sus fantásticos jardines es único, ya que, además, aquí se encuentra la mejor orquesta del mundo”, comenta Eschenbach.

El concierto es un homenaje a Richard Strauss, cuyo 150 aniversario se conmemora este año.

“En mi opinión, en la actualidad no existe hay una relación tan estrecha como la que hubo entre Richard Strauss y la Orquesta Filarmónica de Viena. Dirigió la orquesta más de un centenar de veces”, explica Walter Auer, solista de la Filarmónica de Viena.

En el programa se encuentra una de sus composiciones más conocidas, ‘Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel’.

Este poema sinfónico narra las desventuras del campesino alemán de la época medieval.

“Es una auténtica obra maestra que describe musicalmente las diversas travesuras de Till Eulenspiegel. Una obra extraordinaria de orquestación, ideas y humor”, asegura Eschenbach.

Las historias de Eulenspiegel, héroe popular del folklore del norte de Alemania y los Países Bajos, se han transmitido durante siglos..

“Es muy difícil de interpretar y eso es algo que me gusta de la música de Richard Strauss”, asegura Auer. “Siempre supone un desafío”, agrega.

“Me gusta mucho la composición de esta pieza porque Richard Strauss fue una figura polarizante en su época. Dio la espalda a la manera tradicional de componer y se acercó a los poemas sinfónicos y persiguió la herencia de sus ídolos, Berlioz y Liszt”, apunta, por su parte, el contrabajista Christoph Wimmer.

Hector Berlioz fue conocido por su orquestación innovadora, que expuso en su tratado teórico. Strauss se apoyó en los estudios del compositor francés.

“Ambos fueron maestros de la instrumentación. Berlioz fue el primer compositor que publicó un estudio de orquestación, y de esta forma sus conocimientos musicales fueron transmitidos a Strauss”, concluye Eschenbach.

En este reportaje puede escuchar fragmentos de las siguientes piezas musicales:

- ‘Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel’, de Richard Strauss.

- Obertura de ‘El carnaval romano’ y ‘Benvenuto Cellini’, de Hector Berlioz.