Última hora

Última hora

Erdogan gana las elecciones presidenciales en la primera vuelta

Leyendo ahora:

Erdogan gana las elecciones presidenciales en la primera vuelta

Tamaño de texto Aa Aa

El todavía primer ministro se ha permitido un baño de masas en el balcón de la sede de su partido en Ankara. Es la primera vez que se elegía por sufragio universal directo la elección de la cabeza del Estado.

“Hoy empieza un nuevo periodo de reconciliación. Quiero dejar atrás las discusiones de la vieja Turquía”, ha declarado un triunfante Erdogan, cuya intención es establecer un sistema semipresidencialista, mientras rechazaba las acusaciones de una supuesta deriva autoritaria: “Los que me llaman dictador deben mirarse a sí mismos, aquellos que nos llaman autoritarios que se miren a ellos mismos. Cuando estábamos en la oposición, recordamos bien lo que sufrimos”, ha remarcado.

Ni los escándalos de corrupción que le salpican de cerca ni las protestas callejeras por su deriva autoritaria evitan que Erdogan sea el político más popular de Turquía. Su partido, Partido por la Justicia y el Desarrollo (AKP), lleva sin perder unos comicios desde 2002, en gran parte por el capital político de un hombre que ha metido al país en tren de las potencias económicas emergentes.

Erdogan se ha impuesto con más del 50% de los votos, lo que hace innecesaria una segunda vuelta. Su más directo rival, el candidato de consenso de la oposición kemalista y nacionalista Ekmeleddin Ihsanoglu consigue alrededor del 39 por ciento. Por su parte el representante kurdo roza el 10 porciento.

Las claves de las victorias de Recep Tayyip Erdogan se encuentran en la amplia Turquía rural apegada a las tradiciones y más reticente al laicismo. También la ciudadanía kurda le apoya significativamente.

La oposición laica (Partido Republicano del Pueblo, secular; y el Partido de Acción Nacional, nacionalista, a la cabeza de una coalición de hasta 14 partidos) consiguió presentar un candidato único: Ihsanoglu, un miembro de la academia apenas conocido por el electorado hace unos meses.

El tercero en liza era el kurdo Selahattin Demirtas. Detrás de él está el Partido Democrático del Pueblo, de sensibilidad prokurda y hermano del Partido de la Paz y la Democracia, que fue fundado a finales del año pasado para presentarse a las elecciones locales en el oeste del país, donde los kurdos son minoría. Su bagaje como defensor de los derechos humanos y su carisma son sus mayores bazas. Su punto débil es las acusaciones que mantener vínculos con el PKK, considerado terrorista en Turquía y en muchos países occidentales.

El presidente actual, Abdulah Gül, fue elegido en el Parlamento tal y como habían sido elegidos sus predecesores. Ha habido 17 procesos presidenciales desde 1923: en los cuatro primeros fue elegido Mustafá Kemal.