Última hora

Última hora

Erdogan, la victoria esperada

Leyendo ahora:

Erdogan, la victoria esperada

Tamaño de texto Aa Aa

Pocos dudaban de la victoria de Recep Tayyip Erdogan en la carrera presidencial turca en la primera ocasión que el cargo era elegido por sufragio universal directo. Hasta ahora era el Parlamento el que escogía. Erdogan ha pasado los últimos 11 años convirtiéndose en un primer ministro todopoderoso y uno de los líderes más exitosos de la historia del país. El núcleo duro de los seguidores de Erdogan, los conservadores religiosos, ven esta victoria como la coronación de su triunfo sobre la élite laica y un paso más para reformar el sistema.

Aunque la abstención ha alcanzado un récord negativo, este resultado ha sido muy significativo también para el candidato kurdo, Selahattin Demirtas. Hace apenas unos años Ankara trataba de sofocar una rebelión. La paz actual se la atribuye Erdogan, que asegura ser el artífice de la apertura política.

Aunque sus ataques a Israel han potenciado su popularidad, el todavía primer ministro polariza a la población y en los últimos años se ha visto con más claridad. Las protestas callejeras, en principio iniciadas por la transformación del parque Gezi en Estambul, inflamaron el año 2013 a nivel nacional.

La corrupción ha salpicado a su cículo más íntimo, que se ha visto envuelto en una lucha de poder con los seguidores del clérigo Fethullah Gülen, exiliado en EE.UU. Al tratar de dar poder al Gobierno por encima del Tribunal Supremo se ha encontrado con la oposición frontal de una gran parte del Parlamento.

Y más recientemente intentó poner la mordaza a internet y a las redes sociales además de purgar la policía de los cargos que investigaban la corrupción.

Sus críticos temen que con su acceso a la presidencia su objetivo sea cambiar la constitución para hacerse con una presidencia con poderes ejecutivos.

¿Qué le espera a Turquía, al partido conservador AKP y a la oposición a partir de ahora? Hablamos de estos asuntos con el escritor y director general de la consultora Konda, Bekir Agirdir, desde Estambul.

Nezahat Sevim, euronews:
Con estos resultados, el Partido de la Justicia y el Desarrollo dice adiós a su líder, que se va al palacio presidencial. ¿Cuál será el efecto dentro partido y en el apoyo popular que tiene?
¿Quién o qué perfil debe tener el próximo líder del partido y el próximo primer ministro?

Bekir Agirdir:
Hay tres preguntas y respuestas paradójicas para el AKP.
Primero hay una necesidad de un primer ministro y de un líder del partido, que debe ser compatible con Erdogan. Pero hay un segundo requrimiento: que esta persona sea capaz de mantener el apoyo del AKP en el 45-50% actual. Así podrían conseguir un cambio constitucional tras las legislativas de junio de 2015, que es algo que Erdogan quiere. Pero las dos necesidades se contradicen.

Hay una tercera, que es también complicada para el AKP. Turquía tiene muchos problemas en política exterior. Se necesita una mejora, una corrección en este campo.

Viendo estos tres requisitos parece que Ali Babacan, Binali Yildirim o Ahmet Davutoğlu son los nombres que vienen a la mente. Aunque podría haber sorpresas.

euronews:
Usted dijo en un artículo que si Ihsanoglu, principal candidato opositor, conseguía un 40% de votos, la oposición no se plantería nada, pero que si bajaba hasta el 35%, los dos principales partidos buscarían un cambio.
Ihsanoglu se ha quedado en el medio: 38%. ¿Cómo afectará esto a la oposición? En el mismo sentido ¿cómo afectará el resultado de Selahattin Demirtas a la política kurda?

Bekir Agirdir:
Este mágico 38% da ventaja a ambos líderes de la oposición. Lo que podemos entender por los discursos de los líderes de los dos partidos principales es que están dispuestos a seguir sin cambios. Pero aún hay realidades que separa a ambos partidos, además de los resultados electorales.

Las declaraciones de Demirtas sobre democracia, libertad, derechos humanos, con un llamamiento a un “nuevo estilo de vida democrática radical”, han tenido apoyo también en el lado turco, no solo kurdo; también allí le escuchaban.

Supongo que el apoyo al partido kurdo en la legislativas de 2015 será más alto que ahora. Todos aquellos en Turquía que se sienten tratados injustamente, que piden más democracia y libertad, pueden canalizar sus demandas a través de este partido.

euronews:
Hablemos sobre el debate sobre el sistema presidencial. Según la idea de Erdogan sobre el nuevo papel del presidente, ¿qué tipo de cambios en el sistema podemos esperar en Turquía a partir de ahora?

Bekir Agirdir:
El partido AKP, tras Erdogan, puede que no tenga la capacidad de realizar cambios radicales en la Constitución para ir hacia un sistema presidencialista. Necesitan compromisos con otros partidos. Podemos esperar cambios a partir de junio de 2015.

Pero no sé exactamente si será un cambio hacia el presidencialismo necesariamente o uno más completo, con cambios profundos en derechos y libertades. No lo podemos adivinar ahora, se basará en el compromiso de los actores políticos.