Última hora

Última hora

"Frente internacional y kurdo unido contra EI". Entrevista a ministro de Exteriores del Kurdistán iraquí

Leyendo ahora:

"Frente internacional y kurdo unido contra EI". Entrevista a ministro de Exteriores del Kurdistán iraquí

Tamaño de texto Aa Aa

Desde hace meses son los únicos que plantan cara en el campo de batalla a los islamistas del autodenominado Estado Islámico. En Irak, en Siria, tanto como en Kobani, los combatientes kurdos están en primera fila. Sin ellos los islamistas habrían ganado la partida.

¿Saldrán los kurdos beneficiados de esta resistencia militar? Una cosa está clara: la guerra contra los islamistas radicales les ha unido. Todos los días en las colinas circundantes de Kobani los kurdos turcos entierran a sus hermanos caídos al otro lado de la frontera. Y solo aspiran a unirse a sus filas y a luchar en ellas.

En Irak, los guerrilleros kurdos resisten desde hace dos meses el asalto de los islamistas a menudo muy cerca de las líneas enemigas. Irak es el único de los cuatro países en los que se dispersa la comunidad kurda que acoge una comunidad política que en 2005 obtuvo el reconocimiento de ente autónomo refrendado por la constitucion iraquí y la comunidad internacional.

Los cuarenta millones de kurdos además de una amplia diáspora europea viven principalmente en Irán, diez millones; Siria. dos millones y Turquía, 18 millones. En medio de esta zona está el Kurdistán iraquí. ¿Será el germen de un futuro estado independiente con fronteras ampliadas?

El presidente del kurdistán iraquí, Masud Marzani, no pide tanto, pero desde este verano hace valer las victorias de sus combatientes en el campo de batalla y se refiere a su voluntad de organizar un referéndum sobre la independencia de su región. En el caos actual es difícil prever si las circunstancias le serán favorables.

Los kurdos de la región han ganado una primera batalla: han ocupado el primer plano, se han convertido en indispensables y han obtenido el apoyo militar occidental. Pero el viejo sueño de un Gran Kurdistán está más que lejos dadas las divisiones existentes entre ellos y los divergentes intereses de los países en los que viven. Por el momento son un pueblo sin estado en el que centenares de miles de kurdos al día de hoy son refugiados fuera de una casa que tampoco les pertenece.

En Bruselas, en el marco de una gira diplomática, Euronews ha entrevistado al ministro de Exteriores del Gobierno Regional de Kurdistán en Irak.

Euronews:

“Nos acompaña en Bruselas Falah Mustafa Bakir, ministro de Exteriores del Gobierno Regional de Kurdistán en Irak, que se encuentra de gira diplomática en Europa. Diversos gobiernos han ofrecido armamento en la lucha contra el Grupo Estado Islámico. ¿Qué piden ahora y qué respuestas están recibiendo?”

Falah Mustafa Bakir:

“Muchas gracias, es un placer hablar con ustedes. Estamos agradecidos a los gobiernos que han prestado asistencia militar y humanitaria. Lo que queremos es que ese apoyo se mantenga y se extienda para poder combatir y derrotar al EI. Hemos logrado avances y hemos recuperado territorio, pero para asegurarnos de que seguiremos ganando terreno a los yihadistas, necesitamos seguir recibiendo armamento y que los ataques aéreos prosigan. Contamos con un socio fiable por vía terrestre, los soldados que actúan en Kobani han mostrado al mundo el buen trabajo que están llevando a cabo. Además, nuestro llamamiento a la comunidad internacional es claro: que nos ayuden a ser rmás fuertes para así poder derrotar al grupo Estado Islámico”.

Euronews:

“¿Le alegra que las fuerzas kurdas sean las únicas que hasta ahora lleven a cabo combates por tierra y que hagan, digamos, ‘el trabajo sucio’?”

Falah Mustafa Bakir:

“Estamos orgullosos de luchar contra esta organización terrorista en nombre del mundo, pero, ciertamente, para alcanzar los objetivos en Irak necesitamos otros aliados. Para combatir al EI a largo plazo necesitamos una cooperación regional e internacional. No solo se trata de una lucha militar por tierra; debemos trabajar en un intercambio de información y detener el apoyo logístico y económico con el que cuentan. Asimismo, necesitamos colaboración regional y de la coalición internacional”.

Euronews:

“¿Qué ocurre con la postura de Turquía? Considera que se está involucrando suficientemente en el asunto?”

Falah Mustafa Bakir:

“Debemos trabajar conjuntamente, pero, sin duda, el gobierno turco debe tomar una decisión respecto a la hoja de ruta que va a seguir. Pidieron que la coalición internacional se posicionara respecto a la actuación de los yihadistas en Siria, pero creo que ahora están considerando esta cuestión muy en serio, por lo que espero que la comunidad internacional y los poderes regionales conformen un frente unido en esta cuestión”.

Euronews:

“¿Qué me dice de la situación humanitaria? Se habla de un millon y medio de desplazados en las regiones de Kurdistán que huyen del conflicto, del EI. ¿Qué más necesitan en términos de ayuda humanitaria?”

Falah Mustafa Bakir:

“Contamos con 250.000 refugiados sirios en nuestra región y hasta hace poco más de 10.000 han cruzado la frontera de Kobani hacia Turquía, y desde allí han venido a Kurdistán. Asimismo, tenemos a más de un millón de refugiados iraquíes. Estamos sometidos a una gran presión. Estamos agradecidos a las agencias y a los programas de Naciones Unidas, que han llevado a cabo con nosotros una labor muy activa por vía terrestre. Estamos satisfechos por las relación de cooperación que tenemos con ellos. También les estamos agradecidos a las ONG internacionales que se han convertido en nuestros socios gracias a las organizaciones caritativas locales kurdas, pero lo cierto es que necesitamos más socios. Nos gustaría que el gobierno federal en Bagdad compartiera responsabilidades con nosotros. Damos las gracias a todos los países que se han involucrado en el asunto, especialmente la Unión Europea, y también a la Comisión Europea, que ha dado un paso adelante para ayudar respecto a la situación de los refugiados y de los desplazados internos. Pero en realidad, estamos frente a un verdadero reto, sobre todo porque se acerca el invierno, y hay miles de personas sin techo que viven en colegios y en edificios inacabados. Esto supone un gran problema. Estaríamos muy agradecidos ante cualquier tipo de ayuda por parte de la comunidad europea para, de esta forma, ayudar a todas estas personas que se han quedado sin hogar”.