Última hora

Última hora

Quino: "El ser humano tiene tendencia a estropear lo que hace bien"

Leyendo ahora:

Quino: "El ser humano tiene tendencia a estropear lo que hace bien"

Tamaño de texto Aa Aa

Joaquín Salvador Lavado ‘Quino’ (Mendoza, Argentina 1932) es el padre de Mafalda, que nació del trazo de sus lápices hace medio siglo. El primer humorista gráfico que recibe un Premio Príncipe de Asturias, en la categoría de Comunicación y Humanidades, vive a caballo entre Buenos Aires y Madrid. Afectado por el glaucoma, sus ojos ya casi no ven, lo que le impide seguir dando vida a los personajes de sus viñetas. Pese a ello, los dibujos de la realidad que proyecta su imaginación son tan brillantes como las frases de Mafalda.

Francisco Fuentes, euronews:
¿Cómo ha sentido este reconocimiento?

Quino:
“Estoy muy contento porque me parece un premio al que siempre le he tenido bastante respeto, se lo han dado siempre a gente a la que uno también respeta o quiere o le gusta mucho lo que hace”.

euronews:
Es el primer humorista gráfico que recibe este galardón…

Quino:
“Espero no ser el último”.

euronews:
¿Cree usted que los profesionales del humor gráfico en general están lo suficientemente reconocidos?

Quino:
“Yo creo que sí y creo que a partir de que Umberto Eco nos dio a los cómics la categoría de ‘literatura dibujada’, la cosa mejoró mucho para nosotros”.

euronews:
¿Tiene usted alguna idea de a dónde vamos a ir a parar (con las nuevas tecnologías)?

Quino:
“Estamos en una transición tecnológica que nadie sabe cómo va a terminar. No es lo que ha pasado con el libro electrónico, que había miedo de que el libro electrónico arrasara con la edición en papel y no ha sido así, por lo que es difícil un diagnóstico preciso”.

euronews:
¿El iPad, la tableta o twitter serían un buen soporte para sus viñetas?

Quino:
“Al principio de esta nueva era empecé a hacer algunas cosas tomándole el pelo a toda esta tecnología, usando los términos, casi todos en lengua inglesa y que la gente los dice casi sin saber qué quieren decir. Creo que la tecnología va a cambiar las relaciones humanas, ya las ha cambiado bastante, pero con una desventaja un poco curiosa y es que la gente está muy comunicada con miles de personas y no tiene amigos con los que conversar, es muy curioso”.

euronews:
Hablemos de Mafalda, que es otro de los motivos que le han traído hasta Asturias. Acaba de cumplir 50 años, hay una exposición que lleva varios meses dando vueltas por todo el mundo. Sus tiras, sus pensamientos sí que tienen una trascendencia importante. ¿Usted se esperaba esto cuando empezó a dibujarla?

Quino:
“No, yo no esperaba nada, yo empecé a publicar este personaje sin pensar muy bien cómo era el personaje, no lo trabajé lo suficiente antes de empezar a publicarlo, pero entonces me planteé cómo tenía que ser un personaje al que yo tenía que darle una continuidad y entonces me pareció que esto de que fuera a preguntarle a sus padres preguntas para las que nadie tiene respuesta como “¿por qué hay guerras o gente pobre o se destruye el planeta?” era un buen camino para que la gente se interesara en el personaje”.

euronews:
¿Y dónde radica la vigencia de Mafalda, que haya trascendido tanto en el tiempo y que sea casi eterna?

Quino:
“No (risas), yo creo que el día que los lectores vean que no hay tecnología ni maquinarias que para mí son bastante desconocidas entonces van a decir que este personaje no es de nuestra época y perderá el interés”.

euronews:
Más allá del interés de Mafalda, de la sensación de que siga siendo tan vigente, da la impresión de que el mundo ha cambiado muy poco en estos 50 años…

Quino:
“Poquísimo, eso es bastante decepcionante sobre el comportamiento humano porque quiere decir que seguimos cometiendo los mismos errores y no mejoramos en nada excepto en la tecnología”.

euronews:
¿Por qué el mundo sigue tan mal?

Quino:
“Yo creo que porque los intereses económicos han venido a suplantar a los intereses políticos o a la ideología, hoy en día no hay ideología y eso es rarísimo para una persona de una generación como la mía, que nos tocó el Mayo del 68, y “a Imaginación al poder” y todo eso que fue tan hermoso y que luego quedó en la nada”.

euronews:
Una de las imágenes que siempre nos viene a la memoria de Mafalda es que no le gustaba la sopa. He leído que usted utilizó la sopa de Mafalda como una metáfora de la dictadura argentina. ¿Cómo vivió su familia y usted especialmente aquellos días que le condujeron a irse a Italia, más concretamente a Milán, a vivir?

Quino:
“Los vivimos como todos los compatriotas, muy mal, tener que irse del país de uno es bastante angustioso, además uno pierde el contacto con amigos, parientes, seres queridos. Hoy el mundo está lleno de migraciones o sea que no hay que explicarle a nadie lo que eso significa”.

euronews:
¿Cómo ve la evolución en estos años de América Latina?

Quino:
“No la entiendo bien. Hasta hace digamos cinco años la veía con más tranquilidad, en este momento me intriga muchísimo ver qué va a pasar”.

euronews:
¿Y Europa?

Quino:
“Europa me intriga tanto como América Latina”.

euronews:
No olvidemos que usted vive a caballo entre Buenos Aires y Madrid, es un espectador privilegiado…

Quino:
“Por ejemplo, Europa, que fue el faro cultural para los latinoamericanos, en este momento está en una etapa que no se sabe si va a terminar uniéndose más o separándose toda. Hay países que se quieren independizar, lo cual me parece muy grave, mejor dicho países no, regiones. Porque creo que este momento de incertidumbre hay que unirse más que separarse”.

euronews:
Volviendo a la sopa de Mafalda. En este momento en el que vivimos actualmente, ¿cuál sería la sopa de Mafalda o la sopa de todos los males?

Quino:
“La sopa de Mafalda (risas)… Bueno, en este momento sería un poco el ascenso de grupos terroristas que Occidente no sabe cómo manejar también porque nunca estuvo preparado como para estudiar bien a otras culturas como para saber contenerlas y manejarlas mejor”.

euronews:
¿Cómo ve el mundo, Quino?

Quino:
“Leo frecuentemente la Biblia buscando temas para mis páginas de humor, porque no soy creyente y nunca la leí con ánimo religioso. Entonces me parece no sólo que los países cometen los mismos errores en estos dos siglos últimos sino que el ser humano tiene una tendencia a estropear lo que hace bien.

euronews:
¿Y en qué tiene fe?

Quino:
“En el pensamiento humano que creo que bueno. Hay etapas en las que la humanidad retrocede como ocurrió con el nazismo y el fascismo, y todo eso, consigue cosas pero luego las echa a perder”.