Última hora

Última hora

Putin y Barroso, los protagonistas de las hogueras británicas

Leyendo ahora:

Putin y Barroso, los protagonistas de las hogueras británicas

Tamaño de texto Aa Aa

En tono sarcástico, los ingleses han arremetido contra dos de las figuras más controvertidas del Reino Unido.

Las esculturas satíricas del presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso y del líder ruso Vladimir Putin, este último vestido solamente con un mankini, una especie de bikini para hombres, han sido los protagonistas de una tradicional hoguera celebrada cerca de Londres.

Una estatua de Alex Salmond, quien dimitió del Partido Nacional Escocés (SNP) al perder el referéndum de independencia de Escocia, tuvo también su muñeco, aunque fue retirado por la policía tras una denuncia.

Cada 5 de noviembre, Inglaterra celebra una fiesta nacional de fuegos artificiales y hogueras para conmemorar el fracaso de la ‘Conspiración de la pólvora’, un complot de 1605 formado por católicos ingleses que, pretendiendo matar al rey Jacobo I y a su familia, querían hacer volar las Casas del Parlamento de Westminster con explosivos.

En Reino Unido se conoce como La Noche de Guy Fawkes, la Noche de la Hoguera o la Noche de Fuegos Artificiales.

En esta ocasión, los organizadores pasearon las figuras de Putin y Salmond por la localidad inglesa de Lewes, conocida por haber quemado un retrato de Osama bin Laden en 2001 y de otros personajes de la actualidad internacional como la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro británico David Cameron.

Barroso fue elegido por los organizadores de la hoguera de Edenbridge, un pequeño pueblo al sur de Reino Unido, porque está en plena disputa con Londres después de que la UE exigiera al Reino Unido una aportación de 2.100 millones de euros para el presupuesto comunitario. Cameron se negó en un primer momento aunque Londres y Bruselas han llegado a un acuerdo este viernes.

Guy Fawkes, conspirador católico inglés líder del complot de la ‘Conspiración de la pólvora’, era la imagen tradicional que solían queman en las celebraciones patrióticas del 5 de noviembre, pero en los últimos años se ha popularizado el utilizar figuras de personalidades de la vida pública de Gran Bretaña y el extranjero para quemarlas.

Otros famosos como Mario Balotelli y Wayne Rooney, el presidente de Francia Jacques Chirac o el dictador iraquí Saddam Hussein han sido también combustible de alguna de las anteriores hogueras.