Última hora

Última hora

G20 contra la evasión fiscal

Leyendo ahora:

G20 contra la evasión fiscal

Tamaño de texto Aa Aa

Los líderes de las 20 economías más importantes del mundo, el G20, se reúnen este fin de semana en Brisbane, Australia, para acordar un nuevo plan de acción que mejore el crecimiento económico. En la agenda hay al menos 1.000 políticas y compromisos propuestos. Estos países representan el 90% de la riqueza mundial.

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, participa en esta cumbre después de haber sido acusado de estar al corriente de los acuerdos entre cientos de multinacionales y el Gobierno de Luxemburgo cuando era primer ministro del país. Unos acuerdos que permitían a grandes empresas como Apple, Amazon, Ikea evadir impuestos. En esta reunión los líderes debatirán medidas para evitar la evasión fiscal

Las medidas de seguridad se han reforzado en la ciudad australiana con el despliegue de más de 6.000 policías. Y varias organizaciones no gubernamentales han aprovechado para pedir a los líderes que actúen para combatir las desigualdades en el mundo.

La lucha contra el virus del Ébola, la crisis en Ucrania y la amenzas terroristas son otros temas que debatirán aquí los líderes del G20.

Efi Koutsokosta, euronews:
Conectamos ahora con Brisbane, Australia, para hablar con Pascal Saint-Amans, director del Centro de Política y Administración Fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Gracias por estar con nosotros en Euronews. Estos días se habla mucho del escándalo fiscal en Luxemburgo. ¿A usted le ha sorprendido esta revelación de los acuerdos entre las multinacionales y el Gobierno?. De hecho, el ministro de finanazas dijo que todo era legal. ¿No hay una cierta hipocresía por parte de otros Estados miembros?

Pascal Saint-Amans, director del Centro de Política y Administración Fiscal de la OCDE:
“No, no ha habido sorpresa. Algunos países ya han emitido resoluciones, lo que significa que se han posicionado sobre a los regímenes fiscales de las compañías. Y algunos de esos países, como Luxemburgo en este caso, emitió esas resoluciones de una manera más bien opaca. Lo que estamos proponiendo en el G20 es que esas reglas sean mucho más transparentes. El mundo de los negocios es global y los gobiernos son locales. Son soberanías nacionales. Si hay un problema de regulación y no hay regulación, tampoco hay respuestas jurídicas. Y eso no está bien porque habrá que aumentar los impuestos para los demás contribuyentes. Hay garantizar el mismo tratamiento tanto para las empresas locales como para las empresas globales, eliminando los vacíos que existen. Esto limitará las distorsiones y beneficiará a las inversiones”.

euronews:
Pero lo que se debate ahora no es realmente nuevo. El G20 se comprometió a combatir el fraude y la evasión fiscal en el año 2009, en la reunión de Londres. ¿Por qué cree que ahora será diferente y que no habrá resistencias?

Pascal Saint-Amans:
“Aquí hay dos cuestiones que no hay que confundir. Una es el secreto bancario y es verdad que el G20 debatió este tema en 2009 y ahora los países, incluido Luxemburgo, Suiza, Singapur y Hong Kong, se han comprometido a intercambiar de forma automática la información bancaria. Todos los países del mundo se han comprometido a intercambiar información bancaria de manera automática en 2017 o 2018. Las resoluciones no tienen nada que ver con el secreto bancario. Lo que hemos propuesto de cara al G20 es que estas decisiones sean mucho más transparentes mediante la notificación a las otras administraciones tributarias. Son dos asuntos diferentes y gracias al G20 estamos haciendo grandes progresos”.

euronews:
¿Qué piensa de los países que temen que se penalice a las multinacionales y eso dañe a sus propias economías?. Si las compañías pagan más impuestos, obtendrán menos beneficios y eso se traduce en menos dinero para los salarios o crear empleo…

Pascal Saint-Amans:
“Nosotros no queremos que aumenten los impuestos para las multinacionales. Lo que necesitamos es que los impuestos que se aplican a las empresas sean bajos. Creemos que es bueno que se elimine la doble imposición de las inversiones transfronterizas pero sin que eso de lugar a la denominada doble no imposición. Hoy las multinacionales pueden dejar sus beneficios a jurisdicciones sin impuestos, demanera fácil y legal. Esto no está bien. No es la política fiscal correcta y se debe a que hay muchas deficiencias en la estrauctura fiscal internacional”.

euronews:
¿Qué espera concretamente de la reunión del G20?

Pascal Saint-Amans:
“Gracias al apoyo del G20 todo irá muy rápido, estamos revisando la estructura fiscal internacional en 2 años: 2014 y 2015. En cuanto al intercambio de información bancaria, hemos preparado una nueva norma que vamos a presentar a los líderes del G20 y a los países del todo el mundo que se han comprometido aplicar estas referencias para 2017 o 2018. Y eso es prácticamente mañana”.