Última hora

Última hora

Visita del papa al Parlamento Europeo

Leyendo ahora:

Visita del papa al Parlamento Europeo

Tamaño de texto Aa Aa

El papa Francisco visita Estrasburgo el martes. Se trata de un viaje de marcado carácter político. Visitará el Parlamento Europeo donde pronunciará un discurso. También se trasladará al Consejo de Europa.

Será una visita corta, de menos de cuatro horas de duración y se reunirá solamente con políticos europeos. No está previsto que vaya a la Catedral de Estrasburgo, que el año que viene celebra 1.000 años de antigüedad.

Esta es la segunda visita de un pontícipe al Parlamento. Juan Pablo Segundo visitó la Eurocámara en octubre de 1988, cuando la Unión Europea contaba con 12 Estados miembros, ahora tiene 28. El papa Juan Pablo también se dirigió a los europarlamentarios.

La inmigración en el Mediterráneo y el desempleo juvenil son dos temas que se espera que incluya el papa Francisco en su discurso. Su primera visita fuera de Roma fue a la isla de Lampedusa, el año pasado, para rezar y por los inmigrantes fallecidos que intentaron llegar a la isla italiana por mar y no lo consiguieron.

Margherita Sforza, euronews:
¿Cuál será el mensaje del papa Francisco en el Parlamento Europeo?. Hablamos con Franca Giansoldati en Roma. Es la corresponsal del Vaticano del periódico Il Messaggero y una de las pocas periodistas que ha hecho una entrevista al pontífice. Bienvenida.

Franca Giansoldati, corresponsal del periódico Il Messaggero en el Vaticano:
“Hola, buenos días a todos”.

euronews:
El papa Francisco es el primer papa no europeo. ¿Por qué visita ahora Estrasburgo, después de la renovación del Parlamento y después de que se hayan renovado los cargos institucionales europeos?

Giansoldati:
“Para empezar se trata de un papa no europeo que nunca ha hablado de Europa. Y lo ha reconocido en varias ocasiones. Ha estado en Lampedusa, ha recibido la visita de algunos eurodiputados, pero en realidad nunca se ha referido a la casa común europea y es eso lo que quiere hacer ahora”.

euronews:
El primer viaje del papa Francisco fue a Lampedusa en 2013. ¿Cómo le cambió esta visita?

Giansoldati:
“Navegó por el Mediterráneo porque fue en un barco de la Guardia Costera y se dio cuenta de que ese mar era el cementerio más grande. Y se emocionó mucho”.

euronews:
En Lampedusa dijo palabras muy duras.

Giansoldati:
“Sí, y ese mensaje iba dirigido a las instituciones europeas. No se puede consentir que muera tanta gente en las fronteras europeas y que las instituciones, en el corazón de Europa, permanezcan indiferentes”.

euronews:
Además de la inmigración, es importante el tema del empleo. ¿Cuál será su mensaje?

Giansoldati:
“El segundo tema del que hablará será la economía. El aspecto social de la economía. No hay esperanza si no hay empleo, si no hay una economía que mire al ser humano, que tenga en cuenta a las familias. No creo que hable de cuestiones bioéticas”.

euronews:
Otro asunto que divide a Europa es el del matrimonio gay. ¿Cuál es la posición de este papa?

Giansoldati:
“Una posición en la que no juzga. El matrimonio gay no forma parte de la creación divina. Y defiende los principios morales. Lo que él quiere es que los católicos se den cuenta de que la sociedad ha cambiado, que puede haber situaciones que no van a ser juzgadas, y por tanto, de alguna manera, aceptadas. Él piensa más en los hijos de estas parejas homosexuales”.

euronews:
El papa Francisco está considerado como el Papa del pueblo, casi un Papa de izquierdas. ¿De qué modo está cambiando la Iglesia Católica?

Giansoldati:
“La Iglesia Católica sabe que cada vez tiene menos fieles en toda Europa porque las iglesias están vacías. Por eso insiste en ir más allá, y no solamente geográficamente hablando, también en el sentido cultural, existencial”.

euronews:
¿Estamos ante un papa político, como lo fue Juan Pablo II?

Giansoldati:
“Le interesa sobre todo la política social, que es diferente a la política propiamente dicha. Mientras que Juan Pablo II tenía un objetivo muy específico, porque el mundo de entonces estaba dividido y la Iglesia tenía una papel en la política, la Iglesia del papa Francisco, sin embargo, se queda más al margen de la política y prefiere ocuparse de las personas”.