Última hora

Última hora

'Gravity': Doblete para Hirscher en Are

Bienvenidos a Gravity, nuestro espacio dedicado al esquí alpino. Comenzamos hoy con el doblete de Marcel Hirscher en la estación sueca de Are. El

Leyendo ahora:

'Gravity': Doblete para Hirscher en Are

Tamaño de texto Aa Aa

Bienvenidos a Gravity, nuestro espacio dedicado al esquí alpino. Comenzamos hoy con el doblete de Marcel Hirscher en la estación sueca de Are. El viernes, el austríaco se llevaba el primer Gigante de la historia disputado por la noche. Este domingo, se ha impuesto también en el eslalon.

Un doblete por solo una décima de segundo. Si en la prueba del viernes Hirscher dominó con claridad, en el eslalon de este domingo el austríaco ha ganado por un margen muy ajustado. En la primera manga marcó el segundo mejor registro, pero mejoró en la segunda y firmó un tiempo de 1 minuto, 40 segundos y 37 centésimas. Es su victoria número 26 en la Copa del Mundo, que le sirve para situarse al frente de la clasificación de la especialidad.

Tan solo una décima de segundo le separó del alemán Felix Neureuther, que había sido el mejor en la primera ronda. El germano logra su segundo podio de la temporada, tras el logrado en el eslalon de Levi, en Finlandia.

La tercera posición fue para el ruso Alexander Khoroshilov, a quince centésimas de Hirscher. Mientras, otros nombres propios como el estadounidense Ted Ligety o el austríaco Mario Matt no llegaron a terminar la prueba tras salirse de la pista.

Tina Maze decía estar cansada a su llegada a Suecia y no se veía capaz de superar las diferencias horarias después de la gira por Norteamérica. Pero solo le han faltado seis centésimas para hacerlo tan bien como Hirscher.

Después de apuntarse con autoridad el Eslalon Gigante del viernes, el sábado la eslovena se quedó a solo un paso de firmar también el doblete. Un paso de seis centésimas de segundo, el tiempo que la separó de la sueca Maria Pietilae-Holmner. Pero una vez más, Maze ha vuelto a demostrar su versatilidad, que le lleva por ahora a liderar con comodidad la clasificación general de la Copa del Mundo.

El próximo fin de semana, las mujeres estarán en Val D’Isère para disputar el descenso y el Super Gigante. Los hombres, mientras, van hasta Italia con varias carreras programadas. Entre ellas, uno de los gigantes más esperados de la temporada, el de Alta Badia. Franck Piccard, nuestro experto lo conoce de sobra después de haber firmado varios Top 10 allí en su carrera.

“Los primeros años que esquiamos en esta pista, a todo el mundo le encantó porque es una pista muy inclinada, hacia el norte y para dominarla, hay que manejar la velocidad y conocer perfectamente la técnica del Gigante. No se puede caer en hacer posturas imposibles, hay que permanecer muy equilibrado, estar perfectamente en sintonía con el recorrido. Si no, estás fuera. Por eso seduce a todo el mundo. El trazado tiene mucho ritmo porque la pista tampoco es muy amplia, vas de un lado a otro. Y eso es muy interesante porque debes estar técnicamente bien situado sobre los esquíes para poder terminar con éxito”, señala Piccard.

Nos vamos al 22 de febrero de 2002 y Janica Kostelic está a punto de salir en la segunda manga del Gigante de los Juegos Olímpicos de Salt Lake City. 390 metros más abajo le espera su tercera medallas de oro, todo un récord, después de las de Combinada y Eslalon. Incluso en el Super-G, solo le han faltado 5 centésimas de segundo para superar a Daniela Ceccarelli. La croata ganará aún tres títulos en los Mundiales de Bormio, en 2005, pero se verá obligada a retirarse a los 24 años después de varias operaciones de rodilla. Eso sí, su hermano Ivica Kostelic, alejado de las lesiones, sigue paseando el apellido familiar por la Copa del Mundo.